Cuando Warner retrasó Batman vs. Superman al 2016 lo hizo moviéndola al 6 de mayo, a sabiendas de que era una fecha reservada por Marvel para el estreno de una película. Posiblemente con este movimiento esperaban un movimiento de efecto y hacer que Marvel se asustase cambiando la fecha.

2427525-capbat

Pero lejos de esto, Marvel ha declarado abiertamente la guerra a DC y ha confirmado que ese mismo día estrenará la tercera parte de Capitán América, que a su vez será una secuela directa de Los Vengadores: La era de Ultrón.

DC que empezó esta guerra, se ha encontrado con que en lugar de marcar su terreno, Marvel, mucho más consolidada en taquilla, ha decidido mantenerse firme en su apuesta sin temer el estreno de la potente unión de los dos superhéroes más famosos del universo comiquero, y lo ha hecho de forma inteligente, con la película con más posibilidades de triunfar que tiene en preparación.

Aunque la taquilla de la primera entrega de Capitán América: El primer vengador no fue exagerada, tras el estreno de Los Vengadores, las películas de las compañía han empezado a funcionar bastante mejor y se estima que Capitán América: El soldado de Invierno que llega a los cines en un par de semanas podría llegar a superar los 400 millones recaudados por Iron Man 3, convirtiéndose en la película individual de Marvel más taquillera. Una cifra superior a los casi 300 millones que consiguió El hombre de acero en Estados Unidos.

marvel dc

Aunque a priori DC tiene el caballo ganador, las malas críticas con las que se recibió a la película de Zack Snyder y el rechazo de los fans a los fichajes de Ben Affleck y Jesse Eisenberg, el anuncio de estrenar contra Capitán América les ha hecho temer con lo que sería la posibilidad de un desastroso segundo puesto de taquilla y los rumores de que podrían retrasar la película una semana se han disparado a partir del momento del anuncio por parte de Marvel.

Imagino que esto no terminará aquí, a DC no le quedará otra que recular y reconocer que ha perdido una guerra que creían ganada. Marvel no parece dispuesta a dar su brazo a torcer, y apostaría a que finalmente Batman vs. Superman acaba moviéndose al mes de junio de 2016, mismo mes en el que se estrenó El hombre de acero.