¡Ya era hora! Es curioso que en la era de los superhéroes en el cine, hayamos tenido que tardar tanto para ver a uno de los héroes más emblemáticos de la Marvel, y del todo panorama comiquero en la pantalla grande (Si obviamos aquel horror que se hizo a principios de los 90 claro). La película llega cuando El Capitán América atraviesa su mejor etapa sobre el papel, y es que desde que Ed Brubaker tomo las riendas de la serie, le ha convertido en el mejor héroe actual, así que la presión si cabe era aún más grande, pero como todo lo que ha producido la propia Marvel, el Capitán América es una grandísima película de aventuras.

“El Capi” juega con la ventaja que no juegan otros héroes comiqueros, y es el de tener un origen bastante fuera de lo normal, cosa que saben aprovechar muy bien para darnos una película de superhéroes alejada totalmente de las que hemos visto hasta ahora.

Se podría calificar fácilmente a El Capitán América de una película bélica, y no erraríamos en absoluto, por que pese a seguir la pauta establecida por el género de superhéroes, sabe mezclarse muy bien, primero con la época en la que está ambientada, y segunda con la misma guerra. Es un híbrido extraño, no cabe duda, pero es un híbrido que consigue funcionar.

Como era de esperar la acción no cesa durante todo el metraje, que supera las dos horas, pero que en los que no hay lugar para el aburrimiento, la película nos premia con todo un arsenal de explosiones y de efectos especiales que hacen la delicia del espectador.

Pero lo que es más importante, no se queda aquí, detrás de ella hay un guión de peso, y unos personajes perfectamente dibujados, de hecho, posiblemente Steven Rogers sea el alter-ego, mejor perfilado en una película Marvel, lo que hace que el espectador se pueda identificar rápidamente con él, una de las cosas que las mayorías de las veces se pueden reprochar a este tipo de película, y que la da una dimensión bastante interesante.

El problema de que todo funcione tan bien, y todo sea tan entretenido, llega en su inevitable epílogo que nos prepara de cara a los vengadores, y es que el espectador desea ver más, aunque por desgracia no es en absoluto reprochable, ya que es el objetivo.

Puestos a pedir, ya que es gratis, si se echa en falta que Bucky no tenga más peso de cara a poder ver en un futuro al Soldado de Invierno en la pantalla grande.

Marvel esta sabiendo transportar su propio universo a la pantalla grande, esta sabiendo unir a la perfección todas las películas, y ya veremos cómo será esa gran apoteosis final cuando se junten todos el próximo año en Los Vengadores, teniendo ya sobre la mesa todos los resultados previos y con Joss Whedon dirigiendo el cotarro, los motivos para confiar nos sobran.

3.5_estrellas