1_CITIZENFOUR

Suele ocurrir con los documentales que su valor cinematográfico se ve en cierta medida eclipsado por lo relevante y trascendente de la realidad que retrata, dejando de lado los habituales códigos de la ficción narrativo-cinematográfica para rendirse ante los diversos hechos y personajes a estudiar. No obstante, en los últimos años han brillado ciertos documentales que se han atrevido a ir más allá, con propuestas narrativas, metalenguajes y recursos visuales ciertamente impropios de la “no-ficcion”, como la maravillosa Searching for Sugarman (Malik Bendjelloul, 2012) o The act of killing (Joshua Oppenheimer, 2013).

Con Citizenfour, Laura Poitras se queda un poco a medio camino. Por un lado, no se puede obviar el enfoque periodístico a modo de crónica que ofrece sobre el relato y la figura de Edward Snowden; pero por otro destaca mucho esa tensión latente in crescendo, que se adapta como un guante a una historia que bien podría verse como un thriller de espionaje informático. Sólo que es real, demasiado real. Uno de los aspectos más destacados e interesantes del documental es su apuesta narrativa a tiempo real, transcurriendo esta a medida que se van sucediendo  los diversos acontecimientos y se filtran las distintas informaciones, suponiendo importantes consecuencias para este héroe convertido en paria por su propio país.

3_CITIZENFOUR_TrevorPaglen_NOT_a_film_still

Uno de los pocos problemas que vi en el documental de Poitras es que tarda en arrancar, empleando aproximadamente sus primeros veinte minutos en poner al espectador en contexto con un prólogo que realmente acaba despistando debido a la abrumadora cantidad de detalles tecnológicos y jurídicos con los que presenta la trama, que el espectador no tiene por qué conocer ni entender. Pero una vez comienzan las entrevistas con Snowden en ese hotel de Hong Kong, el documental se convierte en oro. Todo lo que se escucha y ve alrededor de las cuatro paredes de esa habitación trasciende en un material de valor incalculable, a través de una serie de terribles declaraciones que harán que nos replanteemos hasta qué punto dejamos de ser libres para ser los protagonistas de una versión suavizada y sutil de 1984 (George Orwell).

En otras palabras, e independientemente del nivel de concienciación que tome cada uno después de asimilar toda la información derivada de las declaraciones de Snowden, el contenido de Citizenfour es historia, y debería divulgarse y estudiarse como tal. Y esto ni lo digo yo, ni lo dice Poitras. Es algo que se sabe (o se debe saber) desde el momento en que este héroe de la era Wikileaks decidió sacrificarlo prácticamente todo para denunciar las abusivas prácticas que las agencias de inteligencia estadounidenses vienen llevando a cabo desde el 11-S, que suponen directa y llanamente la violación de privacidad, libertad y, en general, de derechos humanos más brutal que uno pueda imaginarse como ciudadano de ese supuesto estado del bienestar del que formamos parte.

2_CITIZENFOUR

Es posible que, dependiendo del nivel de conocimiento que cada uno tenga sobre el tema, pueda perderse uno un poco a lo largo del complejo entramado técnico y político desarrollado, pero sinceramente creo que Poitras es consciente de ello a la hora de explicar y detallar los distintos conceptos, repitiéndolos y redundando los más complejos a través de preguntas reformuladas. De este modo, el documental construye muy bien un relato que va intercalando las distintas entrevistas con la repercusión mediática que van teniendo las distintas filtraciones que los entrevistadores van publicando conforme se suceden los días. Inolvidable esa imagen en la que vemos al propio Snowden en su habitación de hotel viendo como sus declaraciones cobran vida a través de la voz de presentadores de telediarios de todo el mundo.

Resumiendo, Citizenfour es un espléndido documental (merecidísimo el Oscar) que constituye un documento histórico sobre unos hechos que no podrían calificarse de otro modo que de heroicos. Como decía al comienzo del texto, es un documental que inevitablemente se ve superado por la importancia y actualidad de los hechos que narra, pero ello no impide que al mismo tiempo sea un interesantísimo y muy revelador film que sólo aburrirá en la medida en que cada uno se interese por su libertad individual.

Y tú, querido lector o lectora, ¿estarías dispuesto a sacrificar tu trabajo en la CIA y tu sueldo de 200.000$ anuales por denunciar aquello que consideras injusto? Por el bien de la humanidad, espero que sí.  

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Citizenfour Director: Laura Poitras Fotografía: Kirsten Johnson, Trevor Paglen, Laura Poitras, Katy Scoggin Reparto: Documental Distribuidora: Avalon Fecha de estreno: 27/03/2015