_87C0666.dng

Will Smith es un tipo carismático. No se encuentra en mi lista de actores favoritos, eso seguro, pero es alguien que sabe y puede llevar el peso de una película siempre que se le dirija bien. Si tiene que ser gracioso, lo puede ser. Si tiene que ponerse serio, también. Su situación actual, tras pegarse varios y duros golpes con sus últimos proyectos, no es la más idónea para un intérprete como él, tan acostumbrado a los focos y a las portadas. Focus parecía ser el vehículo que le devolvería a la superficie, una película seria con la que volver a sentarse en primera fila. Sin embargo, y para un servidor, Will Smith ha vuelto a coger el tren equivocado.

El inicio de Focus pone las cartas sobre la mesa con una velocidad casi alarmante. Presenta a sus dos protagonistas de un plumazo y crea una relación desde el primer minuto, sin apenas dejarte ver qué era de ellos antes de conocerse. Pim, pam, tres escenas y ya estamos metidos dentro de ese mundo de ladrones, trapicheos y robos no demasiado creíbles por su realización, pero vaya, aquí hemos venido a jugar. Vamos a creérnoslos. Y es que el problema del guión está lejos de que lo que hace esta gente sea más o menos verosímil, pues nos encontramos dentro de una ficción destinada a mostrar esas prácticas de una forma “elegante”, el principal problema es que la historia no nos cuenta nada y encima está estructura de tal manera que es imposible no sentirse estafado después de cierto salto temporal del que no quiero desvelar demasiado. Focus empieza siendo una película de ladrones para, minuto a minuto, irse convirtiendo en una especie de thriller rancio que se aleja de su propio planteamiento para entrar en otros campos en los que no se siente cómodo. Cada secuencia es menos interesante y tiene menos fuerza que la anterior, y eso, evidentemente, nunca es bueno.

_87C5254.dng

La sensación de que no nos han contado nada con la historia se incrementa debido a lo alargadas que están algunas escenas, en particular una que transcurre en un campo de fútbol americano y que, siendo curiosa y relativamente bien ejecutada, te agota sobremanera sobre todo por la posterior explicación que se nos brinda una vez terminada la misma. No hacía falta, señores guionistas. Dejarnos hilar lo que acaba de pasar, que ni es tan difícil ni necesita una secuencia de flashbacks a modo de resumen. El abuso de los mismos es evidente, al igual que un guión que piensa que los espectadores o son tontos u olvidan las cosas que han ido viendo hasta el momento. Lo digo en especial por un giro absolutamente inverosímil que ocurre casi al final de la película, un golpe de efecto vergonzoso que deja en evidencia las intenciones de una trama que ni está bien organizada ni sabe muy bien lo que quiere contar.

Pero bueno, vamos a hablar de los aspectos positivos de Focus, que algunos tiene. Es una película entretenida, no sufres excesivamente viéndola y visualmente apuesta por un toque elegante y luminoso que en general la beneficia. En el plano actoral nos encontramos con lo mejor del film, una Margot Robbie que, como ya hacía en El lobo de Wall Street (aunque sin alguien tan enorme como DiCaprio al lado para darle la réplica), roba casi todas las escenas en las que sale. Una actriz muy interesante que habrá que seguir  de cerca. Por otro lado nos encontramos, cómo no, con el protagonista encarnado por Will Smith, que se relaja y aparta su lado más humorístico e histriónico para realizar una interpretación contenida que al mismo tiempo convence y molesta: convence porque él, como actor, está bien, y molesta porque la película no nos deja de vender a este personaje como alguien tremendamente carismático y glamuroso cuando no lo es tanto.

_87C1643.dng

Focus es una mala película, y da pena cuando la presentación y su temática daban para como mínimo realizar una cinta digna de ver. O aprobable. Su perdición está en un guión que se pierde en sí mismo, con una estructura espantosa que provoca que dejes de interesarte en lo que está pasando a la media hora y unos personajes que, actores y físicos aparte, no cuentan con ningún atractivo. En definitiva, parece que habrá que seguir esperando a que Will Smith escoja un proyecto que de verdad valga la pena.

2_estrellas

 

Ficha técnica:

Título original: Focus Director: Glenn Ficarra, John Requa Guión: Glenn Ficarra, John Requa Música: Nick Urata Fotografía: Xavier Pérez Grobet Reparto: Will Smith, Margot Robbie, Rodrigo Santoro, Stephanie Honore, BD Wong, Adrian Martinez, Robert Taylor Distribuidora: Warner Bros Pictures Fecha de estreno: 27/03/2015