no hay dos

Tras tres semanas de dominación absoluta de Capitán América: El soldado de invierno, una nueva película toma su relevo. No hay dos sin tres, la nueva película de Nick Cassavetes (El diario de Noa) y que cuenta la historia de como una mujer (Cameron Díaz) se entera de que su novio está casado con Leslie Mann y además tiene una amante (Kate Upton), este estimable trio de petardas (y también anda por ahí Nicki Minaj) urdirá un plan para vengarse de este señor que no es otro que Nikolaj Coster-Waldau (el Matarreyes, vamos). Pues todo esto ha seducido de sobre manera al público americano, que alza a la película con 25 millones de dólares al primer puesto de la taquilla, dejando a Capitán América con 16 millones nuevos y un total de 645 millones en todo el mundo.

Heaven is for real, la película cristiana de este mes sigue arrasando. 13 millones más en su segunda semana que hacen un total de más de 50 millones para una película que apenas costó 12 millones de dólares. Pronto empezaremos a ver superhéroes que combaten con agua bendita, y si no, al tiempo.

Río 2 también baja una posición, recaudando 13 millones de dólares más, la película de BlueSky se acerca a los 100 millones de dólares y ha recaudado el doble fuera de Estados Unidos, nada mal el negocio. Otro estreno, La fortaleza (Brick Mansions) entra en quinto lugar, la película postuma de Paul Walker consigue cerca de 10 millones en su primer fin de semana.

Otro estreno, la película de terror The Quiet Ones, también entra en el top 10. Con 4 millones de dólares logra entrar en séptima posición.

Pero la mejor media de pantalla de esta semana es para la película británica Locke, un thriller del creador de la serie Peaky Blinders protagonizado por Tom Hardy que ha conseguido 89.200 dólares en 4 pantallas. Más de 22.000 dólares por cine.

taquilla