Es indudable que todos estos filmes prefabricados basados en videojuegos existen básicamente por una única razón: la de hacer dinero. Es la versión extendida a película de eso que se conoce como “product placement”, una excusa para promocionar y vender productos de marca registrada y de lo que Sonic: la película es el ejemplo perfecto. Si hay dos adjetivos que describen el debut en el largometraje de Jeff Fowler (típico director de encargo de turno) es el de obvio y tardío, pues si Sonic: la película se hubiese estrenado hace 20 años, seguramente hubiese sido un fracaso, pero al menos sería consecuente e hija de su tiempo. En cambio, hoy no es más que el resultado de una muy calculada fórmula que apela, como no, a la cancina nostalgia para recordarnos que los ‘90s fueron lo mejor que le ha ocurrido nunca a la cultura pop.

A principios del pasado año 2019 Paramount Pictures lanzó un primer teaser tráiler de Sonic con el que los fans sacudieron internet. El aspecto final del personaje del videojuego más popular de Sega era todo menos entrañable, sus prominentes dientes y su inquietante mirada entroncaba demasiado con el aspecto tierno de Pikachu en la película Pokémon: Detective Pikachu, producción que desde el minuto uno era su némesis. Debido a esto, el estudio retrasó el estreno de Sonic y empezó a mejorar digitalmente el aspecto del erizo supersónico en una cuenta atrás hasta el estreno de la película. Un “escándalo” que ahora visto con perspectiva, es lo mejor que le pudo pasar, pues el erizo presenta una aspecto bastante mejorado que resulta casi entrañable y los fans (que iban con las garras afiladas) ahora en comparación saldrán del cine diciendo aquello de “oye pues ni tan mal”, algo que claramente beneficia a la película.

Sonic: la película apela tanto, tantísimo a la nostalgia de los años ‘90s que hasta el villano no es otro que Jim Carrey, quien fue una estrella en la década pasada por mostrar ciertas habilidades y/o técnicas expresivas muy propias de la comedia facial (destiladas de la técnica del slapstick y con las que se labró una exitosa carrera) y de las que aquí hace uso en exceso. Pero no solo el antagonista pareciera estar sacado de la peor muestra del cine que se hacía en los ‘90s, tanto la ¿narrativa? de la propia película, así como su ritmo e intenciones son un intento demasiado descarado de apelar a la maravillosa tradición de películas familiares que se hicieron un hueco en nuestro corazón mientras crecíamos en la década pasada. Esta película lo intenta, y lo intenta con todas sus fuerzas, pero sus intentos son tan obvios que no logra conectar con el espectador exigente o con aquel que traspasa la barrera de los 8-10 años.

El principio por el que se rige el cine familiar es aquel de emocionar y entretener al niño y a los padres que van al cine con él – algo con lo que Pixar se ha hecho de oro – el problema es cuando Sonic: la película solo piensa en ese niño mientras que se olvida del adulto que le acompaña y es ahí donde la película falla estrepitosamente. De poco o de nada sirve tener a un personaje visualmente tan simpático como Sonic y a un majete James Marsden forjando una bonita amistad, si el entorno que les rodea no es más que una insoportable sucesión de clichés y escenas que no hacen más que aburrir al espectador. Un molesto e impersonal popurrí de sketches en los que un (por momentos) insoportable Jim Carrey nos recuerda porqué su forma de hacer comedia dejó de hacernos gracia una vez crecimos.

Sonic: la película no es necesariamente mala, es un entretenimiento muy infantil que te logra sacar alguna sonrisa inesperada, pero si estáis pensando en llevar a vuestros hijos a verla a un cine, mejor llevarles a ver algo un poco menos caótico o sino comprarles el videojuego y que jueguen en casa ya que tiene la misma narrativa que la película: ninguna.

Título original: Sonic the Hedgehog Director: Jeff Fowler Guión: Patrick Casey, Josh Miller, Oren Uziel  Música: Junkie XL Fotografía: Stephen F. Windon Reparto: Ben Schwartz, James Marsden, Jim Carrey, Neal McDonough, Tika Sumpter, Adam Pally, Leanne Lapp, Shannon Chan-Kent, Debs Howard, Bailey Skodje Distribuidora: Paramount Pictures Fecha de estreno:  14/02/2019