PRIDE

En 1984 se desató en Reino Unido el conflicto industrial de más larga duración en la historia del sindicalismo del país inglés. Aquel año el gobierno de Margaret Thatcher, entonces primera ministra, decretó el cierre de 20 minas, con la subsecuente pérdida de 20.000 puestos de trabajo. Inmediatamente después, la Unión Nacional de Mineros (NUM) llamó a la huelga a los trabajadores del carbón, quienes batallaron durante 52 semanas, sin descanso, para vencer a una dirigente que difícilmente daría su brazo a torced (“no puedo cambiar mi estilo, tiene que ser un estilo de liderazgo firme” decía la Dama de Hierro). Después de 11.000 arrestos y tres muertes, los mineros volvieron al trabajo derrotados, sin haber alcanzado ninguno de los propósitos por los que decidieron levantarse, pero su lucha marcó un antes y un después en la historia de Gran Bretaña.

En Pride (Orgullo), Matthew Warchus nos cuenta esta historia pero desde la perspectiva de un grupo de activistas homosexuales. Porque en verdad de lo que menos habla Pride (Orgullo) es de política, de si las decisiones tomadas por el gobierno de Thatcher allá por los 80 fueron acertadas o no (me ahorraré volcar aquí mi opinión personal). La película no quiere que juzguemos eso, o al menos no todo el tiempo, sino que prefiere hacernos reflexionar sobre los prejuicios, sobre la necesidad de que los colectivos, por muy distintos que sean entre sí, luchen en comunidad para combatir las injusticias y sobre la importancia de la amistad entre iguales, porque, al fin y al cabo, todos somos iguales. Y porque la lucha de unos no deja de ser la de todos.

PRIDE

Pride (Orgullo) nos sitúa en el verano de 1984, cuando la huelga antes mencionada ya había dado comienzo, para contar la historia de un grupo de lesbianas y gays dispuestos a recaudar fondos para ayudar a las familias de los mineros. Pero pronto se encuentran con un pequeño problema: el sindicato no acepta el dinero. Sin embargo, los activistas no se desalientan y deciden saltarse al sindicato e ir directamente a los mineros. Para ello escogen un pueblecito de Gales al que van en un minibús. A partir de ese momento ambas comunidades tendrán que aprender a convivir, a aceptarse y a luchar por una causa común.

De manera muy meritoria, Warchus nos cuenta esta historia tan devastadora en clave de comedia. Lo hace huyendo de las situaciones más dramáticas que se vivieron durante aquel año (como el asesinato de un taxista que llevaba a un esquirol al trabajo), pero también dotando a sus personajes de una enorme empatía. Quizá sea ese toque reivindicador de la película el que consiga que nos encariñemos enseguida de los personajes, pero no cabe duda de que el carácter, la personalidad, con la que han dotado Warchus y su guionista a los protagonistas de su historia ha contribuido a que esta feel-good funcione tan bien. Aunque la cosa no se quede en ese buen rollismo que desprenden las dos comunidades protagonistas, ya que la cinta logra que el público se emocione en varios momentos (a destacar el momento en que el pueblo se levanta a cantar en un bar).

PRIDE

Aunque más allá del tono de la película, Pride (Orgullo) es buena por lo que cuenta (el cómo también es muy importante pero va al hilo de lo dicho en el párrafo anterior). En esta película se ponen de relieve asuntos tan importantes como la lucha sindical o los prejuicios hacia la comunidad homosexual, así como la corrupción de la prensa (que por aquel entonces, con Rupert Murdoch a la cabeza, celebraba las numerosas victorias de Thatcher), el despertar homosexual en el seno de una familia conservadora o el VIH. Todas estas tramas y subtramas van dando forma a un largometraje que se erige como un canto de amor hacia el respeto, la dignidad, la solidaridad y la aceptación. Porque bajo todas las luchas se esconden razones similares, y sólo cuando aprendamos que la única manera de luchar es en comunión podremos hacerlo con dignidad. Y eso es lo que nos enseña Pride (Orgullo). A luchar, pero con orgullo y dignidad.  

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Pride Director: Matthew Warchus Guión: Stephen Beresford Música: Christopher Nightingale Fotografía: Tat Radcliffe Reparto: Ben Schnetzer, Monica Dolan, George MacKay, Bill Nighy, Andrew Scott, Imelda Staunton, Dominic West, Paddy Considine, Joseph Gilgun, Sophie Evans, Jessie Cave, Freddie Fox Distribuidora: Golem Distribución Fecha de estreno: 19/03/2015