En el año 1959 el cineasta francés Françoise Truffaut nos regalaba esa auténtica joya que es ‘Los 400 Golpes’ (una de mis tres películas favoritas, por cierto). Una cinta que nos cuenta la historia del adolescente Antoine Doinel, de sus inquietudes y desventuras con un aire melancólico, y,por momentos, triste. 53 años después llega, con dos años de retraso, a España, ‘Submarine’, la ópera prima del cómico británico Richard Ayoade que, también, nos habla de un adolescente, Oliver Tate.

‘Submarine’ nos sumerge, aprovechando el título, en el mundo de Oliver, un joven que pasa el tiempo intentando saber como reaccionarían sus compañeros de clase a su muerte y que siempre va enfundado en una trenca azul. Ayoade nos cuenta la historia de éste personaje, el romance que mantiene con Johanna Bennett y su plan para salvar el matrimonio de sus padres, jugando con los recursos típicos del cine de Wes Anderson, es más se encuentran muchos paralelismos entre la historia que Anderson nos cuenta en ‘Moonrise Kingdom’ con ésta, pero añadiéndoles más amargura e incluso frialdad y restando la inocencia con la que cuentan las historias del estadounidense.

Nos encontramos ante una cinta marcada por el humor británico, con aire de caricatura que nos habla sobre la adolescencia y la madurez. Sobre la pérdida de la inocencia de un joven que de inocente tiene poco. Lo que ocurre es que éste viaje por las profundidades de Oliver Tate resulta bastante desigual, no sorprende pese a tener todos los elementos para ello, e incluso molesta. Pica. Dividida en 3 partes (con su prólogo y epílogo, incluidos) podría dividir ésta crítica en otras tres partes. La primera parte de la cinta resulta ser la más brillante, la más pura y simple, la más inocente, la que nos habla del amor entre ambos adolescentes. En cambio la segunda resulta más enrevesada y dispersa, menos interesante con un personaje demasiado irritante (el supuesto amante de la madre). Y la tercera, más dramática y “potente” funciona como desenlace y deja buen sabor de boca gracias a esa gran escena final.

Una buena banda sonora (firmada por Alex Turner, de Arctic Monkeys) y una divertida fotografía que añaden ritmo y belleza a éste producto no logran que la película ascienda a joya de primera, quedándose por lo tanto en película fresca y curiosa, entretenida si cabe, pero olvidable y prescindible. Son dignos de destacar los dos estupendos actores protagonistas, entre los cuales se aprecia gran química y a los que no hay que perder de vista.

Ayoade confecciona su propio ‘Los 400 golpes’ indie y “cool” pecando de comenzar por el envoltorio y descuidar el contenido.

Lo Mejor: Los dos protagonistas y la belleza de la primera parte

Lo Peor: Demasiado envoltorio

Título Original: Submarine Director: Richard Ayoade Guión: Richard Ayoade (a partir de la novela de Joe Dunthorne) Música: Andrew Hewitt Fotografía: Erik Wilson Interpretes: Craig Roberts, Sally Hawkins, Paddy Considine, Noah Taylor, Yasmin Paige Distribuidora: Versus Fecha de Estreno: 31/10/2012