Inicio / Especiales / Escapada a los 60 / Las mejores películas de los 60 según los redactores de La Cabecita

Las mejores películas de los 60 según los redactores de La Cabecita

Quizá esta sea la lista más complicada que nos ha tocado hacer desde que estamos en La Cabecita. Demasiado buen cine. Eso fueron los 60. Porque gran parte de la historia del cine se escribió en aquella década tan maravillosa. Pasamos del cine clásico al moderno y casi sin darnos cuenta asistimos al nacimiento de movimientos que marcarían un punto de inflexión enorme en la manera de hacer cine. Los 60 llegan a La Cabecita, y mientras os dejamos un par de semanas para que penséis vuestras películas favoritas de la década, antes de elaborar la nueva lista, le dedicaremos un intenso especial con críticas a algunas de las más grandes películas de dichos años, y para ir abriendo boca, os dejamos con la diez películas favoritas de cada uno de nuestros redactores.

Sin título-1

Top 10 de La Cabecita

1. El apartamento
2. 2001: Una odisea en el espacio
3. El hombre que mató a Liberty Valance
4. Persona
5. Hasta que llegó su hora
6. La evasión
7. Psicosis
8. Matar a un ruiseñor
9. Viridiana
10. ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú

Beatriz Bravo

still-of-kyôko-kishida-in-suna-no-onna-(1964)-large-picture

1. La mujer de la arena 
2. La evasión
3. El apartamento
4. Matar a un ruiseñor
5. La aventura
6. Días de vino y rosas
7. En bandeja de plata
8. Irma la dulce
9. ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)
10. La extraña pareja

A lo largo de su vida el cinéfilo tiene que enfrentarse en innumerables ocasiones a la pregunta “¿cuál es tu actor favorito?”. Es posible que éste no responda siempre lo mismo, pero cada vez que esa pregunta comienza a esbozarse un nombre fijo comienza a vagar por su subsconsciente. No voy a negarlo. Yo no siempre pronuncio el mismo nombre al enfrentarme a esa cuestión, pero cuando alguien saca a colación ese tema un nombre propio comienza a brillar de manera alarmante en el interior de mi cabeza: Jack Lemmon. Y aunque sea brevemente, necesito contaros mi pequeña historia de amor con este actor.

Todo comenzó al 31 de diciembre de 2012. Aquel día decidí que había llegado la hora de estrenarme, ya no sólo con Lemmon, sino también con Billy Wilder. Para ese momento tan importante elegí Irma la dulce (quizá ya empiecen a intuir por qué les estoy contando todo esto…). Fue, sin lugar a dudas, la mejor manera de cerrar aquel año. Después llegaron muchas otras: El apartamento, Con faldas y a lo loco, Días de vino y rosas, La extraña pareja, En bandeja de plata, Primera plana… Así hasta llegar a las 24 películas que he disfrutado de este descomunal actor. No son muchas, pero con Lemmon prefiero ir con calma. Por eso llevo casi dos años viendo películas de él, sin prisa pero sin pausa, porque sé que cuando más lo necesite, cuando pierda la fe en el cine o en aquellos que lo hacen posible, o cuando sienta que ya nada me provoca ese hormigueo que tanto se busca cuando se empieza una película, podré acudir a él. Porque sólo Jack Lemmon me ha hecho enamorarme del cine de la manera más profunda y sentida que existe. Poco importa que encarne a un solterón que utiliza una raqueta de tenis para escurrir los espaguetis o al compañero de piso más irritante de la historia del cine. Y lo mismo da que interprete a un alcohólico o que finja estar enfermo. Jack Lemmon conseguía enamorar con cada una de sus películas. Por eso no es difícil imaginar por qué de las diez películas que componen mi top la mitad están protagonizadas por él. 

Aunque no toda la década de los 60 se resume en Lemmon. Fue una década poblaba de grandísimas películas provenientes de todos los rincones del mundo: dramas psicológicos, judiciales, carcelarios, existenciales… En fin, ¡viva la diversidad! Y por supuesto, ¡viva el cine!

Borja Díaz

jack-lemmon-y-shirley-maclaine

1. Irma la dulce
2. Charada
3. La evasión
4. Sola en la oscuridad
5. Matar a un ruiseñor
6. El coleccionista
7. El libro de la selva
8. Merlín el encantador
9. Uno, dos, tres
10. ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)

¡Ay, los 60! Esa década olvidada, señalada como el inicio del declive de las majors clásicas, acostumbradas a concentrar los grandes éxitos del cine americano. Más allá del pesimismo de los más agoreros, la década de los 60 puede presumir de algunos de los mejores títulos de la historia y también tuvo una enorme importancia sobre el futuro del cine: fue el último decenio de magnanimidad para Wilder o Hitchcock, supuso la consagración de la Nouvelle Vague o el asentamiento del Spaghetti Western, descubrió a ese ángel que se hacía llamar Audrey y permitió a la Disney recuperarse de algunos traspiés que había dado en los años anteriores. Incluso, tuvo trascendencia social, pues vio por primera vez a un actor afroamericano recibir un Premio Óscar. Los 60 fue la década del cambio, pero no de la decadencia, desde luego.

Daniel Cruz

Psycho_00_34_25_StavishS

1. Psicosis
2. El apartamento
3. 2001: Una odisea del espacio
4. Viridiana
5. Persona
6. El graduado
7. Doctor Zhivago
8. Bonnie & Clyde
9. La dolce vita
10. Pierrot el loco

Los sesenta, posiblemente mi década favorita de la historia del cine. Las razones responden a conceptos y nombres propios tan dispares como Nouvelle Vague, C.C. Baxter, Hal 9000 o Spaguetti Western. No en vano, pienso que fue la década más creativa a nivel cinematográfico, en la que el Séptimo Arte rompió con prácticamente todo lo anterior y supo reinventarse gracias a una infinidad de autores que consiguieron imponer sus ideas sobre los tabúes y prejuicios que sostenía el clásico sistema de estudios Hollywoodiense. En otras palabras: la década de los sesenta consolidó lo que se entendería como cine de verdad o “cinema verité”, mucho más cercano al espectador medio de la época y a la forma de pensar imperante en la sociedad del momento. Ay, aquellos maravillosos sesenta…

Guillermo Martínez

2001-a-space-odyssey-movies-289766-1600x1003

1. 2001: Una odisea del espacio
2. La infancia de Iván
3. Matar a un ruiseñor
4. El apartamento
5. La evasión
6. ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú
7. Harakiri
8. El ángel exterminador
9. La gran evasión
10. ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)

La década de los 60 supone el fin de la que es quizá la época más virtuosa de la historia del cine. A pesar de que grandes autores continuaron haciendo brillantes películas posteriormente, es en los 60 y en las décadas anteriores donde se aglutinó el grueso de la época dorada. Esta década concretamente supone el alcance de la perfección, si tal cosa existe, con ciertas obras de Billy Wilder, Stanley Kubrick, Masaki Kobayashi  o Luis Buñuel. Supone el nacimiento del cine político de Costa-Gavras y del Spagetti Western con Sergio Leone a la cabeza. Los años 70 fueron época bisagra entre la modernidad y el clasicismo pero ya en los 60 pueden observarse no solo obras brillantes de autores clásicos sino pequeñas revoluciones de un cine que reclamaba evolución. Una década irrepetible y además una de las más variadas e interesantes de descubrir.

Ignasi Ferrer

349869-sergio-leone-once-upon-a-time-in-the-west-screenshot

1. Hasta que llegó su hora
2. 2001: Una odisea del espacio
3. Easy rider
4. ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú
5. Batman
6. El hombre con rayos X en los ojos
7. Django
8. El pueblo de los malditos
9. Toma el dinero y corre
10. Vixen!
 
Hablar de los 60 en el cine lleva casi irremediablemente a pensar en grandes clásicos como Psicosis, El apartamento o Lawrence de Arabia. Es la década en la que Sergio Leone explota el Spaghetti Western con su trilogía del dólar o ese gran western titulado Hasta que llegó su hora. La década en que Stanley Kubrick deja de tocar de pies en la Tierra para traernos 2001: Una odisea del espacio o ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú. Seguramente en muchos tops aparecerán las películas mencionadas, además de El planeta de los simios, West Side Story o La gran evasión. Sin duda grandes obras, pero me gustaría aprovechar la oportunidad para reivindicar películas más desconocidas, por decirlo de alguna manera. Sin evitar mi debilidad por Leone, Kubrick o Woody Allen, quiero dar espacio a películas más pequeñas y libres como Batman, la que fuera el origen de la serie de Adam West, o la alocada Vixen!, que nos desvergonzaba ante las imágenes de voluptuosas mujeres desnudas. Tampoco me quiero olvidar de las fantásticas El hombre con rayos X en los ojos y El pueblo de los malditos, clásicos que hacen de la limitación de recursos técnicos su mejor virtud. Cada década tiene sus hitos y otras obras que quedan en segundo plano, pero que merecen ser vistas. Espero haber descubierto alguna con este top, pues creo que no estarían presentes en un top100.

Isart Armengol

Persona (1966)Filmografinr: 1966/18

1. Persona
2. 2001: Una odisea del espacio
3. El apartamento
4. Al final de la escapada
5. Viridiana
6. El año pasado en Marienbad
7. Repulsión
8. La noche
9. La mujer de la arena 
10. El hombre que mató a Liberty Valance

Una de mis décadas favoritas (sino la que más), contiene varios de mis filmes predilectos. Es la etapa en la que Bergman dirige Persona, una de sus películas más personales, enigmáticas e inalcanzables, una obra cumbre. A otra creación similar asistimos con 2001 de Kubrick, una mirada a la historia de de la humanidad que me sigue sobrecogiendo, además de ser un prodigio visual que me deja sin habla. El apartamento me une definitivamente y para siempre con el cine clásico norteamericano y su director, uno de los más grandes y más queridos (con razón) de este arte. Al final de la escapada es para mí un cartucho de pólvora cinematográfica que Godard se encarga de dinamitar y a partir de ahí cambian muchas cosas y nace un cineasta irrepetible. Viridiana es mi película favorita del cine español, creo que nunca llegaré a descifrar todos sus secretos y eso me apasiona. No entiendo El año pasado en Marienbad y no puedo dejar de no entenderla. Repulsión es la definición del tormento, el mejor Polanski filma una obra maestra que me trastorna. Dicen que Antonioni es muy aburrido, a mí en La noche me encantó acompañar a esa pareja por su declive matrimonial entre penumbras y formas. Hipnótica. En La mujer de la arena se puede palpar la claustrofobia, la soledad y el sofoco en sus imágenes, no he visto nada igual. El hombre que mató a Liberty Valance es mi western favorito, yo que no soy fan del género acabé rendido. Es redonda.

Jaime Esteve

il_gattopardo1

1. El gatopardo
2. El apartamento
3. La estrella nublada
4. Gertrud
5. El año pasado en Marienbad
6. Nubes dispersas
7. Rocco y sus hermanos
8. El muelle (La jetée)
9. El hombre que mató a Liberty Valance
10. Campanadas a medianoche

En fotografía se suele llamar “la hora mágica” a ese momento en que el día ya se ha puesto pero la noche aún no se ha instalado del todo, y en que las fotografías salen más bonitas por tener esa luz especial que dan los últimos y los últimos rayos del sol junto con la magia de un cielo más oscuro. Pues los años 60 son algo así para la historia del cine: los grandes maestros, antes de marcharse, nos dan algunas de las más hermosas obras del clasicismo (muy alto en mi lista, ahí están El gatopardo, El apartamento, Nubes dispersas…) mientras que las nuevas olas, a lo largo y ancho del mundo, empiezan a darnos sus primeras piezas maestras (sin que haga falta adorar a Godard, que algunos preferimos la orilla izquierda del Sena, con El año pasado en Marienbad y La jetée a la cabeza). Es más, incluso algunos de los autores más veteranos, como Dreyer y Hitchcock, se lanzan a la innovación y nos dan dos de las películas más vanguardistas y arriesgadas de su tiempo, que además son dos de sus obras más grandes: Gertrud y Psicosis, que sería la número 11 en mi lista. Y es que, ¡difícilmente se puede resumir la riqueza de esta década en tan solo diez películas!

Jaime Meco

nmFlzcpkM1ftLhunJpRBfLt5XlX

1. Lawrence de Arabia
2. El hombre que mató a Liberty Valance
3. El apartamento
4. 2001: Una odisea del espacio
5. Hasta que llegó su hora
6. ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)
7. El silencio de un hombre
8. Vivir su vida
9. Pierrot el loco
10. Bella de día (Belle de jour)

El cine de la década de los 60 experimentó una serie de cambios impulsados por una serie de cineastas europeos encabezados por los críticos de la Cahiers du Cinema que dieron el gran salto a la dirección: François Truffaut, Alain Resnais y Jean-Luc Godard. Todos ellos conformaron uno de los movimientos más significativos de la historia del cine: la Nouvelle Vague. Después de que Truffaut finalizase la década de los 50 con Los 400 golpes, Godard iniciaba los 60 con Al final de la escapada, su obra más icónica hasta hoy aunque con el paso de los años consiguió dirigir películas muy superiores a Al final de la escapada como Vivir su vida y Pierrot el loco, una reinvención de Bonnie & Clyde que sacaba el lado más colorido de Godard. Jean Pierre Melville hizo que un asesino a sueldo se convirtiera en un hombre apuesto y elegante siguiendo los caminos del samurái con El silencio de hombre, al que dio vida Alain Delon, que cayó rendido a los pies de Claudia Cardinale en El Gatopardo y a los pies de Sergio Leone en Hasta que llegó su hora, un western nada convencional.

Billy Wilder seguiría contagiándonos su característico sentido del humor utilizando situaciones cotidianas de la vida para crear momentos de enorme hilaridad, llegando a crear una obra maestra gracias Jack Lemmon, Shirley Marlaine y Fred Madmurray, que hicieron aún más grande a El apartamento. En cuanto a directores británicos, Stanley Kubrick continuaba buscando su perfección cambiando la ciencia ficción preguntando al espectador sobre su propia existencia en una odisea en el espacio llamada 2001. Hitchcock hacía lo propio con el suspense generando un terror descomunal con una sola escena protagonizada por Janet Leigh: una ducha, una sombra garrando un cuchillo y las notas violentas de Bernard Herrmann con Psicosis, pero David Lean iría más allá con Lawrence de Arabia, donde el sonido se convierte en el máximo protagonista por una espléndida BSO de Maurice Jarre y una simple cerilla. En USA, el cine velaba por las injusticias morales de una sociedad monótona y el final del western crepuscular que había iniciado John Ford, echando el cierre con El hombre que mató a Liberty Valance.

Javi Leiva

O'Toole, Sharif In 'Lawrence Of Arabia'

1. Lawrence de Arabia
2. El buscavidas 
3. Doctor Zhivago 
4. La leyenda del indomable 
5. West Side Story
6. Uno, dos, tres 
7. El apartamento 
8. Matar a un ruiseñor 
9. ¿Qué fue de Baby Jane? 
10. Becket 

Tal vez la década de los 60 fue el punto de inflexión del cine o más bien la década que marcó el fin del sistema de estudios de Hollywood y el principio del cine independiente y el de autor. Fue también una década de grandes producciones históricas, algunas exitosas como Espartaco, Lawrence de Arabia, etc, y otras desastrosas como Cleopatra. Fueron unos 60 marcados por la influencia del cine británico, el Free Cinema, de los trabajos más representativos de artistas europeos como Fellini, Godard, Truffaut, Resnais, Bergman, Visconti, Polanski… Y donde fue surgiendo la figura de otros directores como Stanley Kubrick, John Frankenheimer, Arthur Penn, etc. Los grandes directores del cine clásico, como King Vidor, Raoul Walsh, Michael Curtiz, John Ford y Howard Hawks dirigieron sus últimas grandes películas en esta década. Géneros como el bélico, el musical y el western fueron prevaleciendo en esta década. Los 60, una década donde se juntó lo mejor del Hollywood clásico con la nueva ola europea del cine.

Jesús Bengoechea

Psycho

1. Psicosis
2. El apartamento
3. Días de vino y rosas
4. Dos en la carretera
5. La gran evasión
6. Desayuno con diamantes
7. ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú
8. El ángel exterminador
9. ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)
10. El verdugo

Aunque Lennon sentenció “The dream is over” para referirse no ya al sueño de The Beatles, sino al del conjunto de la década, lo cierto es que los 60 permanecen vivos y coleando en su variedad temática (ver la lista que no gustará a nadie) gracias al afán dinamizador de dos lustros de prodigios. Nada más pop que el sujetador de Vivien Leigh y nada más lisérgico que acuchillar a la estrella en la ducha cuando aún no se ha traspasado el ecuador de la película. Un vampiro gay que no sabemos si amenaza con el mordisco o con la sodomía, un cowboy a lomos de una res apocalíptica que se desploma sobre un mundo en trance de desaparición y un puñado de aristócratas que se pudre en el interior de una mansión que no son capaces de abandonar, sin que se sepa por qué. Luego negaréis que cualquier tiempo pasado fue mejor o al menos más creativo y haréis abstracción de los 60, de Audrey, de Steve McQueen y del fallido suicidio (tiro en la rodilla) de Lemmon refrendando a Lennon.

Jesús Urgell

Klat_2001_Odissea_nello_spazio

1. 2001: Una odisea del espacio
2. El apartamento
3. El hombre que mató a Liberty Valance
4. Los pájaros
5. A sangre fría
6. ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú
7. Yojimbo
8. El planeta de los simios
9. La semilla del diablo
10. El bueno, el feo y el malo

¿Qué decir de los 60? Pues para empezar que es una década muy difícil… Para el que suscribe al menos. Difícil porque he sudado y dudado lo mío a la hora de hacer mi top10, no por falta de candidatas, precisamente, sino justo al contrario. Dicen que una llama se hace más intensa antes de apagarse, y supongo que en el caso del cine se cumplió, no se apagó en los 70, pero se transformó, pero antes, en los 60, produjo una espectacular llamarada de gran cine, llamémosle clásico, para despedirse por todo lo alto.  

Para empezar, un genio: Stanley Kubrick dirige la hipnótica y enigmática 2001: Una odisea en el espacio, una de las obras cumbre de la ciencia-ficción, con imágenes y escenas que ya se han convertido en icónicas por derecho propio. Pero en esa misma década también dirige ¿Teléfono Rojo? Volamos hacia Moscú, una devastadora sátira sobre la Guerra Fría y la Guerra atómica llena de genialidad visual. Por no olvidar la épica de Espartaco, claro. Pero si hablamos de comedia, de romance, de drama incluso, todo perfectamente combinado, los 60 solo tienen un nombre: Billy Wilder. El apartamento, es probablemente su cumbre, pero Uno, dos, tres podría aspirar al podio tranquilamente. Los 60 también son crepusculares para un género como el western,  obras como Valor de ley, Grupo Salvaje, Dos hombres y un destino lo demuestran, y, especialmente, uno de sus mejores exponentes: El hombre que mató a Liberty Valance, de John Ford. Mientras, en Estados Unidos empezaba a languidecer, en Europa, el género se reinventaba con entusiasmo en forma de Spaghetti Western, y mucho se lo deben a Sergio Leone y a las partituras de Ennio Morricone, que hacen inolvidables a films como El bueno, el feo y el malo.

Y si el western se iba apagando, el suspense estaba en plena forma, con su maestro indiscutible, Alfred Hitchcock, sacándose de la manga películas tan turbadoras e inquietantes como Los pájaros o Psicosis, entre otras. Pero no era el único, el suspense tenía muchas facetas, desde el Polanski que estremecía con un suspense de base sobrenatural y terrorífica con La semilla del diablo, hasta el Richard Brooks que hacia otro tanto, pero con un suspense más dramático, más realista, más humano con su A sangre fría. Y si se ha de reflexionar sobre la humanidad y la bestialidad, nada mejor que El planeta de los simios, de Franklin J. Schaffner, otra obra referencial de la ciencia-ficción que inició toda una saga, algún remake desafortunado y un nuevo reinicio en forma de precuelas, suyo es uno de los finales más sobrecogedores del género, que ya ha pasado a la historia del cine. Pero no todo es Occidente, en Asia hay maestros como Kurosawa que crean maravillas como Yojimbo, que luego inspirarían más de un remake occidental: Por un puñado de dólares o El último hombre.

Como habréis notado, he ido colando algunas obras que no aparecen en el top, sin duda para intentar paliar la frustración de sacrificar tantas grandes películas dejándolas fuera de él: Corredor sin retorno, Fahrenheit 451, ¿Vencedores o vencidos?, Lawrence de Arabia, Persona, El más allá, El guateque, Jason y los Argonautas, La jauría humana, La gran evasión, La noche de los muertos vivientes, El baile de los vampiros… Si, los 60 merecerían no un top10, sino un top50, o incluso un top100.

Jorge Luengo

apartment3

1. El apartamento 
2. Psicosis 
3. 2001: Una odisea del espacio 
4. Días de vino y rosas 
5. Al final de la escapada 
6. El graduado 
7. Cowboy de medianoche
8. La evasión 
9. El bueno, el feo y el malo 
10. Atraco a las tres 

En la década de los años sesenta el mundo fue testigo de la Guerra Fría, del movimiento hippy, del clan Kennedy, del nacimiento de The Beatles, de cómo la mujer fue introduciéndose en el mundo laboral, de como El Muro de Berlín fue la línea limítrofe entre el mundo delante y detrás de la Cortina de Hierro Pero sobre todo, y para los más cinéfilos, que es a lo que nosotros nos interesa, a partir de 1960 renace el cine. En gran medida fue por la pérdida de cierta ingenuidad, de ese carácter agradable adolescente. El cine empezó a ser más adulto en el sentido de que empezó a hablar de cosas más feas. Hubo un incumplimiento de reglas que dejaron al espectador fascinado y lo agradeció. Muchos directores buscaron renovar y superar la férrea estructura de los géneros en la época dorada de Hollywood. Es el caso de Billy Wilder con su película El apartamento, una de las más agrias comedias y mejor película de dicha década para la persona que escribe este artículo.

Los sesenta supusieron una ruptura con un sistema conservador y políticamente correcto por parte de los estudios de Hollywood. Fue el resurgir del género musical, de la irrupción de nuevas corrientes como la Nouvelle Vague con Godard y Truffaut a la cabeza, sin olvidar también las primeras apariciones del cine independiente de la mano de John Cassavetes que tanto ha influenciado a directores de hoy en día. Los 60 son seguramente una de las décadas en las que con mayor vigor hicieron oír sus voces otras corrientes cinematografías como el Free Cinema en Europa (sin olvidar a Bergman y el Nuevo cine alemán). En Italia gente como Fellini, Antonioni y Pasolini, partiendo de los principios y estilos del neorrealismo, desarrollaron una voz más personal e íntima. La explosión creativa de estos años fuera de Hollywood fue tal que a finales de la década, los americanos se decidieron a plantar cara a ellos en los 70 con Spielberg, Coppola, Scorsese etc. Gente muy influenciada por el cine que se hacía fuera del continente americano.

Lo que está claro es que esta maravillosa década fue una de las más creativas de la historia del cine. Todo lo contrario de lo que nos pasa ahora, donde la gran mayoría de las películas son secuelas o películas de la Marvel y de DC.

Juanma de Miguel

garconniere-1960-05-g

1. El apartamento
2. El hombre que mató a Liberty Valance
3. Harakiri 
4. La evasión
5. Plácido
6. ¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)
7. El verdugo
8. Vivir su vida
9. El ángel exterminador
10. El sabor del sake

Un top de 10 obras maestras que se comprenden en un lapso de apenas 3 años. ¿Por qué? Porque en verdad esa maravillosa década de los 60 fue muy breve. Sí, y también no, porque el cine clásico se acababa de cuajo en 1962 cuando John Ford realizó el último gran western, pero detrás venían cineastas renovadores, llenos de ilusión y con las cosas claras, intentando cambiar el mundo, gente como Godard, que buscaban hacer del cine algo nuevo. Y eso era bueno y dio pie a maravillosas películas. Pero el amor lo entendimos con Wilder, lo que es España nos lo enseño Berlanga. Y mientras, genios como Ozu daban sus últimos pasos realizando obras de la belleza de El sabor del sake, el cine se preparaba para una nueva oleada de cineastas que simplemente querían Vivir su vida.

Lluis Fabregat

La Dolce Vita

1. La dolce vita
2. Fellini, ocho y medio
4. Hasta que llegó su hora
5. 2001: Una odisea del espacio
6. El año pasado en Marienbad
7. El bueno, el feo y el malo
8. Viridiana
9. El hombre que mató a Liberty Valance
10. Persona

Puedo decir sin ningún tipo de duda que la década de los 60 es la mejor de la historia (junto a los 50 claro). Es un ejercicio muy difícil escoger diez películas únicamente. Mi criterio se ha basado en lo que cada uno de los films escogidos me ha aportado en mi visión del cine. De esta manera, Fellini es el que más me ha cambiado esa visión. La dolce vita me cambió totalmente tanto como cinéfilo como a mi persona. Mi visión del mundo se volvió gris, más deprimente y ausente de esperanza. Luego con Fellini, ocho y medio contemplé cómo a partir de la falta de creatividad de un director y la propia experiencia de Fellini se puede sacar algo tan increíblemente creativo. El apartamento hizo que quisiera reencarnarme en otra vida en C. C. Baxter para encontrar a mi Mrs. Kubelik. Con ella me enamoré locamente del cine de Wilder. Con Hasta que llegó su hora aprendí lo poderosas que pueden ser las miradas y la magnificiencia de Leone como cineasta. 2001: Una odisea del espacio es la mejor película de ciencia-ficción de la historia, y lo más parecido a tomarse una droga. El poder de la imagen te absorbe por completo. El año pasado en Marienbad es el film que más me obsesiona de todos, que vive en su propio universo, los que la hayan visto me entenderán. Como decía antes, es duro el escoger, teniendo que dejar fuera algunas de mis películas favoritas como Harakiri, La gran evasión Lawrence de Arabia. Además de muchas otras que me han quedado por ver: Rocco y sus hermanos, La evasión, El infierno del odio, El viaje a ninguna parte… Esta década representa la grandeza del arte cinematográfico.

Rafa Moreno

El-hombre-que-mató-a-Liberty-Valance

1. El hombre que mató a Liberty Valance 
2. El apartamento 
3. Doctor Zhivago
4. El gatopardo 
5. Psicosis 
6. Un extraño en mi vida 
7. El buscavidas 
8. 2001: Una odisea del espacio
9. Su juego favorito
10. El tren 

Como sabe toda persona de bien, no se pueden elegir las diez mejores películas, tampoco de los 60. Sí se puede, en cambio, balbucear un listado que incluya aquellas obras que uno querría volver a ver justo en el momento de la elaboración del listado; aquellas películas que, por distintas razones (no solo cinematográficas), se quedarán con nosotros mientras vivamos; o mejor dicho, aquellos milagros que nos hacen vivir más de lo que de hecho vivimos. No otro ha sido mi “método” aquí.

Dicho esto (y en cierta contradicción), sospechen ustedes de quien no incluya a John Ford en cualquier lista, recelen de quien no esté locamente enamorado de la señorita Kubelik, protéjanse de quien no se abisme en el azul imposible de la mirada de Julie Christie, desconfíen de quien no vea sabiduría y honor en el príncipe de Salina, teman a quien se duche alegremente tras ver cómo se las gasta Norman Bates, mantengan el secreto del idilio entre Kirk Douglas y Kim Novak, tómense unas copas de más en algún billar de ambiente irrespirable, huyan de quien no sienta como propia la muerte de Hal 9000, dejen que Paula Prentiss juegue con ustedes hasta que caigan rendidos de risa, saquen lo mejor de sí mismos para ayudar a Burt Lancaster en su noble intento de salvar unos cuadros, que no hablan solo de arte, y, sobre todo, sepan que no me atrevería a darles estas pautas si no fueran salvíficas y discutibles.

Sara García

Burt-Lancaster-Gatopardo

1. El gatopardo
2. 2001: Una odisea del espacio
3. Persona
4. Vivir su vida
5. Jules y Jim
6. Harakiri
7. El graduado
8. Banda aparte
9. El apartamento
10. Bonnie & Clyde

En los 60 se encuentran películas que marcaron el cine para siempre. Es el ejemplo de Bonnie & Clyde y El graduado. Ambas rompieron los esquemas establecidos hasta entonces y supusieron la apertura de nuevos espacios de investigación para el cine. Puede ser que para muchos, ambas películas no hayan envejecido tan bien como otras de esta misma década, pero no por ello hay que desvalorizarlas. Para mí es casi un delito hacer un top 10 de este período, habiendo tantas obras maestras que marcaron el cine de una forma u de otra: Godard, Truffaut, Visconti, Bergman, Hitchcock, Wilder… Incluso la mejor película de ciencia ficción se encuentra en esta década. Aunque sólo puedo mencionar lo que he podido ver hasta ahora porque sin duda los 60 es la década con la que estoy en constante deuda, con el cine de Fellini en general, y con películas como La evasión. Seguramente mi top esté en continuo cambio, pero si una cosa demuestra el top, es que no hay lugar para películas mediocres, todas tienen su importancia y todas son necesarias e imprescindibles.

Sergio Moreno

Screen-shot-2012-07-15-at-3.07

1. El apartamento
2. Psicosis
3. Hasta que llegó su hora
4. El hombre que mató a Liberty Valance
5. Persona
6. Viridiana
7. Fellini, ocho y medio
8. Harakiri
9. 2001: Una odisea del espacio
10. Al final de la escapada

Los 60, una década de importancia capital en el mundo del cine, la década en la que se produjo la transición total entre lo clásico y lo moderno. Una década en la que varios de los más grandes cineastas de todos los tiempos alcanzaron la cumbre de sus respectivas carreras, como son los casos de Luis Buñuel con Viridiana o Federico Fellini con Fellini, ocho y medio. Maestros que en la recta final de su carrera eran capaces de crear obras maestras, como Alfred Hitchcock con Psicosis y otros que en plena madurez creativa deslumbraban como Ingmar Bergman con Persona. Otros artistas que daban sus primeros pasos en el cine eran capaces de revolucionar los códigos del séptimo arte, ese fue el caso de Jean-Luc Godard con su Al final de la escapada. Géneros que iban desapareciendo poco a poco, como fue el caso del western, que dejaba en los 60 dos obras de arte como Hasta que llegó su hora y El hombre que mató a Liberty Valance. ¿Sus responsables? Los dos mayores genios del género del oeste: Sergio Leone y John Ford. Otros géneros, por otro lado, iban ganando cada vez más peso en el mundo del cine: la ciencia ficción le debe muchísimo a Stanley Kubrick y su 2001: Una odisea del espacio. El cine oriental alcanzaba la cumbre en toda su historia, y no fue el gran Kurosawa el responsable, si no Masaki Kobayashi con Harakiri. Pero por encima de todas esas películas, por encima de todas las películas de la historia del cine, en el año 1960 el maestro Billy Wilder nos regalaba la mejor película jamás rodada: El apartamento.

Sobre Beatriz Bravo

Beatriz Bravo
Tardé 17 años en descubrir lo que el cine era capaz de hacer. Desde entonces no he dejado de aprender y soñar a su lado. Mitómana por naturaleza, sueño con viajar a los 60 en el DeLorean y arrodillarme ante Jack Lemmon. Probablemente haya visto películas de Robert Downey Jr. que ni siquiera él recuerde haber hecho. Vivo perdida en un mar de fotogramas.
Ir hacia arriba