Delitos y faltas

Tal día como hoy, hace 25 años, llegaba a los cines Delitos y faltas, para quien escribe esto, una de las mejores películas que ha realizado el genio neoyorquino Woody Allen. Aprovechamos para contaros diez cosas que quizá no sabíais sobre ella.

Título original: Crimes and Misdemeanors
Director: Woody Allen
Fecha de estreno: 13 de octubre de 1989
Premios:

– 3 nominaciones al Oscar (Mejor director, Mejor actor secundario: Martin Landau, Mejor guión).

– 1 nominación al Globo de Oro (Mejor película).

– 6 nominaciones al BAFTA (Mejor película, Mejor director, Mejor actor secundario: Alan Alda, Mejor actriz secundaria: Anjelica Huston, Mejor guión, Mejor montaje).

Woody Allen sintió que había sido demasiado amable con sus personajes al final de Hannah y sus hermanas, por lo que escribió esa película.

► Durante una discusión con Cliff, Lester dice que tiene un armario lleno de premios Emmy. En la vida real, Alan Alda había ganado cuatro premios Emmy antes de aparecer en la película y consiguió otro después de la película.

Dylan Farrow aparece como extra al final de la película, es uno de los invitados a la boda de la hija del rabino Ben.

Martin Landau iba a intepretar originalmente a Jack Rosenthal, el papel lo acabó interpretando Jerry Orbach y Landau interpretó a Judah Rosenthal.

► Originalmente, Alan Alda sólo iba a aparecer en la escena de la fiesta de apertura con Daryl Hannah. Woody Allen le pidió a Alda que improvisase, y a Allen le gustó tanto, que decidió expandir su parte, escribiendo su papel a medida que avanzaban.

► El rodaje de Delitos y faltas duró diez semanas en el otoño de 1988.

Woody Allen suele revisitar sus obras, el origen de Delitos y faltas fue posteriormente el germen de Match Point.

► La idea de Delitos y faltas surgió en el proceso de escritura de Annie Hall, de hecho, gran parte de la trama iba a estar en Annie Hall, pero Allen decidió desecharla.

► El personaje de Lester se basa en Larry Gelbart, tanto Woody Allen como Alan Alda habían trabajado con él y no les caía demasiado bien por sus maneras despóticas. Algunas de las frases de Lester como “La comedia es tragedia más tiempo” o “Si se dobla, es gracioso, y si se rompe, no es gracioso”, fueron frases reales de Gelbart.

► Había una tercera parte de la película en la que el personaje de Woody Allen filmaba un documental sobre viejas estrellas de vodevil con Mia Farrow como directora de la institución a la que pertenecían. A Allen no le gustaba como quedó esto en el corte final, durante la post-producción se cortó un tercio de la película y Allen volvió a escribir y rodar esa parte de cero. Como resultado, todas las escenas de Sean Young fueron cortadas, y la intervención de Daryl Hannah se redujo a un breve cameo.