Esta semana se estrena Non-Stop (Sin escalas) la última película de acción protagonizada por esa gran nueva estrella de acción que es Liam “el hombre equivocado” Neeson. En los últimos años ha dejado claro que es un tipo con el que jamás te querrías meter, pero no es el único, sobre todo desde el boom del cine de bíceps en los años 80, han existido muchos hombres con los que no te querría meter, casi todos los de este especial han pasado la sesentena, pero no te querrías meter con ellos ni queriendo. Podíamos haber mencionado muchos más, algunos muchos más míticos, pero también hemos querido dedicar un pequeño hueco a esos grandes héroes olvidados que siguen formando parte de nuestros corazones.

Sylvester Stallone

stallone_l070111

Vamos a ser claros. Sylvester Stallone no es sólo una gran estrella de acción, es uno de los cineastas más talentosos de la historia del cine. Ahora, con esto claro, no desearás meterte con él. Si eres bueno, a su lado estás a salvo. Si eres malo, la has cagado. O te llevas un puñetazo bien dado (que se lo digan a Dolph Lundgren), o incluso una paliza en la calle (véase Rocky V). Pero Stallone es capaz de salvar un túnel entero, que acabar con unos terroristas en las cimas de una montaña o reunir al mayor grupo de estrellas de acción que jamás hayamos podido ver. Stallone te puede matar de mil formas distintas, ya sea con un disparo (o unos cuantos), partiéndote el cuello o dislocándote la mandíbula. Encima es capaz de dirigir de manera magistral y haber firmado uno de los mejores guiones de la historia del cine. Definitivamente, no te metas con él.

Arnold Schwarzenegger

478063_arnold_1680x1050_(www.GdeFon.ru)

Ha pasado mucho tiempo desde que “Chuache” tenía un bíceps similar al de la cabeza de Don Pimpón, ahora, como mucho es comparable al de la cabeza de un bebé. Poco importa, porque pocos pueden seguir sobreviviendo cuando “Chuache” y su seductor acento austriaco (siempre me he preguntado como los americanos eran capaces de entenderle sin subtítulos, algo así como Marion Cotillard, pero sabiendo morir mejor). Chuache ha sido un cyborg, no un cyborg cualquiera, el que tenía el culo más en forma de la historia. Ha combatido contra alienígenas, contra el gobierno, ha sido capaz de manejar bazucas y helicópteros. Como bueno, es muy bueno, pero como malo, te cagas patas abajo, y si no que se lo digan a Linda Hamilton. Lo peor de meterte con “Chuache” es que incluso es capaz de matarte con una firma, pero bueno, no nos metamos en esos menesteres.

Liam Neeson

guns-liam-neeson-hd-wallpaper-1783464216

Es la última gran estrella de acción, es el peor tipo con el que te puedas enfrentar, porque no es una estrella de acción al uso, es un hombre que siempre, absolutamente siempre que te metas con él, te estarás metiendo con alguien que además tiene un pasado turbio y truculento, que pesa sobre él y que da mayor potencia a las hostias que te va a meter. Tiene mejor puntería que Jack Bauer, y sus hostias parecen la mezcla perfecta de las de Steven Seagal con las de Chuck Norris. Este fin de semana ha estrenado Non-Stop (Sin control) y deja claro que poco importa que te metas con él a metros de altura, vas a acabar diñándola igual, recuerda que él es “el hombre equivocado”… y también un Jedi.

Chuck Norris

chuck norris

Él es el hombre. Curiosamente Norris nunca fue uno de los grandes, pese a esa gran Desaparecido en combate o la inmensidad de Delta Force (hay que ver que empeño tienen los terroristas tienen los terroristas con secuestrar aviones cuando hay alguien cerca con quien no debes meterte). Pero el gran Chuck Norris nació en la televisión, con la última gran serie ochentera que se estrenó en los noventa, tarde, sí, pero antes de comer no nos perdíamos Walker Texas Ranger. Allí Norris dejó claro que no hay un arma más peligrosa en el mundo entero que su patada voladora. Pero realmente, no nos engañemos, Chuck Norris es capaz de matarte con la mirada. Desde luego, dudamos que haya un ser humano que quiera meterse con Chuck Norris, motivo de peso para que el actor haya dejado de hacer películas, porque recuerda, si tú estás vivo es porque Norris quieres que estés vivo.

William Zabka

vlcsnap2011010911h58m47

Si era el bueno o el malo de Karate Kid depende de a quién se lo preguntemos, porque para Barney Stinson, Zabka era el héroe de la película y tenía que sufrir los ataques de Ralph Macchio. Sea como fuere, siendo justos, Zabka molaba mucho más que Macchio, por eso nos quedamos con él. Vale, es verdad que perdía, pero nadie le había enseñado al bueno de Zabka el golpe de la grulla, si no fuera por las enseñanzas de Miyagui poco podría haber hecho Macchio contra las patadas que lanzaba Zabka. Lo peor de meterte con Zabka, no es que haya aprendido el golpe de la grulla, sino que encima se ha reinventado, ha estado nominado a un Oscar y ahora hasta se ríe de si mismo en Como conocí a vuestra madre. Nunca llegó a ser una gran estrella de acción, pero el mundo del cine es injusto con los verdaderos héroes.

Dolph Lundgren

dolph_x

Llegó a Hollywood por la puerta grande, siendo el malo de Rocky IV, matando al gran Apollo Creed en un combate de boxeo y de ahí a la gloria. Pasó a ser He-Man, y tampoco le preocupó demasiado meterse con Van Damme en Soldado Universal. Lundgren es uno de esos tipos que si ves en un callejón, saldrías corriendo. Al sueco le faltaba talento y carisma para triunfar, pero con esos tres papeles fue ganarse el corazón de todos los amantes del cine de acción. Condenado a la serie B, su buen amigo de Stallone no dudo en recuperarle para la saga de Los mercenarios. Insistimos, este tipo hizo atravesar las paredes de un hotel a Van Damme, y se cargó a Apollo Creed de un puñetazo, si te metes con él, ¿qué crees que te podría pasar a ti?

Michael Dudikoff

top-10-american-ninja-picture

Dudikoff es otro de esos hombres a los que Hollywood injustamente ha olvidado, y es que parece un verdadero estigma para las estrellas de acción el hecho de ser rubios. Pero Dudikoff es también uno de esos tipos que molaba y molaba mucho. Demostró que los ninjas también existen en Estados Unidos, y si un ninja es peligroso, un ninja que además forma parte del gran ejército americano. Dudikoff, como otro muchos, acabó en películas de serie B, y poco se sabe hoy de él, salvo que dijo que quería salir en la tercera entrega de Los Mercenarios, algo que al final no ha pasado, pero le esperamos con ansias para la cuarta, o porqué no, que le recuperé Tarantino, si te metes con Dudikoff la habrás liado, porque lo peor de todo es que sabes que acabará contigo, pero como el gran ninja que es, ni le verás venir.

Jean-Claude Van Damme

1009060_10201580403286510_843844714_o

El belga es una de las grandes estrellas de todos los tiempos, y es que pocos son capaces de repartir hostias y encima abrirse de patas, demostrando que las clases de ballet también son muy válidas para meter hostias. Como le ocurrió a las grandes estrellas de su generación, Van Damme se perdió por completo y acabó haciendo películas de Serie B. Él seguía siendo una gran estrella, pero ni los belgas parecían interesados en lo mejor que jamás le ha pasado a su cine. Muchos dijeron cuando hizo JCVD que Van Damme demostró ser un buen actor. Mentira. Nunca ha sido buen actor, tampoco lo necesitaba. Lo que si demostró es que tenía suficiente guasa para reírse de sí mismo. Decidió meterse con Los Mercenarios y claro, le pasó lo que le pasó, porque por mucho Van Damme que seas, cuando te metes con varios de los tipos de esta lista… Pero aún así les hizo sufrir de lo lindo, motivo de sobra como para no meterse con él, ése y que recientemente ha demostrado que es capaz de abrirse de patas entre dos camiones andando. ¿Os parece poco?

Steven Seagal

steven-seagal-lawman

Debo confesar que tardé mucho en aprenderme el nombre real de Steven Seagal, la culpa es de mi madre. Fue uno de sus grandes mitos eróticos (jamás he comprendido bien los gustos de mi madre, también lo era David Hasselhoff o como ella decía “El mich” o mi padre). Así que en mi casa durante varios años el bueno de Seagal fue conocido como “el armario de la coleta”. La verdad es que el tío era impresionante, menos mal que jamás se acercó a mi madre, mi vida hubiera sido muy diferente si él hubiera sido mi padrastro. Su hostia de karateka me resulta aún más acojonante que la patada voladora de Norris, y tenía un porte con el que fácilmente podría haber cargado un autobús entero sobre sus espaldas. Últimamente ha engordado mucho, pero demostró en su serie de televisión (injustamente cancelada, pues rozaba lo magistral), que la única diferencia es que ahora no corre tanto. Pero ya tiene a otros para que corran por él y luego la hostia te la vas a llevar igual. Además, ahora se ha hecho poli, y no sé yo la gente de su condado, pero si a mí me viene a detener un tipo como Steven Seagal me cago por la pata abajo.

Jason Statham

statham

Tenía muchas disputas internas por decidirme quien iba a ser el último en esta lista, dudaba entre dos calvos de oro Bruce Willis y el bueno de Statham. Si al final me he decantado por Statham, es porque a diferencia de Willis el nunca ha usado peluquín. Motivo de peso. Statham es la última esperanza del cine de acción, porque seamos justos, los héroes de ahora no molan, están depilados, se ganan los bíceps en los gimnasios y no levantando un coche con cada mano (que es como una gran estrella de acción debe hacer ejercicio) y encima son como los jugadores del Madrid y antes de empezar a rodar se paran delante del espejo a recolocarse la gomina, cosa que a Statham no le hace falta. La única diferencia de Statham con los grandes héroes de acción de los ochenta es que encima se queda a la chica. Pero es capaz de matarte de mil formas distintas, no le va a fallar la puntería, ni el bíceps, y encima, después de acabar contigo, te quitará a la chica. ¿De verdad te atreverías a meterte con él?

No te pierdas Non-Stop (Sin escalas) y disfruta con su tráiler: