SPY-03508.CR2

Hace apenas cuatro años llegó a nuestras salas una película que dio un giro importante a la comedia americana y que proclamó a su director, Paul Feig, como el nuevo maestro del género (con permiso de Judd Apatow). Analizar el sorprendente éxito de La boda de mi mejor amiga tanto en taquilla como en crítica (no olvidemos que además fue nominada a dos premios de la Academia) nos llevaría horas y horas, pero no podemos negar que los principales puntos fuertes de la cinta son la facilidad y el buen hacer de Feig dirigiendo una comedia exclusivamente femenina y el descubrimiento de la nueva reina de la comedia americana: Melissa McCarthy que, junto a Rebel Wilson, ha demostrado que no solo un cuerpo diez tiene derecho a triunfar en Hollywood.

Con Espías el tándem formado por Feig y McCarthy (su actriz fetiche) regresan dispuestos a repetir el éxito cosechado por sus anteriores colaboraciones, La boda de mi mejor amiga y Cuerpos Especiales, y viendo el magnífico resultado no dudo que tienen todas las papeletas de conseguirlo.

El planteamiento de Espías no puede ser más convencional: una trabajadora de la CIA, sin experiencia en misiones peligrosas, debe saltar a la acción como agente secreto para evitar una catástrofe de escalas mayúsculas. Y es que el film no destaca en su argumento o en cómo se ha planteado la nada novedosa trama de espionaje. Su principal virtud reside en unos personajes perfectamente escritos e interpretados de forma sobresaliente por unos actores en estado de gracia.

SPY-01438.CR2

Si en La boda de mi mejor amiga McCarthy era capaz de eclipsar a la mismísima Kristen Wiig con el papel de amiga entradita en peso, desvergonzada y muy vulgar, en Espías es Jason Statham el que hace sombra a la protagonista de la película interpretando una caricaturesca versión del personaje de tipo duro al que nos tiene acostumbrados en cintas como Transporter, Crank y Los Mercenarios. Tremendamente patoso, malhablado, egocéntrico y muy fanfarrón, será uno de los principales responsables de arrancar carcajadas entre los espectadores.

Que el realizador estadounidense tiene muy buena mano dirigiendo a mujeres lo lleva demostrando mucho tiempo. El maravilloso trío femenino constituido por McCarthy, Rose Byrne y Miranda Hart es toda una delicia, protagonizando algunas de las escenas más desternillantes y desvergonzadas de la cinta. Atención a toda la parte del film que transcurre en Roma, a la trepidante escena del avión y a los coqueteos de Hart con 50 Cent. Fantásticos. Tampoco podemos olvidarnos de Jude Law que, aunque su presencia en pantalla es escasa, corre a su cuenta el espectacular arranque de la película. Se agradece el cambio de registro, y no defrauda. 

Para un servidor, en Espías Feig vuelve a cometer el mismo fallo que hizo que La boda de mi mejor amiga no fuese la comedia perfecta que aspiraba a ser. Se trata de la exagerada duración de la cinta. Si bien la película no resulta aburrida en ningún momento (gracias a una sucesión sin fin de gags y escenas hilarantes), la acción decae en su alargado tramo final, pero consigue dejarnos con un buen sabor de boca (y una sonrisa de oreja a oreja) gracias al desternillante final. 

SPY-11307.CR2

No puedo evitar estar más contento con la idea de Feig al mando de la nueva (y esperadísima) película de Los Cazafantasmas con McCarthy y Wiig encabezando el cartel, y es que nada malo puede salir de aquí.

En definitiva, Espías es una de las mejores comedias del verano, y posiblemente del año. Una de las apuestas más fuertes del mes que ningún amante del humor desvergonzado debería perderse. Las carcajadas están más que aseguradas.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Spy Director: Paul Feig Guión: Paul Feig Música: Theodore Shapiro Fotografía: Robert D. Yeoman Reparto: Melissa McCarthy, Jason Statham, Rose Byrne, Jude Law, Morena Baccarin,Bobby Cannavale, Allison Janney, Nia Long, 50 Cent Distribuidora: Fox Fecha de estreno: 26/06/2015