“Lo mejor de su forma de interpretar es que no se anda por las ramas. Habla sintiendo lo que dice cuando lo dice, y si creen que esto es fácil, inténtenlo.”

Humphrey Bogart

ÚLTIMOS AÑOS

La primera película de Tracy fuera de MGM fue “Montaña Siniestra” de Edward Dmytryk, una película que se rodó en los Alpes. La experiencia fue complicada y Tracy estuvo a punto de abandonar el proyecto. Finalmente la película le valió una nominación al premio BAFTA. En 1957 volvió a rodar por sexta vez junto a Katharine Hepburn en “Su otra esposa”, se unió al proyecto sin muchas ganas y de nuevo le tuvieron que convencer para que no abandonase el rodaje.

1957 fue el año que murió Humphrey Bogart. Katharine Hepburn y Spencer Tracy eran buenos amigos de la familia y eran los únicos que iban a visitarle cada día durante su enfermedad. Se sentaban en su cama y pasaban hora y media hablando con él. Cuando Humphrey Bogart murió, Lauren Bacall pidió a Spencer que hiciese el panegírico durante su funeral, Tracy declinó esta oferta, dijo que sería muy duro para él y que no se veía capacitado para hacerlo, y finalmente fue John Huston quien lo hizo.

Tampoco lo puso fácil con su siguiente proyecto, el actor estaba entusiasmado con rodar la adaptación de “El viejo y el Mar” de Hemingway, pero aunque le pidieron que perdiera peso antes del rodaje hizo caso omiso, por lo que tuvieron que fotografiarle siempre con cuidado para poder disimular su peso. De nuevo Tracy consiguió ser nominado al Oscar y al BAFTA por esta película.

Tracy estaba cansando, abandonó varios proyectos, entre ellos un remake de “El Ángel Azul” que iba a rodar junto a Marilyn Monroe. 28 años después de debutar junto a John Ford, se volvió a reunir con él para rodar “El Último Hurra”. Una película política que no funcionó especialmente bien en taquilla, pero que reportó a Tracy una nueva nominación al BAFTA y el premio del National Board of Review. Tras acabar este trabajo, Tracy, a sus 58 años, empezó a reflexionar sobre su jubilación y se sentía cansado, triste, enfermo y completamente desinteresado por el trabajo.

Dos años tardó Tracy en volver a trabajar, fue en 1960, mismo año en el que recibió su estrella en el paseo de la fama. Empezó ese año una colaboración con Stanley Kramer que llegaría hasta el final de su carrera. Con él filmó cuatro de sus últimas cinco películas. Si en “La Herencia del viento” tomó el papel de un abogado, en “Vencedores o Vencidos” hizo el de un juez, en la que da un impresionante discurso de más diez minutos que rodó en una sola toma. Esta escena, le valió la ovación todo el cuerpo técnico que quedó impresionado con el talento del actor. Además, ambas interpretaciones le reportaron sendas nominaciones al Oscar. Entre medias rodó con Melvin Leroy y Frank Sinatra “El Diablo a las Cuatro”, una película que no convenció a la crítica, pero que se convirtió en el mayor éxito de su carrera desde “El Padre de la Novia”.

La salud de Spencer Tracy ya estaba muy tocada y tuvo que rechazar protagonizar películas como “Larga jornada hacia la noche”, “El Gatopardo” o “La Conquista del Oeste”, aunque pudo grabar la narración de esta última. Aún así, en 1963 volvió a trabajar con Stanley Kramer en “El mundo está loco, loco, loco”. Aunque fue el primer nombre entre los protagonistas, la intervención de Tracy  fue bastante breve y la pudo rodar en apenas nueve días. La película fue un éxito y se convirtió en el mayor éxito de taquilla de aquel año. Tras esto, aunque le siguieron llegando ofertas, Tracy tuvo que declinar por su delicado estado de salud. Alguna la rechazó además con especial sentido del humor, como cuando le ofrecieron encarnar a Pingüino en la adaptación de “Batman” de 1966, dónde el actor dijo que aceptaría si le permitían matar a Batman.

El 21 de Julio de 1963 Tracy fue ingresado en el hospital. El alcohol, las pastillas, el tabaco y el sobrepeso hicieron que la salud de Tracy fuera cada vez más débil. Los médicos descubrieron que sufría un edema pulmonar debido a la incapacidad de su corazón de bombear sangre adecuadamente. En 1965, le diagnosticaron una enfermedad cardiaca que a punto estuvo de costarle la vida, Tracy pasó una noche entera en coma, y los médicos dijeron que su recuperación fue casi milagrosa. Tras este incidente, Tracy pasó los dos últimos años de su vida en casa de Katharine Hepburn, dónde la actriz fue la que se encargó de cuidarle.

Tracy no volvería a trabajar hasta 1967 en la que sería su última película, “Adivina quién viene esta noche”. De nuevo se volvió a reunir con Stanley Kramer y con Katharine Hepburn, en su novena película juntos. La salud de Spencer Tracy estaba tan mal en ese momento que para permitirle rodar le tuvieron que asegurar por 71.000 dólares. Tanto Kramer como Hepburn pusieron sus salarios en un depósito hasta que Tracy pudo acaba de rodar sus escenas. El ritmo era bastante lento, ya que el actor apenas podía rodar dos o tres horas cada día. Spencer terminó de rodar su última escena el 24 de Mayo de 1967. Una última escena, para la que además asistió todo el equipo de rodaje, y en la que el personaje de Spencer Tracy le decía a su hija y a su yerno, que con que se quisieran la mitad de lo que ellos se habían querido, ya sería suficiente. Esta escena tenía mucho mayor significado, no sólo era la última que iba a rodar Tracy, algo que todos lo sabían, si no que en realidad, lo que estaba diciendo ahí, se lo estaba diciendo realmente a Katharine.

17 días después de eso, el 10 de Junio de 1967, a las 3 de la mañana, se levantó a por un vaso de agua y le dio un ataque al corazón. Fue la propia Katharine Hepburn la que le encontró sin vida en el suelo de la cocina. Adivina quién viene esta noche se estrenó el mes de Diciembre de ese mismo año, y Tracy recibió nominaciones al Oscar y al Globo de Oro.

La muerte de Tracy también se trató de llevar con decoro, MGM, en un comunicado a la prensa, dijo que fue la ama de llaves quien encontró el cuerpo de Tracy sin vida. A su funeral, celebrado el 12 de junio en el Forest Lawn Memorial Park de Glendale, California, asistieron  gente como George Cukor, Stankley Kramer, Frank Sinatra, James Stewart o John Ford. Quien no asistió fue la propia Katharine Hepburn, que tras la muerte de Tracy, fue la que telefoneó a su esposa para informarle de la muerte del actor, tras esto se retiró discretamente y jamás visitó la tumba de Tracy por respeto a la familia. Katharine siempre amó a Spencer Tracy, en palabras de la propia actriz años después, dijo que con Tracy comprendió por primera vez que era más importante amar que ser amada. Aún así, ha habido voces discordantes con la relación de los dos, el escritor William J. Mann, en la biografía de Katharine Hepburn, “Kate: La mujer que fue Hepburn”, afirmó que su romance era pura comedia. El escritor sostenía que Katharine Hepburn era lesbiana, que ambos nunca tuvieron una relación amorosa y mucho menos sexual, y además se atreve a ir más allá, afirmando que Tracy también era homosexual.

La huella de Spencer Tracy sigue siendo enorme para los amantes del séptimo arte. El actor fue uno de los mejores de la historia del cine, en su día Laurence Olivier, con quién aún hoy comparte el récord de más nominaciones al Oscar en la categoría de mejor actor principal, con 9 nominaciones (a ellos se suma también Jack Nicholson), sostuvo que había aprendido más de Tracy que de cualquier método de actuación.

Puede que su carácter no fuera el mejor, pero todos los actores se morían por trabajar junto a él y acabó viviendo uno de los más bellos, tortuosos y largos romances de la historia de Hollywood.

Repasamos las principales películas de la filmografía de Tracy antes de ver todos los premios que conoció:

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

Premios Oscar

1937 – San Francisco

1938 – Capitanes Intrépidos (Ganador)

1939 – Forja de Hombres (Ganador)

1951 – El Padre de la Novia

1956 – Conspiración de Silencio

1959 – El Viejo y el Mar

1961 – La Herencia del Viento

1962 – Vencedores o Vencidos

1968 – Adivina quién viene esta noche

BAFTA

1954 – La actriz

1957 – La Montaña Siniestra

1959 – El Último Hurra

1961 – La Herencia del Viento

1969 – Adivina Quién viene esta noche (Ganador)

CANNES

1955 – Conspiración de Silencio (Ganador)

GLOBOS DE ORO

1953 – La Actriz (Ganador)

1959 – El Viejo y el Mar

1961 – La Herencia del Viento

1968 – Adivina quién viene esta noche

NATIONAL BOARD OF REVIEW

1958 – El Viejo y el Mar y El Último Hurra (Ganador)

– Puesto número 64 en la lista “The Top 100 Movie Star of All Time” de la revista Empire.

– Puesto número 19 en la lista “Greatest Movie Stars of All Time” de la revista Premiere.

– Puesto número 9 de la lista “The 50 Greatest Screen Legends” elaborada por AFI.

– Puesto número 67 por su interpretación en La Herencia del Viento en la lista “100 Greatest Perfomances of All Time” de la revista Premiere.

>> Spencer Tracy, el actor de actores. Parte I – Su infancia, Broadway y los años en FOX
>> Spencer Tracy, el actor de actores. Parte II – Llega el éxito y llega Katharine