“Le importa un bledo como se ve. No se trata de un personaje. Es única.”

Humphrey Bogart

VIVIR SIN TRACY

Hepburn decidió ponerse a trabajar intensivamente tras la muerte de Tracy, era su forma de paliar el dolor. La primera película que realizó fue “El León en Invierno”, de David Niven junto a Peter O’Toole y le dio a Katharine su segundo Oscar consecutivo, un Oscar que compartió con Barbra Streisand por su papel en “Funny Girl”, siendo éste el único empate en la categoría de mejor actriz en la historia de los Oscar. Allí interpretaba a Leonor de Aquitania, de la que además, la actriz, era descendiente. Después de haber estado en el sur de Francia rodando ésta película se trasladó a Niza dónde rodó “La Loca de Chaillot”, pero esa vez no repitió el éxito, la película fue un fracaso tanto para la crítica, como para el público.

Desde finales del 69 hasta verano del 70, Hepburn marchó a Broadway a protagonizar “Coco”, un musical sobre la vida de Coco Chanel. Hepburn admitió que antes del show, nunca antes había asistido a un musical teatral. No era una gran cantante, pero se encontró con una oferta interesante. La actriz tomó clases de canto seis veces a la semana para prepararse la actuación. Los comentarios sobre la producción fueron mediocres, pero Hepburn fue elogiada y la obra funciono muy bien. Katharine reconoció que era la primera vez que se sentía aceptada por el público, además consiguió una nominación al Tony.

Hepburn no paró de trabajar durante la década de los 70. Rodó en España, “Las Troyanas” con Vannessa Redgrave. Hepburn sentía que quería hacer de todo y ampliar su carrera mientras le fuera posible, aunque la película no fue bien recibida, la actriz ganó el premio de la asociación de críticos de Kansas. En el 71 firmó para rodar la adaptación de “Viajes con mi tía” de Graham Greene. La actriz que no estaba contenta con el papel y reescribió parte del guión, al estudio no le gustaron estos cambios y decidieron reemplazarla por Maggie Smith. Después de rodar “Un equilibrio delicado” con Tony Richardson, la actriz se aventuró por primera vez a la televisión, un medio que aún no había tocado. Rodó “El Zoo de Cristal”, una adaptación de una obra de Tennessee Williams que se estrenó con un gran éxito y le reportó una nominación al Emmy. Hepburn quedó satisfecha con esta experiencia y volvió a trabajar poco tiempo después en televisión en  “Amor entre ruinas” donde coincidió con Laurence Olivier. De nuevo, volvió a ser un éxito y le dio a la actriz su único premio Emmy. En 1974, hizo su única aparición en los Oscar, para entregar el premio Irving Thalberg a su amigo Lawrence Wingarten. La actriz se presentó en pijama y tras recibir una larga ovación, la actriz bromeó diciendo “Soy la prueba viviente de que una persona puede esperar 41 años siendo egoísta”. Ésta fue la única vez en su vida que asistió a la ceremonia. Su siguiente película fue en “El rifle y la biblia”, una secuela de la película “Valor de Ley” dónde apareció con John Wayne. La película no funcionó entre la crítica, pero gracias a su reparto consiguió funcionar en taquilla, aunque por debajo de las expectativas del estudio.

Hepburn volvió a Broadway en 1976 y durante tres meses estuvo interpretando la obra “A Matter of Gravity”. Aunque la obra fue un éxito y se dijo que el papel era perfecto para el lucimiento de la actriz, tuvo críticas bastante malas. Estando de gira con la obra, la actriz se lesionó la cadera cuando estaban en Los Ángeles y decidió continuarla en silla de ruedas. Tras tres años sin aparecer por la gran pantalla, rodó la comedia “Amor, fantasía y aventura”, una película que fue un fracaso por completo y la propia Hepburn dijo que murió en el momento de su estreno, la actriz había decido interpretar esta papel para poder montar en globo. Su última película con George Cukor fue en el telefilm “El trigo está verde”, por la que la actriz volvió a recibir una nueva nominación al Emmy.

A principios de los 80 Hepburn había desarrollado un temblor que le hacía mover la cabeza de manera permanente, y la llevó a estar dos años sin trabajo. Volvió a Broadway para interpretar “En el estanque Dorado”, una película en la que impresionó por su actuación. Jane Fonda había comprado los derechos para la adaptación, y fue su propio padre, Henry Fonda el que trabajó con Hepburn en la adaptación de la obra. La película fue un gran éxito, le dio a Katharine su segundo BAFTA y también su cuarto premio de la academia. Un récord que a día de hoy ningún actor o actriz ha sido capaz de igualar.

Volvió a ser nominada al Tony por su papel en la obra “Toquemos un vals” dónde Hepburn interpretaba a una viuda con pasión por vivir. La crítica dijo que este papel era una versión de la propia imagen de Hepburn. La actriz esperaba realizar la adaptación de la obra a la gran pantalla, pero nadie compró los derechos. La obra se adaptó más tarde para televisión con Shiley McLane en el papel protagonista. A estas alturas la actriz ya era una de las más queridas de Estados Unidos y fue nombrada la actriz favorita de los americanos en una encuesta de la revista People.

ÚLTIMOS AÑOS

En los últimos años trabajó bastante poco, y la mayoría fue en televisión. Consiguió una nominación al Emmy en 1986 por su papel en “La señora Delafield quiere casarse”. Y en 1992 trabajó en “Mi vecino es un ladrón” con Ryan O’neal por la que fue nominada al Globo de Oro. En 1991 la actriz publicó su autobiografía, “Yo misma“, fue un completo éxito y durante un año encabezó la lista de los libros más vendidos. No era el único repaso a su vida que la actriz hizo, en 1994 estrenó la película para televisión “Volver a enamorarse” junto a Anthony Quinn, los críticos señalaron que el papel tenía mucho de ella misma y que básicamente no estaba realizando una actuación, si no interpretándose a sí misma. Además, la actriz ya había escrito un libro anteriormente titulado “La Reina de África o cómo fui a Africa con Bogart, Bacall y Huston y casi pierdo la razón”.

Hepburn llevaba sin aparecer por la gran pantalla desde 1984, cuando realizó “La última solución de Grace Quigley”. Fue en 1994, diez años después, cuando volvió a aparecer por última vez en la película “Un Asunto de Amor”. A los 86 años compartió pantalla junto a la pareja que formaban Warren Beatty y Anette Bening y fue la única vez en toda la carrera de Hepburn en la que no interpretó un papel principal. Incluso en su última aparición demostró su genio, hizo a Warren Beatty retirar todos los carteles y volver a imprimirlos porque su nombre aparecía más pequeño que el de sus compañeros de reparto. Roger Ebert dijo que era la primera vez que Hepburn parecía débil, pero que su espíritu estaba todavía allí, y que en sus escenas robaba la película. El último papel de Hepburn  fue ese mismo año en la película para televisión “One Christmas” por la que recibió una nominación de los Screen Actors Guild Award.  

En los 80 la actriz dijo que no sentía miedo a la muerte, que debía ser algo maravilloso, como un largo sueño. Pero no fue hasta después de su última aparición en la pantalla cuando su salud se comenzó a deteriorar. En el inverno de 1996 la actriz fue hospitalizada con neumonía. En 1997 se empezó a sentir muy débil, apenas comía y hablaba y se temía que fuera a morir, además empezó a mostrar signos de demencia. En mayo de 2003 se le encontró un tumor agresivo en su cuello y se tomó la decisión de no intervenir quirúrgicamente y murió el 29 de junio de 2003 en la casa de la familia Hepburn en Fenwick, Connecticut. Tenía 96 años y fue enterrada en el cementerio Cedar Hill en Hartford. Siguiendo los deseos de la actriz, no se celebró funeral.

La muerte de Hepburn no pasó por alto para nadie, y se le dieron numerosos homenajes en todos los medios. El presidente George W. Bush dijo sobre ella: “Será recordada como uno de los grandes tesoros artísticos de la nación”. Además, en su honor, la noche del 1 de julio de 2003 se apagaron todas las luces de Broadway. En 2004, siguiendo sus deseos, todas sus pertenencias fueron subastadas, obteniendo 5,8 millones de dólares que fueron a parar a su familia.

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

PREMIOS OSCAR

1934 – Gloria de un día (Ganadora)

1936 – Sueños de Juventud

1941 – Historias de Filadelfia

1943 – La Mujer del Año

1952 – La Reina de África

1956 – Locuras de Verano

1957 – El Farsante

1960 – De repente, el último verano

1963 – Larga jornada hacia la noche

1968 – Adivina quién viene esta noche (Ganadora)

1969 – El León en invierno (Ganadora)

1982 – En el estanque dorado (Ganadora)

BAFTA

1953 – La Reina de África

1956 – Locuras de Verano

1958 – El Farsante

1969 – Adivina quién viene esta noche y El León en invierno (Ganadora)

1983 – En el estanque dorado (Ganadora)

CANNES

1962 – Larga jornada hacia la noche (Ganadora)

VENECIA

1934 – Mujercitas (Ganadora)

GLOBOS DE ORO

1953 – La Impetuosa

1957 – El Farasante

1960 – De repente, el último verano

1963 – Larga jornada hacia la noche

1968 – Adivina quién viene esta noche

1969 – El León en invierno

1982 – En el estanque dorado

1993 – Mi vecino es un ladrón

EMMY

1974 – El zoo de cristal

1975 – Amor enre las ruinas (Ganadora)

1979 – El trigo está verde

1986 – La señora Delafield quiere casarse

– Puesto número 1 en la lista “The 50 Greatest Screen Legends” elaborada por AFI.

– Puesto número 68 en la lista “The Top 100 Movie Star of All Time” de la revista Empire.

– Votada como la segunda mayor estrella de la historia del cine por Entertainment Weekly.

– Puesto número 14 en la lista “Greatest Movie Stars of All Time” de la revista Premiere.

– Puesto número 13 por su interpretación en El León en Invierno y puesto número 54 por su interpretación en Historias de Filadelfia en “100 Greatest Perfomances of All Time” de la revista Premiere.

>> Katharine Hepburn; la primera mujer. Parte I – Su infancia y la llegada a Hollywood
>> Katharine Hepburn; la primera mujer. Parte II – Caer, levantarse y retarse
>> Katharine Hepburn; la primera mujer. Parte III – Llega la televisión y sus últimos años