Si en la pasada entrada musical hablé de un compositor medianamente actual y arraigado a Darren Aronofsky, el protagonista de hoy es alguien totalmente diferente, en todos los aspectos. Bernard Herrmann, además de ser uno de los hombres más controversiales y difíciles de su época, destacó por poner música a clásicos de los 40, 50 y 60, y también, por qué no decirlo, por su relación amor-odio con el maestro del suspense, Alfred Hitchcock.

Desde muy joven Herrmann ya demostró su fuerte carácter. Siendo niño tomaba clases de violín, y un día, durante una clase, propuso a su profesor tocar algo más tenebroso y al ver que éste se negaba al pequeño Bernard no se le ocurrió otra cosa que romper el violín en la cabeza de su profesor. Desde luego, saber ésto y proponerle trabajo debe reflexionarse durante mucho tiempo. A pesar de todo, su debut no pudo ser más espectacular, con 30 años uno de los hombres más importantes de los cuarenta llamó a su puerta para que compusiera la música de uno de sus filmes (quién nos diría tiempo después que ésta se consideraría una de las mejores películas de la historia). Orson Welles fue el director y Ciudadano Kane la elegida, obviamente Herrmann aceptó.

¿Un prodigio en potencia? Lo más probable es que sí. Lo innegable es que Herrmann debutó de la mejor manera posible, creando una melodía fantástica para un filme del calibre de Ciudadano Kane. ¿Cuántos compositores pueden presumir de conseguir una nominación al Oscar en su primera incursión en el cine? Bernard sí, y no fue la única, hasta cinco veces le nominaron a lo largo de su carrera. Tras su éxito de la mano de Welles llegó otro con mejor resultado aún (Oscar a la mejor Banda Sonora original). Se trata de El hombre que vendió su alma (The Devil and Daniel Webster), una película de William Dieterle que destacó principalmente por el trabajo de Herrmann, soberbio. Hoy en día es difícil encontrar muchas de sus obras porque a pesar de trabajar con grandes del cine siempre pasó muy desapercibido fuera de Estados Unidos, por ello me disculpo si no puedo ofrecer alguna de sus composiciones, de cualquier modo cada minuto que este hombre dedicó a sus partituras son gloria para nuestros oídos y por breve que sea lo que publique vale la pena.

Pronto comenzó la andadura de Herrmann con Hitchcock, en 1955 trabajaron juntos por primera vez en Pero… ¿Quién mató a Harry?, a ésta la siguieron algunas como Falso culpable o El hombre que sabía demasiado. En total fueron ocho las participaciones entre director y compositor antes de su fatídico final. Las colaboraciones de Herrmann dejaron BSOs para la historia, como las archiconocidas melodías de Vértigo, Psicosis o Con la muerte en los talones.

Sin embargo su relación se rompió en Cortina rasgada, y es que juntar a dos hombres de caracteres completamente opuestos no puede traer nada bueno, Herrmann tan apasionado y Hitchcock tan frío (y con esto no quiero decir que él no sintiese pasión por su trabajo). Todo terminó con una gran pelea cuando el director rechazó la música de Herrmann para un proyecto. Éste, enfurecido, se marchó de Nueva York para siempre y se mudó a Londres, después de aquello no se volvieron a ver. Lo curioso es que tras este incidente Herrmann se pasó toda la vida buscando películas que se pareciesen a las de Hitchcock y Hitchcock evitó música que tuviera un sonido similar al de su viejo conocido. Lástima que una relación que ha hecho tanto bien al cine terminase así, pero son anécdotas que también quedan en la historia.

Después de aquello Bernard trabajó para Truffaut, quién también sufrió la ira del compositor de primera mano, y es que siempre se debía hacer lo que él quería, en vez de acoplarse él a la película, la película debía adaptarse a su música. Brian de Palma fue otro de los que conoció de cerca el desprecio del compositor, que sacaba su mal humor en el momento menos pensado. Trabajaron juntos en Hermanas y Fascinación. Bernard dijo que las cosas se harían a su manera, y el problema llegó cuando De Palma le sacó el nombre de Hitchcock a relucir; estas fueron las palabras textuales del enfrentamiento: “¡Usted no es Hitchcock! Con usted la gente se irá a los diez minutos de la sala”. Y lo cierto es que la manera de trabajar de Herrmann siempre era la mejor, así que al final las cosas se hicieron como él quiso.

Su último trabajo fue Taxi Driver y Martin Scorsese tampoco se salvó de las bonitas palabras del compositor, cuando Martin le propuso trabajar en su película éste le respondió que él no hacía películas sobre taxistas. Obviamente al contarle que su protagonista era un psicópata Bernard aceptó. Murió el último día de grabación de la banda sonora por un infarto.

De Bernard Herrmann se pueden decir muchas cosas, que era un tipo imposible, que disfrutaba haciendo sufrir a los directores o que era demasiado exigente, pero lo cierto es que sus trabajos eran magistrales, música como la suya hace posible disfrutar plenamente del Séptimo Arte y a pesar de todos esos problemas, los enfrentamientos o las malas palabras, nosotros le perdonamos todo, porque sí, era un cabroncete, pero también un maestro.

  • Qué personaje ese Herrmann. Es eso, sería un tipo difícil y seguramente estaba loco, pero todos los genios lo están un poco así que.. Amén por esas composiciones tan buenas y por todo lo que aportó. Geniales las de Hitchcock y también ese trabajo en ‘Taxi Driver’, la verdad es que fuere como fuere, valió la pena trabajar con él y los resultados están ahí…

    Gracias por las anécdotas y esas curiosidades de las que no se habla muy a menudo, siempre es interesante conocer cosas más allá de lo estrictamente profesional, al fin y al cabo son personas :D

    Un beso. Genial entrada una vez más.

  • Annie Hall

    Cuando empecé a leer esta entrada no sabia dónde se encontraban mis expectativas sobre ella… Pero sin duda me ha encantado. Curiosidades que no conocía, repaso de sus mejores bandas sonoras :) Lo peor (y lo mejor) de los genios son sus pequeñas excentricidades y su fuerte carácter. Al leer esto no puedo sino reafirmar mi pasión por las composiciones de este genio (al igual que por Hitchcock).

    Sigue con este maravilloso homenaje a las BSO y grandes compositores.

  • Sinceramente no conocía a Herrmann ni lo colgado que estaba pero indiscutible que películas como Ciudadano Kane o Vertigo tienen unas bandas sonoras sublimes, y aparto a un lado la de Taxi Driver porque esa la recuerdo con especial cariño.

    Da un poco de rabia que sino hubiera tenido ese cararter podría haber sido mucho mucho más grande.

    Aunque también esta esa idea de que los grandes maestros son también los mayores excentricos.

    Magnífico artículo como el anterior, ansioso por ver el siguiente ^^

  • Se ve que lo has hecho bastante novelesco, el hombre parece un maniático, imagino que en la realidad habrá sido más accesible ya que sino ya hubiera estado eliminado de toda posibilidad de contratación ya que no creo que fueran tampoco mártires los directores. Y me gusta su lado clásico con el trabajo para Hitchcok y Welles, el primero muy perturbador. El de taxi driver no me gustó, a pesar de ser una cinta fuerte el sonido es muy meloso, no me parece tan afín. Gran entrada, muy entretenida. Un abrazo.

    Mario.

  • Siempre he asociado a Bernard Herrmann a las películas de Hitchcock y me encanta que también pongas de relieve su trabajo con otros actores. Además ¡no sabia que tenia tanto genio!

    Por cierto, para quien no lo sepa, una curiosidad: suya es la banda sonora de un slasher llamado Nervios Rotos y que puso Tarantino de moda cuando lo silba Daryl Hanah en una de las secuencias más recordadas de Kill Bill Vol.1

  • @Mr.Nobody: Exacto, en esa frase sobre los genios lo has dicho todo. Creo que es algo que además nos encanta, enterarnos de esas excentricidades, las locuras que hicieron para terminar un proyecto, es bueno conocer todo eso. Sin duda es un grande, a mí me han encantado todas las BSOs que he escuchado de él, con sus peleas y todo, era un crack.

    Bernard Herrmann es de los pocos de los que tengo curiosidades, el resto de entradas son más políticamente correctas, por decirlo de alguna manera, pero seguirá sirviendo de homenaje a estos hombres.

    Muchas gracias por tus comentarios Isart, creo que si ya no te viese por aquí esto quedaría algo más vacío.

    @Annie Hall: Me alegro de que te haya gustado tanto el artículo, me emociona mucho leer cosas así. Coincido contigo en que era un genio absoluto, con todo su caracter, él era así y a mí personalmente me encantaba.

    ¡Gracias por los ánimos! Y gracias por comentar.

    @Legendi: En el fondo me alegra que la gente me diga “no conocía a Herrmann”, ahora ya lo hará, señal de que algo en este especial está funcionando… Las bandas sonoras que has dicho son espectaculares, la de “Vértigo” es de lo mejorcito.

    Y estoy de acuerdo en lo del caracter… Pero al fin y al cabo él era así e imagino que también era feliz, de todas formas nos dejó trabajos increíbles.

    Gracias por el apoyo Alex, me alegra mucho verte por aquí.

    @Mario: Novelesco poco, he contado las cosas como ocurrieron, nada está sacado de contexto ni llevado al extremo, no sé exactamente cómo ocurrió todo porque yo no estaba allí pero te puedo decir que aquí no hay nada ni inventido ni modificado a placer. Accesible creo que es una palabra que Herrmann no conocía, mejor lee algo sobre él y verás como era un compositor dificilísimo. No contratarle habría sido el error más grande, y con más razón después de debutar con “Ciudadano Kane”, ¿quién no le va a querer así? Los directores mártires tampoco fueron, Herrmann tampoco era Dios. “Taxi Driver” a mí sí me gustó, no me imagino la película con otra BSO de hecho, pero claro, puede gustar o no.

    Me alegro de que te entretuviese la entrada.

    ¡Gracias a todos por comentar! Es un placer leer comentarios así, ahora sé que cuando os hablen de la música de muchas de las películas de Hitchcock podréis hablar de este grande. ¡Un abrazo!

  • @La mente insana: ¡Claro! Herrmann además de Hitchcock tuvo una carrera brillante con diferentes directores, vale la pena conocer todos esos detalles. Creo que el tema de su caracter ha llamado mucho la atención por aquí.

    Gracias por esa curiosidad, si te soy sincera no conocía ese dato así que muchas gracias. ¡Un abrazo!

  • Jolín! No sabía que hubiese hecho tantas bandas sonoras importantes! Un ole solo por haber hecho psicosis! Muy buena entrada!^^ Muy interesante!

    PD: en el blog ya hay la final del repaso seriéfilo, con dedicatoria para ti y tu blog incluida!^^

    Un saludo!

  • Que se me olvidaba el link!

    http://elrincondedomive.blogspot.com/2011/09/gran-final-del-repaso-seriefilo.html

    Ahora si, un saludo! xD!

  • @Domive: Gracias por leer la entrada, me alegra saber que has aprendido algo nuevo sobre este compositor ;D.

    Ya he leído tu entrada, genial como siempre. ¡Un abrazo!

  • Hola!
    Pues de este tio solo me sonaba el nombre y x haberlo leido en los creditos de peliculas de Hitchcock en especial.
    No sabia yo que habia sido tan hijo puta XD que x muy maestro que sea, hay cosas que no se aguantan. Yo lo hubiese mandado a la mierda, ya me buscare a otro compositor jajaja

    K x cierto, lo de “yo no hago peliculas de taxistas” es muy bueno XD aunk, que gran BSO la de esta peli, me encanta *o*

    Sus colaboraciones en las pelis de Hitchcock tmb son magnificas. “Psicosis” es fantastica en todos los aspectos, pero ske la BSO siempre me encanto.

    En fin, mejor nos quedamos con su musica y olvidamos que su otra aficion era romperle a su profesor de musica violines en la cabeza y dar x culo a los directores de las pelis jajaja

    DEW ^.^

    P.D.: y sigue asi! que me encantan este especial :)

  • @Vero: Yo conocía algunas de sus BSOs pero su nombre no me resultaba familiar… Luego cuando empecé a investigar sobre su carrera me conquistó totalmente. Aparte que esas anécdotas me fascinaron aún más, tan cabrón y tantos buenos trabajos, nadie se resistía a contratarle porque sabían que era el mejor. Pero hace falta paciencia xDD.

    Me alegra saber que este especial te está gustando, quizá el Sábado o ya el Lunes publique la nueva entrega. Mil gracias por comentar Vero, te lo agradezco mucho. ¡Un abrazo!

  • Anonymous

    Buff es que este hombre era un genio! Lo que no sabía es que era tan cabroncete… jaja Pero bueno, por ver el lado positivo del asunto, la gente que es así tan exigente casi siempore logra resultados estelares, y aquí tenemos un ejemplo clarísimo!

    De todas sus obras, me quedo con el soundtrack de Psicosis… Puah, MAGISTRAL! No hay otra palabra. Es que con esa melodía lo expresa todo, sin ella, la escena del asesinato no sería lo mismo ni por asomo. Transmite agonía, tensión, nerviosisimo… pocos son las melodias que transmiten tanto.

    Me encanta el especial, ya tengo ganas de ver la siguente actualización! :)

    Núria

  • @Núria: Tienes toda la razón, era un genio pero tenía mucho caracter, aunque creo que ésto le hizo más grande incluso. Creo que muchos (espero que todos) conocieran la BSO de “Psicosis” pero seguro que la mayoría no sabía que pertenecía a este hombre, me alegra saber que por lo menos ahora sí es así. Una grandísima banda sonora sin duda.

    Me alegra que este especial te esté gustando, el Lunes próxima entrega. ¡Un beso guapa!

  • Esto ya es otra cosa, a este si que lo conozco, y es que si eres un aficionado a Hitchcock como yo, hay nombres que conoces y Bernard Hermann es uno de ellos, que consiguió darle ese toque de perfección a las grandes obras del director británico. El video que pones con las bandas sonoras de Vertigo, Psicosis y Con la muerte en los talones, es increíble, que tres bandas sonoras!! Todo el mundo recuerda la escena de la ducha, pero sobre todo se le asocia esas notas agudas de violín.

    Uno de los grandes sin duda, pese a su caracter, todos los grandes los tenían, Hitchcock, Hermann, Brando… xD

  • @Mr. Kaplan: Estaba segura de que a este hombre sí lo conoceréis, pensé en ti cuando hice la entrada como bien te dije y me alegra saber que la has leído. Es uno de los pocos autores “clásicos” que traigo por aquí y ha sido un éxito, por ahora es la entrada de todo mi Blog con más comentarios. Era un genio, no se merece otra cosa.

    Como dices todos tenían caracter, cuando me toque hablar de otros que también lo tengan y consiga anécdotas así las pondré, parcialidad en todo momento.