El que fuera hijo pródigo del cine moderno (aunque realmente para muchos aún lo es) pareciera haber encontrado en sí mismo a su peor enemigo. El ego, eso que en ocasiones tanto daño ha hecho a otros autores que prácticamente con su debut tocaron el cielo y que encadenaron grandes películas unas con otras, hasta el temido declive. Xavier Dolan, enfant terrible del cine canadiense, siempre ha sabido que dar a su multitudinaria legión de fans, y el caso es que lo sigue haciendo. En las últimas películas de Dolan es innegable la presencia de su estilo y su autoría, el problema (si es que lo hay) es que quizá y solo quizá esa esencia se ha vuelto una impronta tan marca de la casa, que por momentos pareciera casi una parodia de sí mismo. Algo de lo que peca en cierta medida esta última película, sobre dos amigos, un beso y un secreto que lleva guardado y enquistado más de 20 años.

Matthias & Maxime es el octavo trabajo del talentoso autor y a la vez su obra más forzosamente millennial y generacional. En ella Maxime (Xavier Dolan) planea una marcha, que es más bien una huida consciente y programada al que es literalmente el punto más alejado de la Tierra desde su Canadá natal, Australia. Un viaje que es a la vez una promesa grabada a fuego, de una nueva vida lejos de su desquiciada madre y de una vida irrelevante que no le satisface lo más mínimo. Lo más curioso de Maxime y de sus intenciones para con este viaje hacia lo desconocido, es que su principal problema con el mundo, está dentro de él y lleva 20 años haciéndole daño. Resulta curioso cómo Dolan aborda la homosexuelidad interiorisada de Maxime como si de un trauma se tratase en el Canadá de la actualidad y en un entorno social, en el que desde luego salir del armario no debería suponer un problema. Es aquí donde la autoría de un estilo y un dramatismo exacerbado supura por todas las evidentes costuras de un relato apasionante en sus intenciones, pero innecesariamente farragoso y obvio en su desarrollo.

Esta es la historia de un beso (un segundo beso) entre dos buenos amigos de toda la vida y de cómo ese beso desentierra todos los fantasmas de una homosexualidad oculta y una homofobia latente, al menos por una de las partes, la de de Matthias. Quien funciona como objeto de deseo de Maxime y juega a ver hasta dónde puede soportar seguir fingiendo ser el hombre que no es y que por otra parte sólo él se empeña en querer ser. Matthias & Maxime es la clásica historia de amor frustrada por las imposiciones que nosotros mismos nos ponemos para ser de cara la sociedad, el hombre ejemplar. Algo que Dolan narra con el mimo y la histeria habitual a la que nos tiene acostumbrados, brillando en algunos momentos del relato que ojalá vivieran para siempre. Es innegable su buen hacer a la hora de abordar los momentos de reflexión de sus dos protagonistas y sobre todo a la hora de filmar esos preciosos y fugaces momentos en los que desatan su pasión y nos regala unos planos de una belleza casi inenarrable. Es justo ahí cuando la mejor versión de Xavier Dolan se reencuentra consigo mismo y nos recuerda porqué es uno de los niños predilectos del público millennial y por supuesto (y con mucho sentido) del mejor público LGTBIQ+

La excelencia en la película viene dada en la atinada manera en la que Dolan rueda y decide usar y no terminar de mostrar ese beso, para a partir de él, tejer una historia de pasión, amor y dolor. Un dolor con el que todos en algún momento de nuestra vida hemos conectado de un modo u otro.

Matthias & Maxime es una película sobre las segundas oportunidades y un bello y a ratos un bien esculpido relato sobre la capacidad del amor, para darnos la fuerza y el empuje necesario para cambiar nuestra vida, hacia aquello que se conoce y anhela como la felicidad.

Título original: Matthias et Maxime Director: Xavier Dolan Guión: Mark Burnell  Música: Jean-Michel Blais Fotografía: André Turpin Reparto:  Xavier Dolan, Anne Dorval, Pier-Luc Funk, Catherine Brunet, Gabriel D’Almeida Freitas, Antoine Pilon, Marilyn Castonguay, Adib Alkhalidey, Micheline Bernard, Samuel Gauthier Distribuidora: Avalon Fecha de estreno:  19/06/2020