Vaya por delante que no he leído el cómic creado por Kevin VanHook, Don Perlin y Bob Layton, en el que está basada la película, pero después de verla, se me han quitado las ganas de leerlo y de vivir, sobre todo de esto último. Si esperas que Bloodshot no sea una película “tan mala”, estás equivocado y si esperas que al menos sea un digno entretenimiento también estás equivocado. Hay películas que están hechas para un público en concreto y afortunadamente yo no soy el público para el que está hecha Bloodshot.

El cine de acción de los últimos años mucho le debe en gran medida al subgénero popular conocido como cine de superhéroes, un cine que ha demostrado saber aunar entretenimiento (más o menos de calidad) y personajes con los que empatizar. Sería faltar a la verdad si no evidencio que la desastrosa Bloodshot tiene su foco e intenciones puestas en ese tipo de cine, el problema es que con toda certeza ha cogido lo peor de esas películas y lo ha traslado a unas casi dos insufribles horas de metraje en las que no ocurra nada meramente interesante.  Podríamos decir sin miedo a equivocarnos que este film es lo peor que podíamos esperar del tipo de películas de acción vacías que interpretan ese tipo de actor que es Vin Diesel y os aseguro que no estaríamos faltando a la verdad.

Bloodshot es la adaptación al cine del cómic Valiant en la que Ray Garrison (Vin Diesel) es un soldado estadounidense que muere en combate y es resucitado años después con una modificación genética en su corriente sanguíneo que gracias a la nanotecnología le permite ser prácticamente inmoral. Un avance científico revolucionario, que él más pronto que tarde, descubrirá que no es más que un arma en manos de una multimillonaria compañía que le programará para matar a quienes ellos quieran. Sí, estáis en lo cierto, la premisa parece un mal refrito de la estupenda Robocop (Paul Verhoeven, 1987) pero sin trasfondo, alma o coherencia. Pero el despropósito aspiracional de este infame blockbuster no queda ahí, porque Garrison (ahora conocido como Bloodshot) está amnésico y su único recuerdo es del asesino de su mujer, recuerdo que será constantemente reseteado y modificado por la compañía que le ha creado para en modo vengador acabe cada día que se despierta con el diferente asesino de su mujer, algo que en efecto destila muy poca imaginación aspiracional al ser comparada por ejemplo con la sensacional Minority Report (Steven Spielberg, 2002).

Más allá de esta básica premisa, encontramos en Bloodshot a un Vin Diesel que parece enorgullecerse de sus vastos intentos de expresión tras una pose de enfurruñado durante las casi dos interminables horas de metraje mientras no para de chutarse un líquidito gris espeso que le vuelve más tocho y aumenta el tamaño de su fuerza provocando una erección en sus venas que en más de una ocasión me evocaron una arcada. En medio de todo esto nos encontramos con un grupo de soldados modificados también genéticamente, que por alguna extraña razón deciden ir en contra de Bloodshot y liarse a golpes en todo momento. Proporcionando una incesante sucesión de momentos que yo he bautizado como “machirulos en acción”. En medio de este caos nos encontramos también con un Guy Pearce venido a menos, como el malo malísimo de la función y con la estimulante Eiza González (único rayo de luz en medio de este circo machirulo) que entre mamporro y mamporro de Vin Diesel intentará poner un poco de coherencia al relato, plot twist: no lo consigue.

Bloodshot está dirigida por el prácticamente debutante Dave Wilson, quien en su haber solo tiene haber trabajado en algún capítulo de la serie de Netflix, Love, Death + Robots (2019), lo cual ya de antemano no era el mejor de los credenciales. La película es exactamente eso que te puedes imaginar de una película protagonizada por Vin Diesel repartiendo estopa a diestro y siniestro sin ningún tino, pero probablemente esta película te resulte mucho más tediosa de lo que puedas imaginar. En conclusión: todo mal.

Título original: Bloodshot Director: Dave Wilson Guión: Eric Heisserer, Jeff Wadlow Música: Steve Jablonsky Fotografía: Jacques Jouffret Reparto:  Vin Diesel, Toby Kebbell, Eiza González, Sam Heughan, Guy Pearce, Talulah Riley, Alex Hernandez, Siddharth Dhananjay, Jóhannes Haukur Jóhannesson Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno:  06/03/2020