Stephen King puede presumir de ser el escritor más adaptado al séptimo arte, y es que, una adaptación de Stephen King siempre es algo interesante de ver, por la cualidad cinematográfica de su prosa. Esta vez, nos encontramos ante Doctor Sueño, la adaptación del libro homónimo de King que tantas expectativas ha generado antes de su estreno. La batuta la ha cogido Mike Flanagan, autor de la exitosa serie de Netflix, La maldición de Hill House, que también se encarga de coescribir el guión.  La sinopsis se remonta a décadas después de los hechos sucedidos en el Hotel Overlook, donde Danny Torrance, interpretado por un adecuado pero no excesivamente destacable Ewan McGregor, es un hombre alcohólico y traumatizado por los hechos sucedidos en su infancia que recibe un mensaje de parte de Abra Stone, una niña con poderes similares a los suyos.

Doctor Sueño contiene en sus 151 largos minutos una historia con muchos personajes definidos y desarrollados de forma básica y con algunas escenas que no consiguen inspirar al espectador la empatía que cualquier historia necesita. Los actores cumplen en sus papeles conformando un buen cásting que consigue recordar en aspecto y esencia a muchos personajes de El resplandor dirigida por Stanley Kubrick. Danny Torrance es el personaje más interesante, pero, si bien entendemos sus decisiones y su mente atormentada, no llegamos a sentir su drama ni su conexión tan profunda con la niña, una relación no demasiado bien definida.

 

El guión de Akiva Goldsman y Mike Flanagan, sin entrar en si es fiel o no al material original, conforma una mezcla de géneros que no acaba de llegar a buen puerto. El film mezcla algo apresuradamente cine fantástico y thriller con un enfoque más cercano al género de aventuras, eso sí, con un claro tono oscuro y desolador que se esfuerzan en remarcar, de terror solo quedan algunas escenas en las que se siente un peligro inminente, algo que no es negativo, pero hay que tener en cuenta para valorar esta película. El principal problema de tener diversas tramas tan alargadas es que los momentos de tensión y suspense brillan por su ausencia y los instantes que buscan generar una emoción clara en el espectador optan más por mostrar violencia e imágenes desagradables que en usar mecanismos narrativos que puedan implicar al público y hacer que, este aparentemente innecesario reboot sea algo más que eso. El guión lo intenta en el último acto, mostrando un enfoque, un tema para cerrar la historia, que podría haber sido interesante si se hubiera desarrollado antes.

Flanagan dirige este largometraje con algunas ideas visuales potentes y bien conseguidas, dado a una buena fotografía y un diseño de producción realmente notable, pero con un uso redundante de la música, haciendo grandilocuentes escenas poco importantes, y de los efectos de sonido, usándolos para generar el susto y dejando de lado esa potencia que tenían algunas imágenes que él mismo había rodado ,pero realmente el mayor problema de la película es el montaje, que el mismo Flanagan ha firmado. Si bien habitualmente que los directores monten sus propios largometrajes es algo problemático, en este caso es algo que hace aguas por todos lados. El ritmo no potencia ninguna de las virtudes que puede tener la historia, apresurando momentos que podrían ser tensos y dejando otros que podrían ser recortados perfectamente. Desde la primera escena sientes que lo que estás viendo te podría impactar más de lo que lo hace si pudiera tomarse un poco más de tiempo, algo que en dos horas y media se podría haber hecho de largo.

 

Doctor Sueño es una película fallida, con una factura técnica a la altura de una producción de su calibre pero con un montaje apresurado y una dirección que no consigue aportar a un guión que esboza y no profundiza. Ni está a la altura del universo del que forma parte ni evita que se vea como una secuela innecesaria.

Crítica escrita por Jaume Maneja

Título original: Doctor Sleep  Director: Mike Flanagan Guión: Akiva Goldsman, Mike Flanagan  Música: The Newton Brothers Fotografía: Michael Fimognari Reparto:  Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Catherine Parker, Robert Longstreet, Carel Struycken Distribuidora: Warner Bros. Pictures Fecha de estreno:  31/10/2019