Gale Weathers en Scream: vigila quién llama (1997), vaticinaba que “la cultura pop, era la política del siglo XXI”, pocas frases han sentenciado mejor una realidad que estaba por llegar y que hoy en día es toda una sentencia del fiel reflejo del mundo en que vivimos.

El film de uno de los más destacados “gamberros” del nuevo Hollywood, como James Franco, es una declaración de intenciones que parece advertir  “señores tengo talento, no me paso todo el tiempo fumado (eso solo lo hago cuando me toca hacer cosas cotidianas como presentas los Oscar)” a la vez que manifiesta su muy acertado ojo a la hora de retratar lo mejor y lo peor de Hollywood, y de su inagotable búsqueda y autopromoción del sueño americano. De ese intento y esa búsqueda fructífera trata The Disaster Artist .

El fiel retrato de Tommy Wiseau, como uno de los personajes más singulares del panorama de la industria norteamericana y sus peripecias para conseguir realizar una película a costa de quién hiciese falta, es natural, honesto e hilarante. James Franco se las ingenia para capturar milímetro a milímetro cada una de las sensaciones que se produjeron en torno al rodaje del despropósito de The Room y de cómo su director al frente desafío y trolleó a Hollywood desde dentro, sin que nada ni nadie lo parase.

Estamos ante una comedia desvergonzada, divertida y enormemente sarcástica, pero también estamos ante un importante drama en el que se recrea cómo la propia industria crea seres ambiciosos y creativos y luego los abandona en función de si encajan o no en el perfil de lo que están buscando. Tommy Wiseau es probablemente lo más cerca que ha estado nunca nadie de reírse de Hollywood al tiempo que consigue alcanzar lo que ellos consideran “el verdadero sueño americano”, y James Franco lo enaltece a la vez que se ríe de él (pero eso sí, con cariño) y de las excentricidades absurdas que han hecho que a día de hoy en casi todos los países se esté reestrenando The Room y la gente esté pagando dinero por ir a verla. Ese es el verdadero triunfo de este singular personaje, que James Franco aprovecha y explota con un absoluto encanto en una de las mejores películas que se hayan hecho y probablemente se hagan nunca, sobre la industria americana del negocio del cine.

The Disaster Artist tiene la esencia del humor gamberro de James Franco y su talentoso hermano Dave Franco, a la par que representa un precioso homenaje al mundo del cine firmado por alguien que en su vida ha estado tan bién como lo está en esta película. James Franco podría recoger el año que viene en los Oscar el premio al mejor actor y al mejor director sistemáticamente sin que nadie pudiese reprocharselo o incluso considerar que como sería algo muy justo.

Título original: The Disaster Artist Director:  James Franco Guión:  Scott Neustadter, Michael H. Weber Música: Dave Porter Fotografía: Brandon Trost Reparto:   James Franco, Dave Franco, Alison Brie, Josh Hutcherson, Seth Rogen, Zac Efron, Sharon Stone, Bryan Cranston, Kate Upton, Hannibal Buress, Jacki Weaver, Nathan Fielder, Jerrod Carmichael, Zoey Deutch, Kristen Bell Distribuidora: Warner Bros. Pictures Fecha de estreno:  29/12/2017