??????????????????????

Tras estar casi una década intentando sacar adelante el proyecto, Seth Rogen y compañía por fin pueden presumir de, no sólo haber llevado a la gran pantalla la primera película de animación por ordenador calificada R (prohibida para menores de edad), sino además de hacerlo con buenas críticas y un notable éxito de taquilla.

La fiesta de las salchichas es, ante todo un film que, declarándole la guerra a la sutileza, hace comedia mediante la constante convergencia entre la metáfora visual más vulgar y escandalosa, y los chistes y gags más políticamente incorrectos que uno pueda imaginar. En otras palabras, el humor de La fiesta de las salchichas es mayormente básico y directo, pero logra funcionar bastante bien la mayor parte del tiempo –sin sorprender demasiado- gracias a su ingenioso planteamiento visual y a su delirante plantilla de personajes (atención al Señor chicle), así como a algunos momentos y diálogos realmente inspirados. Pero más allá de la polémica de su fórmula, el film esconde una interesante lectura existencialista funcionando a modo de fábula a lo Rebelión en la granja, tratando de forma ciertamente ocurrente temas tan complejos como la religión, el amor, el sexo o, en definitiva, el sentido de la vida.

??????????????????????

Dicho todo lo bueno, toca entrar en aquellas cosas que no me terminaron de convencer, empezando por esa descarada necesidad autoimpuesta de tener que ser grosera y malhablada prácticamente en todo momento, la cual resulta a todas luces innecesaria y termina por empañar el trasfondo de ciertos momentos. Por otra parte, llegado cierto punto del film se percibe una clara acumulación y sobreexplotación de clichés, así como cierta repetición de esquemas humorísticos, lo cual hace que ciertos tramos del film contrasten en su intrascendente vulgaridad frente a la originalidad e inspiración de otros.

La fiesta de las salchichas es, sin lugar a dudas, una de las películas de animación más salvajes y alocadas que he visto nunca. También es una película que, en función de lo receptivo que sea el público, podrá ser más o menos divertida o interesante. Yo personalmente, y a pesar de sus fallos y carencias, he de reconocer que lo pasé francamente bien viéndola, y tengo la impresión de que la mayoría de mis compañeros que estaban en la sala también lo hicieron a juzgar por las risas.

Eso sí, y que quede bien claro, La fiesta de las salchichas NO es una película para niños.

3_estrellas

Título original: Sausage Party Director: Conrad Vernon, Greg Tiernan Guión: Evan Goldberg, Kyle Hunter, Seth Rogen, Ariel Shaffir  Música: Christopher Lennertz, Alan Menken Fotografía: Animación Reparto: Animación Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno:  07/10/2016