Han pasado ya dieciocho años desde que Fernando Trueba diese al mundo una clase magistral de nuestro cine español Vol.1 en su encantadora La Niña de tus Ojos, (1998) película que sirvió no solo para dar a conocer al mundo el concepto más acérrimo y castizo de aquello conocido como “españolá”, si no que además fue la consagración nacional y la consecuente presentación internacional de una Penélope Cruz absolutamente adorable que enamoró y arrasó allí por donde se vio el film.

Motivo por el que yo y seguro que unos cuantos más encajamos la noticia de esta tardía secuela como agua de Mayo, pues la primera parte (como todos recordaréis) dejaba la película en un frio desenlace en el que desconocíamos la suerte que el futuro les deparaba a esa simpática trupe de cómicos y artistas del celuloide que huían de la Alemania nazi. Ahora casi 20 años después Trueba usa ese argumento como excusa para reunir a todo el reparto original (y algunos nuevas incorporaciones, que parecían haber estado ahí desde el principio) y contarnos que fue de sus vidas en el preciso momento en el que el destino les vuelve a reunir para rodar una superproducción americana protagonizada por la ahora estrella ganadora de un Oscar Macarena Granada que vuelve a interpretar una carismática Penélope Cruz, que por momentos divierte mucho al parodiarse prácticamente a sí misma, como una salvadora Reina que vuelve a nuestro país a salvar nuestro cine y nuestra industria.

064325-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

Una trama que Trueba usa como vehículo para dar su segunda clase magistral de cine español, en este caso el vol. 2 que retrata el cine que se hacía en nuestro país en la época de apogeo del caudillo. Pero la lástima es que en esta segunda película la trama da la sensación de estar contando muchas pequeñas cosas a la vez, pero que todas carecen de auténtica relevancia, dejando la cinta absolutamente al servicio de una Penélope magnífica y una trama que honestamente no sirve para nada más que ilustrarnos  como se hacía el cine de aquella época, algo que no digo que este mal o que no sea interesante, pero que irremediablemente hace que la película haga aguas alrededor de una inexistente trama, que por momentos recuerda al camarote de los hermanos Marx, con tanto trajín de entrar y salir secundarios y más secundarios que salvo en momentos excepcionales aportan verdaderamente algo necesario a la historia.

La Reina de España, solo destaca a la hora de reflejar el cariño que siente Trueba por un cine y por una época con mucho encanto, pero que aquí a diferencia de lo que ocurría en La Niña de tus Ojos, se pierde en medio de un festival de interpretaciones mediocres, gags poco graciosos y mucho, pero que mucho alboroto que alcanza su único momento de genialidad en unos minutos finales que nos recuerdan que grande ha sido y (a veces) es nuestro cine y que enorme es nuestra reina Penélope que demuestra su capacidad para  levantar una película irregular sobre sus hombros durante sus largas 2 horas.

328092-jpg-r_1920_1080-f_jpg-q_x-xxyxx

Por lo que si sentís la curiosidad de conocer de primera mano como se rodaban las películas en la España de Franco, esta película es incontestablemente adecuada, pero si esperáis ver el delicado trabajo de una trama tan icónica como fue la de su predecesora, preparaos para no ver más que un lejano y débil eco de aquello que fue La Niña de tus Ojos, … y que si por si no queda  suficientemente claro, que es lo mejor de la película, aprovecho y exclamo aquello de ¡Qué Dios salve a la Reina!

2.5_estrellas

Título original: La Reina de España Director: Fernando Trueba Guión: Fernando Trueba Fotografía: José Luis Alcaine Música: Zbigniew Preisner Reparto: Penélope Cruz, Antonio Resines, Neus Asensi, Ana Belén, Javier Cámara, Chino Darín, Loles León, Arturo Ripstein, Jorge Sanz, Rosa María Sardá, Santiago Segura, Cary Elwes, Clive Revill, Mandy Patinkin, Carlos Areces, Aida Folch, Jesús Bonilla Distribuidora: Universal Pictures Fecha de estreno:  25/11/2016