day-17-web-80

Hace ya unos años, un director irlandés llamado John Carney sorprendió a propios y extraños con una película de muy bajo presupuesto que emanaba, con una extraña y preciosa delicadeza, una pasión única por la música. El filme, titulado Once (2007), enamoró al público y a la academia y se erigió con algunos premios importantes tanto en los Oscars como en Sundance. Glen Hansard y Markéta Irglová (a los que podéis ver también en la agridulce pero muy recomendable The Swell Season) interpretaban a dos músicos callejeros que se encontraban y enamoraban en el frío ambiente de Irlanda en invierno. Pero John Carney hizo el más difícil todavía y junto a Keira Knightley, Mark Ruffalo y Adam Levine (sí, ése cantante de masas y de voz aguda pero que despierta pasiones entre adolescentes) en una suerte de drama romántico bañado en canciones  pop que en manos de cualquier otro director norteamericano habría sido un pastiche cursi y artificioso, pero que en manos del cineasta irlandés acabó siendo una de las sorpresas más deliciosas del cine que vimos en 2014. Con la película que aquí nos ocupa, Carney ha vuelto a juntar los dos temas que mejor se le dan; amor y música, pero aquí el resultado no ha acabado de convencer a un servidor.

La película está ambientada en Dublín durante los años 80 y cuenta la historia de un  joven que, tras no ser muy bien recibido en su estricto y nuevo instituto, y enamorarse de una misteriosa chica, decidirá reunir a algunos de sus peculiares compañeros de clase para crear un grupo de música y conquistar a la chica. Sin duda la trama es encantadora, atractiva y reluciente. El filme tiene escenas y canciones llenas de esplendor, alegría y emoción, personajes encantadores (véase la extraordinaria escena en la que graban su primer videoclip) con una química sorprendente, y una estética fulgurante que conserva la nostalgia sin arriesgarse a perder su modernidad. La naturalidad y desparpajo de los actores incluso llega a recordar a la muy recomendable We Are The Best! (Lukas Moodyson, 2013), y aunque no llega a tener el encanto gamberro de la cinta sueca, sí consigue que nos encandilemos por algunos de los integrantes del grupo.

day-20-web-4

Pero por desgracia, la película no consigue mantener esa frescura durante toda la cinta y en algunas escenas (especialmente las más musicales) acaba recordando más a filmes como High School Musical (Kenny Ortega) que no a la cinta sueca que he citado anteriormente. Carney parece que no sepa cómo escenificar la tristeza, como si su única representación posible fuese la imagen del protagonista sentado frente al mar, guitarra  en mano, e intentando versificar todas sus frustraciones amorosas. Probablemente Sing Street se acabe tomando demasiado en serio a sí misma, convirtiéndose (a ratos) en una cinta de amor adolescente más entre un chaval pringado y una chica guapa y con problemas, y eso acaba siendo lo más frustrante de la cinta teniendo en cuenta lo capaz que ha demostrado ser John Carney por deshacerse de todos los tópicos que abundan en éste género. Durante toda la película, esperamos que Sing Street no acabe derivando en eso que denominamos despectivamente como una “película simpática”, pues el tono y el afecto a los personajes nos hace desear todo lo contrario. Pero lamentablemente el filme acaba quedándose en una (buena) película simpática.

Toda la cursilería que parecía que iba a contener Begin Again (pero que al final no tuvo) parece haber desembocado en Sing Street, cuyo ejemplo más evidente está en su final, pues me resulta incomprensible que una película que sirva de homenaje a un panorama musical, que despierta (y contiene) tanta pasión por la música y por una época determinada y que además esté repleta de temas de grandes grupos como The Cure, The Clash o The Jam pueda acabar el filme con una canción interpretada por Adam Levine, cantante del grupo Maroon Five.  Eso, John Carney, sí que no me lo esperaba.

Crítica escrita por Joan Pàmies

 

3_estrellas

 

Título original: Sing Street Director: John Carney Guión: John Carney  Música: Varios Fotografía: Yaron Orbach Reparto: Ferdia Walsh-Peelo, Lucy Boynton, Jack Reynor, Aidan Gillen, Maria Doyle Kennedy, Don Wycherley, Kelly Thornton, Kyle Bradley Distribuidora: Vértigo Films Fecha de estreno:  30/09/2016