Tom Hanks;Felicity Jones

Siete años han pasado ya desde que Ron Howard narrase las últimas aventuras del catedrático en simbología Robert Langdon en Ángeles y Demonios, 2.009, tras el mega éxito que supuso el comienzo de la franquicia con El Código Da-Vinci, 2.006, para volver ahora a retomar un personaje que parece pese a todo, no haber perdido mucho interés.

Y es que él que fuese (o es, según se mire) hijo prodigo de Hollywood, Ron Howard parece haber tomado buena nota de casi todo lo que fallaba en sus anteriores entregas de la saga, porque si algo tiene Inferno, a diferencia de sus predecesoras, es que es mucho más intrépida y entretenida, con un dominio mucho más equilibrado y dosificado del ritmo en la narración.

Tampoco es que esta entrega sea una maravilla de película, pero es innegable que es un buen ejercicio de cine comercial que mantiene el interés del espectador a lo largo de sus casi 2 horas de enrevesados giros argumentales, que en casi ningún momento del film hacen decaer nuestra atención. Algo que ya claramente habla en su favor a diferencia de sus dos anteriores entregas, que pese a poseer una interesante premisa, con alguna que otra muy memorable secuencia, en conjunto eran cuanto menos tediosas, cosa que aquí no ocurre.

Tom Hanks;Felicity Jones

Inferno, es un entretenido y por momentos elegante y didáctico homenaje al arte de Dante, a la vez que un correcto ejercicio de espectáculo trepidante bien enmarcado dentro del cine de suspende y aventuras, en la línea de los relatos de Dan Brown, en los que nada y nadie resulta ser lo que parece y en los que todos acaban por desvelar un secreto que podría cambiar el curso del mundo tal y como lo conocemos hasta ahora.

Los primeros minutos de la cinta, en los que Langdon se encuentra perdido y amnésico en un hospital de Florencia, sirven como instrumento para desordenar la trama a través de flashbacks y enigmas artísticos, que evocan a un quizás ya pasado de rosca Jason Bourne, pero que sigue presentado atisbos de autenticidad y esencia de un personaje único y pese a todo, interesante. Que a medida que atraviesa a toda pastilla las calles y canales de Venecia, nos regala varios momentos de un interés y valor artístico muy agradecidos, que de paso sirven para acercar la cultura de los grandes maestros del arte a plebeyos de a pie como nosotros.

En la nueva y ¿última? aventura del profesor Langdon a manos de Ron Howard, acompañan a Tom Hanks un buen planten de secundarios entre los que destaca la nominada a un Oscar de la Academia y  británica de moda en Hollywood,  Felicity  Jones y Ben Foster, en unos enigmáticos (y poco aprovechados) personajes, que podrían haber sido un gancho mayor en la trama de lo que han resultado ser en una adaptación, quizá demasiado políticamente correcta de un best-seller que era mucho más siniestro de lo que nos han querido dejar ver.

Omar Sy

Inferno no es la mejor de las tres película de la saga, pero es sin duda la más autoconsciente y la más entretenida y disfrutable de las tres y eso la convierte en una correcta película. En la que sorprenden aspectos tan destacables del film  como la divertida y moderna música de Hans Zimmer, que aquí parece pasárselo bomba con una partitura que fácilmente podría haber sido compuesta e interpretada por el mítico grupo Supertramp, al siempre buen uso y servicio del sintetizador.

Razón por la que si sois unos de esos interesados en el arte, pero no lo suficiente como para ir a visitar un domingo el Museo del Prado de Madrid, pues os recomiendo que al menos vayáis al cine a ver esta película, porque los amantes del arte al menos no lo lamentaran y así de paso disfrutareis de un buen rato bien frenético de puro entretenimiento.

3_estrellas

 

Título original: Inferno Director: Ron Howard Guión: David Koepp  Música: Hans Zimmer Fotografía: Salvatore Totino Reparto: Tom Hanks, Felicity Jones, Ben Foster, Irrfan Khan, Omar Sy, Sidse Babett Knudsen Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno:  14/10/2016