el-mundo-sigue-2

Cuando se reestrena una película en cartelera, ya sea por un nuevo montaje o el aniversario de un film, siempre se hace con fines lucrativos (sino pregunten al señor Ridley Scott). Sin embargo, el reestreno de El mundo sigue en nuestras salas parece algo casi necesario, moraleja del poco avance de nuestra sociedad.

La historia cuenta el conflicto entre Eloísa (Lina Canalejas) y Luisa (Gemma Cuervo), dos hermanas que se odian a matar y que han de sobrevivir en una sociedad post-franquista miserable. Cada una buscará la forma de conseguir dinero por caminos distintos: la honradez y “la vida ancha”. Mientras que Eloisa se casa con un camarero (Fernando Fernán-Gómez) adicto a las quinielas, Luisa es una mujer florero de hombres poderosos casados a los cuales exprime para aprovecharse de su dinero. Vemos que los personajes principales, los que hacen avanzar la historia, se mueven por el dinero y el egoísmo. Mientras que las hermanas son egoístas una con la otra, siempre insultándose y reprochándose cómo ganan el dinero para poder comer; el marido de Eloísa deja a su familia sin comida ni ropa para que él pueda jugar a la quinela y hacerse millonario. Esto provoca que Eloísa tenga que mendigar a su familia, y duda si también hacer como su hermana y dejarse llevar, aprovechando su atractivo, para sacar dinero a los hombres.

maxresdefault

Todo aquello que quiere reflejar la película, se puede resumir con el texto que aparece en el inicio, una cita de Fray Luis de Granada que aparece en la Guía de Pecadores: “verás maltratados los inocentes, perdonados los culpados, menospreciados los buenos, honrados y sublimados los malos; verás los pobres y humildes abatidos. Y poder más en todos los negocios el favor que la virtud”. Gómez, con esta cita, muestra el estado de los personajes; atrapados en la sociedad de la época, gente sin dinero que hace lo que puede para sobrevivir. Una sociedad que, por desgracia, no está nada alejada a la de hoy; donde mucha gente se ve obligada a rebajarse para salir de la pobreza.

Basada en una novela de Juan Antonio Zunzunegui, la trama se sitúa en el más puro (melo)drama, con un tono muy subido, conducido por situaciones intensas que acompañan este mismo tono. Las actuaciones también se suman al estilo de la película, (todos los actores encuentran un equilibrio, ninguno de los actores se pasa o se queda corto. A veces, podría parecer que las actuaciones o situaciones se llevan a la exageración, pero es una historia tratada desde un punto de vista algo “tremendista”; por lo tanto sigue estando acorde.

La dirección es muy modernista para la época. La cámara se mantiene en movimiento constantemente, acompañando el frenesí de los personajes y de la historia: zooms y travellings constantes, remitiéndose a primeros planos y miradas de los personajes que se clavan en el espectador. La fotografía destaca en los momentos más intensos, jugando con la oscuridad que rodea a los personajes, usada de forma excelente por Emilio Foriscot.

_mundosigue_ec292261

El final es una escena que sin duda no dejará a nadie indiferente. Es un impacto que deja en shock al espectador y tras pasar los créditos y salir de la sala, sigues pensando en lo que acaba de pasar. A alguno también le puede parecer algo excesivo, pero como ya se ha dicho antes, está tratada con el tono adecuado para que no pueda saltar y sacar al espectador de la película.

El film es sin duda una lección moral sobre el ansia de dinero, el egoísmo, la familia y la avaricia. Imprescindible obra de nuestro cine, no se la pierdan.

4.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: El mundo sigue Director: Fernando Fernán Gómez Guión: Fernando Fernán Gómez Música: Daniel J. White Fotografía: Emilio Foriscot Reparto: Lina Canalejas, Fernando Fernán Gómez, Gemma Cuervo, Milagros Leal,Francisco Pierrá, Agustín González, José Morales, José Calvo, Fernando Guillén, María Luisa Ponte Distribuidora: A contracorriente films Fecha de estreno:10/07/2015