4-Rihanna

Girlhood, o mejor dicho Bande de filles, es la tercera película que escribe y dirige Céline Sciamma. El cine de la directora francesa se caracteriza por tratar temas ligados al descubrimiento y la adaptación al género, desembocando en la comodidad o incomodidad que se genera de ello. Desde su ópera prima, Lirios de agua, la directora se centra en el tema de la homosexualidad y la búsqueda de la identidad de uno mismo a través de su sexualidad. En el cortometraje Pauline se insiste en el planteamiento del rechazo y las dificultades que se presentan. En 2011 fue donde Sciamma logró encontrar reconocimiento en su cine con Tomboy, con la sencillez de este film Sciamma conquistó en su narrativa dotada de una gran delicadeza. Tomboy cuenta una historia minuciosa que, sin aspirar a grandes pretensiones, consigue superar sus propios propósitos. 

Esta vez Sciamma se encarga de dirigir y escribir Girlhood. La película relata la historia de Mariamme, una adolescente agobiada por las condiciones en casa y en el colegio. Todo cambia cuando sus problemas toman otra forma al conocer a un grupo de chicas que actúa diferente al resto, impulsando que su propia manera de ser también sea diferente.

8-Vic & Ismael

Otra vez Sciamma, aunque con un formato más indirecto, vuelve a plantear las mismas cuestiones y plasma una serie de dificultades que la obsesionan. Mariamme es una chica que actúa como un chico en ciertas circunstancias pero, a la vez, también conserva su feminidad. La protagonista implícitamente está buscando su identidad en el mundo y un lugar donde encajar. Eso, por lo menos, lo tenemos claro. Lo que queda más difuso es el desarrollo de estas cuestiones. La directora separa la película en diferentes capítulos distinguiéndose a través de fundidos en negro con una música particular, para facilitar el supuesto progreso de Mariamme. Pero realmente no es una evolución, sino una suma de experiencias que el personaje va atribuyéndose a lo largo del film, sin tener un objetivo claro. Ese es el principal problema, no sabemos muy bien a dónde va la película o qué quiere decirnos con la historia que cuenta.

No es un problema de dirección lo que entorpece la película, sino de guión. Quizás, en este caso, se hace necesario que el personaje evolucione o es lo que el espectador está esperando. Podemos conocer al personaje pero nunca llegamos a entender qué es lo que quiere, la primera hora del metraje intuyes qué pasa y qué quiere reflejar, pero a partir de ahí la película se pierde en sí misma por problemas de guión, Sciamma no sabe dirigir la cinta hacia donde quiere o no sabe dónde quiere llevarla. La película va dando tumbos, como la protagonista. Pero no todo es criticable en Girlhood ya que, a pesar de su irregular guión, Sciamma vuelve a demostrar que su manejo tras las cámaras es bastante notable. Lejos de ser una película brillante, reluce en algunos aspectos por sus capacidades técnicas.

11-Vic cité

La película tiene la suerte de contar con un elenco de actrices que engrandecen y naturalizan la historia. Si no fuera por esa frescura con la que el grupo de amigas actúa, la cinta hubiera quedado descolgada y perdería sus virtudes. Es por ello que, una vez el grupo de amigas se dispersa, la película se extravía  y empieza a ser algo cansina. El tramo final, sobre todo, hace que cambie de rumbo radicalmente liando más su trama y sus intenciones.

Finalmente nos quedamos con una película que podría haber sido otra pequeña joya del cine de Sciamma si se hubiera llevado por otros caminos, con algún buen momento, pero que no consigue convencer en su conjunto. Correcta sí, pero convincente no.

2.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Bande de filles Director: Céline Sciamma Guión: Céline Sciamma Música: Jean-Baptiste de Laubier Fotografía: Crystel Fournier Reparto: Diabate Idrissa, Rabah Nait Oufella, Tatiana Rojo, Karidja Touré, Assa Sylla, Lindsay Karamoh, Mariétou Touré, Idrissa Diabaté Distribuidora: Abordar Casa de Películas Fecha de estreno: 24/04/2015