El 18º Festival de Málaga está dando sus últimos coletazos, pronto sabremos quienes serán los triunfadores de esta nueva edición del festival de cine español más importante. Hoy era el turno de Los exiliados románticos, la última de las películas presentadas que compiten por la Biznaga de Oro. También le tocaba ser presentada Aprendiendo a conducir, incluida en la sección oficial pero fuera de concurso. También hemos tenido ocasión de ver la última de la sección ZonaZine: Muchos pedazos de algo.

Los exiliados románticos – Oda al amor efímero

Los-exiliados-románticos-CUENTO-DE-VERANO

Vito, Francsesco y Luis deciden hacer un viaje en furgoneta desde Madrid con destino a París, aunque pasando antes por Toulouse, con la idea de reencontrarse con sus breves amores pasados, pero que de alguna forma fueron importantes en sus vidas.

La de Jonás Trueba es, de largo, la mejor película que se ha presentado en esta edición del Festival de Málaga. Los exiliados románticos es una experiencia breve (apenas 70 minutos) pero de lo más intensa. Hay más cine en esa hora y diez que en muchas producciones de 200 minutos.

Francesco Carril, Luis E. Parés y Vito Sanz protagonizan con gran acierto la película acompañados de Renata Antonante e Isabelle Stoffel, dando el punto femenino a la película. La película brilla, además, por una banda sonora exquisita a cargo de Tulsa, cuyas canciones (concretamente Oda al amor eterno) parecen hechas a propósito para este film.

Los exiliados románticos es una de esas películas que no parece que hablen de muchas cosas, pero que tiene muchísimo que ofrecer a un espectador receptivo. Se nos habla del amor, de la amistad, de la cultura… Todo contado con un mimo y una maestría impecables. Gran labor de Jonás Trueba contando esta pequeña historia rodada en muy pocos días y a modo de pasatiempo que nos ha cautivado desde el inicio hasta el fin.

Aprendiendo a conducir – Pisando el acelerador

LGS-6

Darwan compagina su trabajo de profesor de autoescuela con el de taxista por las noches. Cuando Wendy, una escritora cuyo matrimonio está en las últimas, se cruza en su camino para tomar clases de conducir, se forja una estrecha relación de amistad entre ambos.

La nueva película de Isabel Coixet dista mucho del cine al que nos tiene acostumbrado la directora catalana. Aprendiendo a conducir es una película ligera y simpática, dotada de mucho humor y buen rollo. El problema es que no deja ningún tipo de poso más allá del buen rato que se pasa en su visionado.

No aporta nada nuevo, aunque tampoco lo intenta. Pretende ser una película amable y bonita, y lo consigue, aunque al acabar dé la sensación de que ha sabido a poco. Protagonizan el film Patricia Clarkson y Ben Kingsley, que muestran muy buena química.

Correcta la última obra de Isabel Coixet, que se toma un descanso entre tanto documental y tanto drama, y nos brinda una película poco novedosa y con la sensación de que ya hemos visto algo así antes. Eso sí, Aprendiendo a conducir es, por lo menos, una cinta muy amena y divertida, que no es poco.

Muchos pedazos de algo – Collage de juventud

maxresdefault

Un grupo de jóvenes sin demasiadas aspiraciones en la vida comparte entre conversaciones y fiestas los problemas de cada uno con respecto a los demás integrantes de la pandilla.

Muchos pedazos de algo cierra la sección ZonaZine, que nos ha dejado más disgustos que alegrías, de manera bastante correcta, visto el nivel que ha ofrecido esta sección. La película de David Yáñez es un divertido ejercicio en tono cómico sobre los problemas de las relaciones entre los jóvenes. El reparto está formado por Laura Contreras, Víctor Vázquez, Alba Gallego y Saúl Blasco, entre otros.

La película está rodada en un blanco y negro que recuerda un poco al cine de Jim Jarmusch y cuenta con una banda sonora de lo más variada, con música de The Faith Keepers, Dead Combo o Rapsusklei.

El problema de la película de Yáñez es que, cuando acaba, da la sensación de que no hemos visto nada sorprendente, a pesar de ser una propuesta original. Es una película interesante, pero no de gran factura, algo falta en este collage sobre la juventud para que llegue a ser una película verdaderamente buena. Después de Todos tus secretos, seguramente esta sea la mejor película de esta sección, lo cual nos muestra lo floja que ha venido este año la ZonaZine.