AGUAS_TRANQUILAS_HD_06

Tras pasar por los pasados festivales de Cannes y San Sebastián, llega a nuestras carteleras el último film de la japonesa Naomi Kawase Aguas tranquilas, con la que se propone retratar esa experiencia de constante descubrimiento a través de esa etapa que es la adolescencia, de la mano de sus dos protagonistas, un chico y una chica que viven apaciblemente en una pequeña y tranquila isla nipona.

Así pues, la propia Kawase también guioniza una película claramente marcada por un bello misticismo trascendental que determina de principio a fin el tono y el desarrollo del film, perfilando la trama con temas como el crecimiento, la enfermedad, el amor, la muerte, y sobre todo, la vida. Todo ello contado mediante una narración principalmente asentada en esa filosofía naturalista tan característica del Japón rural, cuyo punto fuerte se basa en la hipnótica belleza de todos esos paisajes que vemos cuando acompañamos al chico protagonista a lo largo de sus muchos paseos en bicicleta, así como en sus momentos juntos al mar, los cuales van cobrando más y más importancia conforme avanza el film y sus protagonistas “crecen”.

AGUAS_TRANQUILAS_HD_12

Aguas tranquilas es una película que se cuece a fuego lento, con un ritmo bastante pausado que acaba redundando en una obra que roza lo lírico en casi todo momento, sabiendo conjugar muy bien esa filosofía poética de la existencia con una percepción naturalista de la divinidad, según la cual las distintas deidades coexisten entre nosotros, en el mar, en los árboles, e incluso en los seres humanos(realmente mágico ese momento de la chica junto a su padre y su madre moribunda observando complacientes ese árbol de más de cuatrocientos años). Especialmente interesante resulta la confrontación que propone Kawase al retratar lo efímero de nuestra existencia, incluso de aquellos seres “divinos”,  ante los inocentes ojos de la chica protagonista, que no puede hacer otra cosa que aceptar sumisamente ese dogma y atender los últimos deseos de su madre.

El núcleo de la historia está formado principalmente por la relación entre los dos chicos protagonistas, una relación que prescinde de diálogos obvios y de pasiones forzadas para apostar por algo más complejo, construido a base de gestos, sutilezas y, en general, un lenguaje corporal que en todo momento transmite ese inocente desconcierto por el que pasan escena tras escena. Sin embargo, esta trama principal se apoya a su vez en las historias familiares que hay tras las paredes del hogar de cada uno de ellos. En este sentido, creo que la historia familiar de ella funciona muy bien de cara a la evolución de su personaje, al tener que afrontar el devenir de la enfermedad de la madre y viéndose obligada a cambiar su punto de vista respecto de ciertas cosas. Sin embargo, la historia que rodea al chico no me parece ni de lejos tan interesante, ya que la encuentro plagada de “daddy issues” muy básicos, que realmente no aporta demasiado al tono y al conjunto de la película, por no hablar del personaje de su madre, a todas luces desdibujado y que no acabamos de conocer lo suficiente como para comprender e involucrarnos en lo que se nos intenta contar.

AGUAS_TRANQUILAS_HD_02

Por supuesto, no puedo acabar sin destacar esa maravillosa atmósfera que logra en casi todo momento, que traduce en imágenes y sonidos todos esos sentimientos y sensaciones que se dan cita a lo largo del film, a través de una brillante fotografía, una delicada dirección y una banda sonora compuesta por esos sonidos que forman las olas de mar, el viento meciendo las hojas de cáñamo, las cigarras y un largo etcétera que merece la pena descubrir.

Creo que si el más terrenal Hayao Miyazaki escribiese un guión, y este lo dirigiese el Malick de los últimos años, saldría algo parecido a lo que acaba resultando Aguas tranquilas (salvando las distancias claro está). Podría decir lo típico de que no es una película para todo el mundo, pero sinceramente pienso que hablamos de una película muy agradable y que es bastante accesible, siempre y cuando tengamos un mínimo de paciencia y nos hagamos al más que justificado ritmo del film.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Futatsume no mado Director: Naomi Kawase Guión: Naomi Kawase Música: Hasiken Fotografía: Yutaka Yamazaki Reparto: Nijiro Murakami, Jun Yoshinaga, Makiko Watanabe, Hideo Sakaki, Tetta Sugimoto, Miyuki Matsuda, Jun Murakami, Fujio Tokita Distribuidora: Good Films Fecha de estreno: 10/04/2015