la dolce vita

La sueca Anita Ekberg, gran icono cinematográfico por La dolce vita de Federico Fellini ha fallecido a los 83 años de edad según han informado varios medios italianos, produciéndose su muerte a las 10:30 en la clínica San Raffaele di Rocca di Papa.

Nacida el 29 de septiembre de 1931 en Malmöe, Ekberg fue Miss Suecia en 1950 y participó en Miss Universo quedándose finalista, esto hacía a Ekberg firmar un contrato para Universal comenzando así su carrera como actriz en Hollywood con la comedia Abbot and Costello goes to Mars. Cinco años después protagonizaría junto a Jerry Lewis y Dean Martin las películas Artistas y modelos y Loco por Anita, pero no fue hasta 1956 cuando se consolidó participando en Callejón de sangre con John Wayne y Lauren Bacall, Guerra y paz de King Vidor compartiendo pantalla con Audrey Hepburn y Henry Fonda, y ganando el Globo de oro a la estrella prometedora de Hollywood.

Poco después, Ekberg rodaría en España la película Los tres etcéteras del coronel de Claude Boissol sobre la guerra de independencia española, trabajando también con Vittorio de Sica y Fernando Fernán Gómez. En 1960 hace historia con Federico Fellini protagonizando una de las escenas más conmemorativas del cine como la Fontana de Trevi atrayendo a un decrépito Marcello Mastroianni en La dolce vita. La actriz seguía dedicándose al cine en menor medida protagonizando largometrajes con Sofía Loren en Boccacio 70, Frank Sinatra en Cuatro tíos de Texas y Shirley MacLaine en Siete veces una mujer. Bigas Luna contó con ella en Bámbola ya semiretirada dedicándose como modelo. 

Se nos ha muerto un icono legendario para el cine que durará el resto de los años sin poder olvidarnos del nombre de Anita Ekberg cuando recordamos esa fuente emblemática de La dolce vita que hay en Roma con el nombre de Fontana de Trevi.

Descansa en paz, Anita.