Richard Attenborough

Lord Richard Attenborough, director y actor británico, ha fallecido a los 90 años, tal y como ha informado su hijo al canal británico BBC.

Attenborough nació en Cambridge el 29 de agosto de 1923. Estudió en Leicester y en la Real Academia de Arte Dramático. Fue en 1941 cuando empezó a trabajar en el teatro, y tan solo un año después llegaría su debut en el cine de la mano de David Lean en la película bélica Sangre, sudor y lágrimas.

A Attenborough aún le quedarían unos años para conseguir el éxito, el cuál le llegó con Historia de una cobardía. El actor se especializó en papapeles de cobarde, y trabajaría con directores como Michael Powell o actores como David Niven y Peter Sellers antes de dar el salto al cine norteamericano. Fue en 1963 y a lo grande cuando se estrenó en Hollywood con La gran evasión, a partir de ahí empezó a trabajar como secundario en grandes producciones como El vuelo del fénix de Robert Aldrich, El yang-tsé en llamas de Robert Wise, por la que consiguió su primer Globo de Oro o El extravagante Dr. Doolittle por la que un año después volvió a repetir el éxito logrando otro Globo de Oro.

Poco después de esto hacía su debut tras las cámaras con ¡Oh, qué guerra tan bonita!. Películas como El joven Winston, Un puento lejano o Magia (El muñeco diabólico) empezaron a dar a conocer a Attenborough como un realizador muy capaz, pero el éxito tras las cámaras le llegaría en 1982 con Gandhi. El rodaje de Gandhi fue eterno, Attenborough estuvo nueve años implicado en el proyecto. Pero el resultado no pudo ser mejor, se convirtió en un éxito en todo el mundo, y logró 8 Oscars, entre ellos los dos únicos que conseguiría el cineasta por su dirección y por la producción de la película.

Centrado en la dirección, donde en los siguientes años destacaría otro biopic, el de Chaplin, que protagonizó Robert Downey Jr., Attenborough había dejado la interpretación tras aparecer en la película del indio Satyajit Ray Los jugadores de ajedrez, pero Steven Spielberg le convenció para volver a ponerse delante de las cámaras en 1993 con el que posiblemente a la postre se acabaría convirtiendo en su papel más icónico, el del científico John Hammond en Parque Jurásico. También cabe destacar en estos últimos años su papel de Kris Kringle en Milagro en la ciudad, remake de la película De ilusión también se vive donde Attenborough dio vida al Papa Noel que ya había interpretado Edmund Gwenn. También destacan en estos últimos años sus papeles en Elizabeth y Hamlet de Kenneth Branagh.

En los últimos años, debido a su edad, Attenborough se había alejado más de las cámaras, a finales de los años 90 dirigió las populares En el amor y la guerra con Sandra Bullock y Chris O’Donnell, un fantástico melodrama muy incomprendido y Búho Gris junto a Pierce Brosnan. Tardaría ocho en volver a dirigir, cuando se puso a dirigir la que sería su última película Cerrando el círculo, un drama romántico centrado en la II Guerra Mundial que contaba con un fantástico reparto en el que estaban Shirley MacLaine, Christopher Plummer, Neve Campbell y Pete Postlethwaite.