Continuamos con la segunda jornada del festival hispalense, donde esta misma mañana se dieron a conocer las nominaciones a los Premios del Cine Europeo. Además, ha sido un día muy digno en cuanto a las películas vistas, entre las que destaca la sueca Turist, con su nominación a Mejor película europea recién salida del horno.

Sorrow and joy – Introspección danesa

sorrowjoy

Empezamos el día con Sorrow and joy, la película seleccionada por Dinamarca para los Oscars de este año. Se trata de un drama psicológico en el que su pareja protagonista debe hacer frente a un terrible y reciente evento provocado por uno de ellos, que pondrá a prueba la estabilidad del matrimonio.

Creo que lo peor que se puede decir de Sorrow and joy es que no aporta prácticamente nada nuevo, ni hace nada especialmente bien. Es un drama psicológico de manual, en el que se presenta una situación inicial brutal para enganchar al espectador, para a continuación profundizar en los hechos y personajes a base de flashbacks que toman como excusa las entrevistas del marido con el psiquiatra de su mujer. No obstante, a pesar de su alarmante falta de personalidad, la película funciona aceptablemente gracias a una progresión dramática bien llevada, que sabe ahondar lo suficiente en los traumas y complejos de la pareja protagonista como para que nos interesemos por ellos. Además, tengo que destacar la sobresaliente interpretación de Helle Fagralid, un trabajo muy sentido sobre un personaje complejo.

Turist – De instintos y avalanchas

original

Seguimos con la sueca Turist, película premiada en Cannes (Premio del jurado Un certain regard) que ofrece un particular y ácido análisis sobre el conflicto instinto-deber ante situaciones de peligro extremo. Y es que el conflicto no puede resultar más potente e interesante, el cual podría dar para decenas de versiones distintas sobre un mismo punto de partida.

Creo que el mayor acierto de Turist es que sabe situar el tono en un punto intermedio entre el humor negro y el drama más tenso, creando todo un abanico de situaciones que van desde lo más incómodo hasta la carcajada más limpia. Otro tanto que se anota el guion es el de ir añadiendo y quitando capas progresivamente a los personajes, hasta un punto en que los deja por los suelos, literal y figuradamente. Además, la película sabe introducir a tiempo a cierta pareja de secundarios que aportan un agradecido alivio cómico a la trama y que ofrecen interesantes lecturas sobre todo lo sucedido.

El deslumbrante trabajo visual ofrecido por Ruben Östlund (dejando algunas imágenes y planos secuencia dignas de admirar) termina de redondear una obra sin duda notable, a la que sólo le puedo reprochar su irregular ritmo narrativo, tan presente en tantas obras europeas. Muy bien Turist, hasta ahora lo mejor en lo que llevo de festival.

Amour Fou – ¿Quieres morirte conmigo?

amour-fou

Tras haber ganado el Giraldillo de oro en este mismo festival hace cinco años con Lourdes, la austriaca Jessica Hausner vuelve a Sevilla presentando Amour fou, una rara avis que se mueve entre la comedia negra y el drama de época.

A grandes rasgos, narra las peripecias de un joven poeta que no quiere seguir viviendo para burlar al destino, pero no quiere morir sólo y sin amor. Para ello, se dedica incansablemente a buscar a aquella persona que, por amor, decida abrazar a la muerte junto a él. Como decía, Amour fou es una película extraña en cuanto a las sensaciones que provoca. No obstante, el tono de humor negro queda bastante patente de principio a fin, satirizando de paso con cierta gracia la clásica tragedia romántica del siglo XIX. Por otra parte, sus personajes están un poco desdibujados, a los que les falta más profundidad para que el espectador se involucre con ellos y le acabe importando realmente lo que sucede al final.

Por último, tengo que subrayar lo que más llama la atención del film, que es su planteamiento visual. Hausner presenta una cuidadísima composición de planos que hace pensar en algunos de ellos como auténticos cuadros preciosistas de la época, con un trabajo de fotografía acertadísimo. Bien y diferente Amour fou.