MAGICALGIRL_7

Es opinión personal pero a la vez opinión también compartida por gran parte de la gente que conozco el hecho de que el cine español vive estancado en una alarmante falta de ideas, talento y recursos. Evidentemente el tercero de estos problemas tiene solución posible, aunque complicada; sin embargo la escasez de ideas y talento son problemas quizá más alarmantes y muy olvidados por una industria que no se ha parado realmente a pensar qué es lo que falla.

Y en este desierto en el que se halla el cine español ha aparecido un oasis este 2014, lleno de títulos de rebosante calidad como La Isla Mínima, Carmina y Amén o Loreak (Flores), de la que hablaremos más adelante pero que ya pudimos disfrutar en el Festival de San Sebastián, pero sobre todo Magical Girl, la segunda obra de Carlos Vermut.

El director madrileño conquistó corazones de muchos ya hace un par de años con su opera prima, Diamond Flash, que a modo de introducción a su singular mundo relataba una historia muy personal y única llena de simbolismo y misticismo encubierto bajo una capa de dura realidad.

MAGICALGIRL_9

Así es el microcosmos de Carlos Vermut, espacio que se mantiene prácticamente invariante en Magical Girl salvo necesarias correcciones y los evidentes cambios que una historia diferente requiere. Pero la esencia de su primera película sigue intacta, esa sutileza de mostrar lo mínimo, sugerir lo sobrenatural, lo terrorífico o lo violento no ha cambiado. Lo que si ha cambiado es la habilidad de un director y guionista que usa su talento por igual en ambas facetas para dirigir con muchísima personalidad la película y crear un guión mucho mejor que el de Diamond Flash, bueno, mucho mejor que casi cualquier guion que se pueda ver en el cine hoy día.

La historia oculta tras este manuscrito es la de un padre desesperado por satisfacer el más grande deseo de su enfermísima hija y que por ello se verá involuntariamente lanzado a una cadena de acontecimientos terribles e imprevisibles. Contar más de esta historia es quitarle al espectador el placer de descubrir una singular pieza de orfebrería, brillante en casi todo; en un principio impactante a más no poder; un final casi perfecto que lo es por la propia genialidad de todos los acontecimientos anteriores a él. Es un guion cerradísimo, sin fisuras de ningún tipo. Es realmente una maravilla.

Y también lo es  a su modo  la dirección de la película. Sin florituras, no hay nada que sobre. Todo está pensado y repensado para cuadrar y formar un todo al que no se le ven las costuras. Un interesante uso de la música también crea un par de escenas realmente impactantes y consigue sumergir al espectador en una atmósfera singular.

MAGICALGIRL3

Encargados de dar vida a los personajes están José Sacristán y Luis Bermejo, ambos estupendos en sus respectivos papeles; Lucía Pollán, quien a partir del papel de la niña enferma se adueña del personaje y nos hace sentir una simpatía infinita por ella. Pero sobretodo destaca Bárbara Lennie en el propio papel de Bárbara, el que es quizá el eje principal que une a los diferentes personajes de la historia y que nos hace sentir miedo e incredulidad por ella y sus imprevisibles acciones. Todos ellos están perfectamente dibujados en integrados en la historia, todas sus acciones se entrelazan de forma perfecta gracias al guion y sus diálogos, como las impagables frases de la niña y gracias también a sus brillantes actuaciones.

Magical Girl es una película pequeña en cuanto a recursos pero enorme en cuanto a resultados, una pura muestra de talento. Evidencia que otro cine es posible en la península pero que debe de ser arriesgado, debe alejarse del vano intento de imitar a Hollywood o escarbar en las cenizas del pasado y buscar una voz propia y reinventarse. Y eso Carlos Vermut lo ha bordado. No se la pierdan.

Ficha técnica:

Título original: Magical Girl Director: Carlos Vermut Guión: Carlos Vermut Música: Daniel de Zayas Fotografía: Santiago Racaj Reparto: Luis Bermejo, José Sacristán, Bárbara Lennie, Lucía Pollán, Israel Elejalde, Alberto Chaves, Teresa Soria Ruano, Miquel Insúa, Elisabet Gelabert Distribuidora: Avalon Fecha de estreno: 17/10/2014