fondo_gabor07

Contaba Woody Allen en la divertida Un final made in Hollywood, la odisea que tenía que atravesar un director de cine, que perdía la vista de manera accidental debido al estrés causado por el rodaje, para completar una película sin poder ver nada de lo que rodaba. Muchas veces la realidad supera la ficción, y ése es el reto que el director argentino Sebastián Alfie le planteó al cinematógrafo Gabor Bene. Gabor, húngaro de nacimiento, español de adopción e instalado en Sudamérica, era un director de fotografía que a causa de una infección que cogió mientras estaba en el Amazonas, perdió la vista paulatinamente por culpa de un glaucoma. Pero Gabor nunca quiso dejar el cine, a sabiendas que la herramienta de un director de fotografía era la vista, y que debía retirarse de esa ocupación, Gabor decidió retirarse a vender equipos de cine, una forma de mantener el contacto con el arte que siempre amó. Cuando Sebastián vaya a buscar un equipamiento que sólo podrá encontrar gracias a Gabor, éste le contará su historia, y el director le propondrá un reto que el cinematógrafo no puede rechazar. Encargarse de la fotografía de un corto sobre la ceguera que el realizador argentino va a rodar para una ONG.

EL-TRAVELLING-2

Lo que expresa Gabor es básicamente hasta qué punto la pasión es capaz de guiar a los sentidos, como ese hombre, que perdió la vista, puede ser capaz de ver más allá de sus ojos, de plantearse la película en su mente sin ni siquiera ver que es lo que rueda. Alfie sabía que la película no estaba en el corto que iba a grabar, si no en la prueba de superación que Gabor debía atravesar. La petición resulta osada por parte de Alfie, él lo sabe, lo hace de manera impulsiva, pero pronto se da cuenta que aquello puede acabar resultando realmente catastrófico. Incluso él mismo lo expresa, espera que Gabor acabe por echarse atrás a última hora, que decida que no está listo para filmar. Pero Gabor no se rinde y trata de sacar adelante el proyecto más allá de sus sentidos.

Pero el reto tiene lógica, Gabor, más que nadie, es quién puede estar cerca de esos tres invidentes protagonistas del cortometraje que Alfie debe filmar, ¿quién mejor que un ciego para expresar la esperanza de vida de estos hombres? Lo más impresionante de todo es la forma de la que Gabor entiende a la perfección la película que está filmando, como sabe sacarla adelante, como entiende a la perfección cada plano, sin poder ver la iluminación, ni la situación del plano. Como es capaz de confeccionar en su mente ese encuadre de belleza extraordinaria sin ser capaz de lo que ve, utilizando herramientas tan rudimentarias como la arena de la playa o unos trozos de plastilina. Si hubiera un retrato más emocionante de la situación que tiene que afrontar Gabor para llevar adelante ese rodaje, éste sólo pasaría por mostrarnos que es aquello que se esconde en la mente de Gabor, y realmente, este documental se encuentra verdaderamente cerca de la mente de su protagonista.

GABOR-Y-SEBAS

Sí, realmente Gabor es una película de autosuperación, pero al contrario de lo que mostraba aquella disparatada película de Woody Allen, el objetivo de Gabor no es nunca completista, ni siquiera tiene ese propio objetivo de superación. Lo más bello de Gabor es su habilidad para mostrar la paradoja de un hombre que ha perdido su herramienta de trabajo, y con ella su más preciado tesoro. ¿Puede filmar un hombre que no puede ver? En el caso de Gabor Bene el objetivo es demostrarse a sí mismo que es capaz de ver más allá de sus ojos, que aún está habilitado para realizar lo único que siempre deseó hacer. Y el acierto de Sebastián Alfie es saber ver que la verdadera película se encontraba en la odisea de Gabor para afrontar este reto. Porque además estamos ante un personaje singular, un tipo que se toma con humor su afección, aunque se lamente de que si no hubiera restado importancia a esa enfermedad que le privó de su trabajo. Un tipo que tan especial que es capaz de preguntar: “¿Cuánto cobra un director de fotografía que no puede ver? ¿La mitad del salario?”. Gabor es en definitiva una película sobre como la pasión y la mente pueden ser capaces de superar a los propios sentidos. Y resulta verdaderamente hermosa.

Ficha técnica:

Título original: Gabor Director: Sebastián Alfie Guión: Sebastián Alfie, Albert Soler, Pedro Loeb Música: Fernando Polaino, Orquesta Pinha Fotografía: Ángel Amorós Reparto: Gabor Benne, Sebastián Alfie, Oskar Benne, Evgen Bavcar, Magda Santiago Zuazo, Miranda Benne, Mario Montero, Illia Magdalena La Rotta Distribuidora: Minimal Films Fecha de estreno: 12/09/2014