02-nachtzug

Si yo quisiera glosar en un documental toda la riqueza melódica y audacia lírica de Paquito el Chocolatero, y tuviera que optar por una voz y una presencia para transmitir este mensaje al espectador, escogería sin duda a Jeremy Irons. Casi me lo imagino mirando fijamente a la cámara, con ese aire entre ensimismado y compungido, expresando con su perfecto acento británico los abismos emocionales en que la pieza le sume, transido de gozo espiritual.

Por eso tiene todo el sentido que Bille August, cineasta con un currículum estimable hasta la fecha, haya optado por Irons para protagonizar esta película. Un profesor universitario salva la vida de una suicida y, por aparente descuido de la muchacha, se queda con un libro que ella portaba. El personaje interpretado por Irons, que lleva el nombre de Raimund Gregorius, queda atrapado por el contenido del libro y la presuntamente sublime  prosa de su autor, que resulta ser un médico, escritor y revolucionario portugués ya fallecido. La conveniencia de contar con Irons para esta empresa se convierte en necesidad si quieres perlar la película de citas del propio libro pero no cuentas con un texto que esté a la altura. Necesitamos que el espectador crea que un intelectual del máximo nivel en el mundo académico  (profesor de latín, griego y hebreo; lingüista de renombre) puede sentirse fascinado por el escritor, hasta el punto de dejar atrás su existencia gris y trasladarse a Lisboa para investigar su vida sobre el terreno. El problema es que la película estará presidida por continuos extractos en off del libro, y no hemos sido capaces de pergeñar más que unas cuantas citas apócrifas repletas de tópicos de todo a cien. ¿Cómo haremos para lograr que el espectador crea que una eminencia semejante pudiera sentirse cautivado por un texto tan ramplón? Este es un trabajo para Jeremy, chicos.

15-nachtzug

El problema, claro, es que la presencia de Irons era condición necesaria para que la cosa funcionase, pero por desgracia no era condición suficiente. En otras palabras, ni siquiera Irons hace funcionar la película, como tampoco, tal vez, se bastaría para sacar adelante mi documental sobre “Paquito…” Le vemos poniendo caras de mucho éxtasis ante las frases que extrae del libro, las cuales nos van guiando a lo largo de sus investigaciones, pero las frases nos siguen resultando tan manidas como la propia historia de Amadeu (así se llama el autor), que hemos visto cine mil veces en el cine, aun cuando no siempre ambientada en la clandestinidad de la lucha contra la dictadura de Salazar. Es una película que no hace mal a nadie y que se deja ver sin excesivo rubor, pero que tampoco llega a interesar (dejemos de lado emocionar) porque nunca llegas a otorgar credibilidad a nada de lo que sucede. Es una de esas películas que tratan de convencerte de que lo que ocurre en ella es interesantísimo a base de que los personajes  repitan incesantemente que lo es.

06-nachtzug

Si bien el guión está hábilmente confeccionado, en el sentido de que las escenas del “presente” comandadas por Irons se ensamblan bien con los flashbacks que nos cuentan la vida de Amadeu (su lucha contra la opresión, el triángulo amoroso con Estefania y Jorge), hay un problema de origen en la escasa originalidad de la historia, así como del modo elegido para hacernos partícipes de ella. Las interpretaciones, Irons aparte, tampoco contribuyen: Mélanie Laurent transmite la intuición firme y desoladora de que jamás dará con un director que extraiga de ella lo que Tarantino produjo en Malditos bastardos; Jack Huston interpreta a Amadeu con cara de ser de los que te dan la mano y la dejan blandita, y no resulta fácil creer que una chica como Mélanie se enamore de él tan perdidamente. Y luego hay cuestiones de casting que trascienden esta película y son comunes a muchas muestras de cine actual, por ejemplo: ¿es que nadie se da cuenta de que un personaje hipersecundario que sale dos minutos (el cura de la ermita donde está enterrado Amadeu, o lo que sea) va a ser siempre mucho más creíble si lo encarna un actor completamente desconocido, es decir, alguien que no sea Cristopher Lee? Pero oiga, que todos sabemos que ese señor es Drácula.

Por lo demás, Lisboa sigue preciosa, decadente, insigne. Y así se nos muestra. Solo faltaba que también nos la hubieran estropeado.

2_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Night Train to Lisbon Director: Bille August Guión: Ulrich Herrmann, Greg Latter Música: Annette Focks Fotografía: Filip Zumbrunn Reparto: Jeremy Irons, Jack Huston, Christopher Lee, Mélanie Laurent, Charlotte Rampling, Lena Olin, Tom Courtenay, Bruno Ganz Distribuidora: Surtsey Fecha de estreno: 16/04/2014