Faimly Tour

Muchos de nosotros hemos ido siempre a visitar a nuestros familiares lejanos después de pasar una larga temporada alejados de la familia. Visitamos la casa de la tía,  la casa de los abuelos, después vamos a la casa de los primos, luego a la casa de la otra tía, más tarde a la casa de los abuelos paternos… siempre la misma ruta teniendo la misma conversación con los ¿Qué tal te va?, ¿Qué estas estudiando?, ¿Tienes novio/a?, ¿En que trabajas?, ¿Cómo está tu madre?, etc. Sin contar también las varias regañinas soltadas por nuestra madre cuando nos ve con cara malhumorada después de visitar a los parientes que resultan desconocidos para nosotros, ya que el tiempo que se está con ellos no es tanto como lo son los padres. Una regla obligatoria que se debe de cumplir cuando estamos fuera tanto tiempo por no decir meses hasta que volvemos otra vez a la monotonía de los todos los días sin ganas de ver a nadie. Eso es lo que trata la directora Liliana Torres en Family Tour, una de las cuatro películas salidas de la ESCAC presentes en la sección oficial del Atlántida Film Fest. Una autobiografía de la directora sobre su ambiente familiar en su etapa adolescente pasando a la madurez donde muchos estaremos identificados con ella haciendo una obra personal solo para ella.

Family Tour cuenta la historia de Lili, una joven que vuelve a España de México para quedarse un mes. Volverá a reencontrarse con sus padres y su hermana Noemí, pronto se encontrará con varios problemas por el camino no si antes visitar a algunos familiares. El tour de Lili será de punto A hasta punto B, visitando a sus tías, a sus primos, a otros tíos sin relación alguna. Todo esto llevará a unas conversaciones monotemáticas como las mencionadas anteriormente. Lili tendrá tal cansancio que sus ganas se irán debilitando encontrando problemas por cada visita que hace o por cada día que pasa por España empezando por su madre, que necesita ir a un oculista debido a su pérdida de visión, no ve las marcas de cerveza además de no diferenciar si una es con alcohol o sin alcohol o situarse en una plaza de aparcamiento, su ex-novio es ahora homosexual, una de sus tías hablo con su perro ‘sin ganas de vivir’, otros familiares se encuentran en el paro…. Todo le llevará a Lili a volver en la monotonía familiar que ella despreciaba con ganas de volver aún más a México.

Faimly Tour2

Así es Family Tour, un tour ‘familiar’ que todos hemos sufrido, un auténtico hecho verídico donde la directora quiere que el espectador se sienta identificado y ya. El resto se rige en una dirección bastante plana sin salirse de ella, no arriesga, no innova ni llega a cautivarnos. El reparto puedo decir con sinceridad que están bastante forzados, guiados por un guión confuso, esto es lo que tienes que decir y lo que tienes que memorizar. Incluso hay un momento como la visita a las tías donde una de ellas llega a olvidarse lo que tiene que decir saltando una línea de guión, sin improvisar, a pesar de ello, no estamos ante un caso fatídico si mencionamos a la hermana de Lili llamada Noemí (que por los créditos parece ser la hermana de la directora). Sin ganas, sin vida, quedándose únicamente en el texto, no se cree nada de su papel, forzado totalmente pudiendo decir que es peor que Cristina Pedroche en el capítulo aquel de La que se avecina, ya es decir. La única creíble del reparto es Nuria Gago (actriz recurrente en televisión vista en Mis adorables vecinos o Herederos) metiéndose de lleno en su papel de Lili, entendiendo el  personaje en su totalidad, imprimiendo su carácter en los momentos oportunos a pesar de no venir a cuento alguno como cuando va a vomitar en la taza del váter cambiando repentinamente de opinión, siendo la única que se percata de los problemas familiares cuyo deseo para huir de la depresión es volver a México.

Liliana Torres consigue que el espectador se identifique con la situación, pero se queda solamente en eso, una dirección plana con un guión flojo llegando a la confusión sin explicar muy bien la situación de los personajes llegando hasta el ridículo con unos actores nada creíbles a excepción de Nuria Gago, que logra levantar ella sola la película con dificultades. Otro director arriesgado sin llegar a ser profesional teniendo una visión desde otra perspectiva podría hacerla mucho mejor.

2_estrellas