los_inocentes_3_zpsd2a1c57a

Otro año más, vuelven los alumnos de la ESCAC con su proyecto de final de curso tras Puzzled love, una irregular historia de amor firmada por 13 jóvenes directores. Que esta película fuera irregular era lo lógico. Si a veces ya es difícil encontrar el equilibrio con 2 o 3 directores, cuando la lista se incrementa hasta 13 es evidente que la complicación es mayor. Probablemente, por esta razón optaron por dividir esta historia de amor en un puzle de varios capítulos, dirigidos cada uno por un director diferente. O en otras palabras, adaptaron la fórmula de películas como Paris, je t’aime y compusieron esta obra por capítulos con la diferencia que éstos tenían la historia de amor como nexo común. Esta partición consiguió salvar los problemas iniciales de ritmo y equilibrio y la irregularidad se derivaba más de algún fragmento concreto que no del global de la película.

Con Los inocentes han optado por una fórmula diferente y más arriesgada. Ahora han sido 12 directores diferentes trabajando sobre un mismo fragmento de 70 minutos. Si Puzzled love ya contenía momentos de irregularidad, en Los inocentes se ven agravados por una única línea argumental. Una película demasiado impersonal y ausente de atmósfera en la que todo pasa de prisa y corriendo. Impaciente como alguien que guarda un secreto sin saber hacerlo, el equipo no prepara el terreno para cuando se desarrolle la trama y empiecen a sucederse las muertes. Simplemente, unos chicos llegan a un sitio y empiezan a ocurrir cosas, sin subtexto ni subtramas interesantes. Tanta impaciencia ha derivado en una película fría, distante, que no asusta ni emociona ni te hace reír cuando debería. Una lástima que sea tan superficial, porque técnicamente es impecable.

los-inocentes

Los inocentes se encuadra en la categoría de películas de terror que toman una fecha señalada y la convierten en una pesadilla, como Halloween o Un San Valentín sangriento, solo que ellos toman el 28 de diciembre para rellenarlo con un montón de bromas mortales. Pero viendo el desarrollo de la película, tanto podrían haber escogido el 28 de diciembre como cualquier otra fecha, apenas se menciona que es el día de los inocentes salvo en el prólogo y en algún otro momento durante la película. Además, les ha quedado como una mala imitación de Viernes 13 mezclada con The collector. Quedan claros los referentes, pero ha faltado saber tomar distancia.

Además, las películas de terror juvenil están muy vistas y al final parecen cortadas todas por el mismo patrón. Personajes adolescentes e inmaduros, una casa perdida en medio de un bosque, un slasher misterioso que se los va cargando a todos durante la noche… Detalles de los que se ha abusado en exceso y que en Los inocentes juegan muy en contra de la película por su obviedad y hasta por su antipatía. Algunos de los personajes son tan increíblemente odiosos que prefieres que mueran pronto para no aguantarlos más antes de que se salven. Un conjunto de tópicos, viejos conocidos para los fans del género, sobre todo para los fans de Viernes 13 que ya sabrán cómo termina incluso antes de completar la primera mitad de la película. Al final, Los inocentes  no deja de ser la película de un grupo de jóvenes, fans del género, que han querido demostrar que pueden rodar el terror igual que lo hicieron sus referentes. Lástima que no aporta nada nuevo. Tanto es así, que ha quedado en un frío reparto de sangre, bromas macabras y tetas gratuitas frustrante por lo obvio de su juego. Insisto, es una pena que una película impecable en el apartado técnico no haya tenido un guión dispuesto a arriesgarse. 

1_estrella