foto-sullivan-stapleton-en-300-el-origen-de-un-imperio-de-themistocles-2-967

Era de esperar que el spin-off de 300 diera de qué hablar respecto a su recaudación en taquilla la semana de su estreno. La nueva película de Noam Murro se ha coronado como el estreno más prolífico de la semana en los Estados Unidos recaudando más de 45 millones de dólares, un auténtico pelotazo. 300: El origen de un impero vuelve a narrar las aventuras basadas en el cómic de Frank Miller sobre las batallas entre griegos y persas. El estreno más potente de la semana pasada, Non-Stop de Jaume Collet-Serrá, ha recaudado poco más de 15 millones de dólares, la mitad respecto a su fin de semana de estreno. 

Tampoco puede quejarse de hacer un buen fin de semana de estreno Las aventuras de Peabody y Sherman. La nueva cinta de animación de Dreamworks se ha colado en el segundo escalafón de la lista cosechado 32,5 millones de dólares. Una muy buena cifra para la película de Rob Minkoff, que está llamada a ser una de las películas de animación más a tener en cuenta en 2014. Y es que la animación parece estar en auge respecto a la taquilla, pues tanto Frozen como La LEGO película se mantienen en el top 10 recaudando 3 y 11 millones este fin de semana, respectivamente. Es especialmente reseñable el caso de la cinta de Disney, la reciente ganadora del Oscar a la mejor película de animación sigue dando buenos rendimientos en taquilla.

El hecho de que 12 años de esclavitud fuese la gran triunfadora de la noche de los Oscar el pasado fin de semana ha hecho que escale 9 puestos respecto a la semana anterior y se coloque en el top 10 de estrenos con una recaudación superior a los 2 millones de dólares. La mejor media esta semana ha sido para El gran hotel de Budapest. La nueva película de Wes Anderson ha cosechado 800.000 dólares en su estreno proyectándose solo en 4 salas.

captured