Peabody y Sherman_sq400_s1_f317_4k_final_RGB_v3.0 (Copiar)

Podría empezar esta crítica diciendo “Érase una vez…” porque  Érase una vez el hombre, el cuerpo humano, los inventores, el espacio… Aquellas series de televisión creadas por el francés Albert Barillé, como otras muchas que van desde enfoque tan diversos a Doctor Who hasta la propia Mr. Peabody que en realidad sólo era una pequeña sección dentro de la exitosa Las aventuras de Rocky y Bullwinle (que ya tuvo una versión para la gran pantalla que es mejor olvidar) tenían una misión pedagógica y didáctica que siento que se ha perdido del todo. Quizá esté equivocado, quizá haya aún dibujos que sigan esa estela, al no tener niños cerca veo el mundo de los dibujos animados algo lejos y sin tener pleno conocimiento de él, pero desde luego es una sensación que no puedo evitar tener. Así pues, y con cierto halo de nostalgia, ver Las aventuras de Peabody y Sherman resulta una experiencia constructiva, una película que retrae al espectador a su más tierna infancia, mientras que trae a los chavales algo que realmente no conocen y que a buen seguro disfrutaran sin darse cuenta de lo que están mascando, una apasionante lección histórica escondida tras una trepidante aventura.

Rob Minkoff director de El rey león, vuelve a demostrar que es un completo genio de la animación con esta nueva película. Nos cuenta la historia de Peabody, un perro súper inteligente, ganador del premio Nobel y que es tan buen inventor como atleta, un experto en todo lo que se propone, y que tiene adoptado a un niño pequeño llamado Sherman. Esta pequeña licencia que se toma la película, puesto que en la serie Sherman era simplemente en su acompañante sin caer en lazos familiares, sirve también para dibujar una interesante crónica sobre la paternalidad y la complejidad de los padres de acercarse a sus hijos. Junto a Peabody, Sherman viajará al pasado en un máquina del tiempo con la descubrirá los cimientos que pusieron la historia. El problema llegará cuando tras una discusión en el colegio, el niño sea retado a utilizar la máquina sin la supervisión de su progenitor, así saltarán del viejo Egipto a la Italia de Leonardo Da Vinci, para acabar en la batalla de Troya buscando la solución de cómo llegar a casa y solucionar todo el embrollo que han causado.

Peabody y Sherman_sq1100_s4_f143_4k_PS_RGB_v1.3 (Copiar)

Como decía anteriormente lo más fascinante de Las aventuras de Peabody y Sherman es la perfecta conjunción de sus partes. Sin renunciar a ser una película de acción divertida, con un ritmo soberbio, trepidante y explosivo, factores imprescindibles para llamar la atención de los más pequeños. Pero mientras tanto la película aprovecha para narrar diversas hazañas históricas, que van más allá de la simple muestra de los acontecimientos, pues hay en ellos también una gran lección divulgativa en la que se explica de manera disimulada las diferencia existentes en los comportamientos entre diferentes épocas históricas. En hora y media los más pequeños descubren el comportamiento de las antiguas Egipto y Grecia, la Francia pre-revolución y los motivos que originaron esta revolución y la Italia renacentista. Es todo ameno, divertido, hasta tiene cierto punto canalla que la alejan de ese humor puramente blanco cada vez más extinto, con una fase final especialmente hilarante, que acaba redondeado un producto que se descubre junto a películas como Los Croods o Como entrenar a tu dragón como las bases que debe tomar la compañía Dreamworks para cimentar las bases de su futuro logrando, después de mucho tiempo, tener una identidad absolutamente propia con la que poder destacar al nivel de otras compañías.

Peabody y Sherman_sq1475_s118.2_f128_4k_final_RGB_v4.1 (Copiar)

Cabe destacar en la película la excelente animación de la misma, desde la excelente interpretación de Peabody al diseño de los personajes humanos, muy en la línea de la animación de los 60 con Hannah-Barbera a la cabeza. Las aventuras de Peabody y Sherman es posiblemente la mejor película del estudio Dreamworks hasta la fecha, su guión es ingenioso y divertido, Rob Minkoff orquesta a la perfección un trabajo que nos trae de vuelta la mejor faceta del director. Una película para grandes y pequeño cuya mayor virtud ya no reside en lo que cuenta, si no en la impresión dejada, en esos dibujos animados con función didáctica que no se quedan sólo en lo que cuentan, si no en las galas de aprender y conocer que imprimen sobre los más pequeño. Una gozada.

4_estrellas

Ficha técnica:

Título original: Mr. Peabody & Sherman Director: Rob Minkoff Guión: Ted Key, Craig Wright Música: Danny Elfman Distribuidora: FOX Fecha de estreno: 07/03/2014