TSN1

El año 2012 nos dejó un buen surtido de comedias generacionales para jóvenes, sobre la amistad o el amor como la brillante Las ventajas de ser un marginado, la sorprendente Frances Ha o la simpática Ruby Sparks. Este año, más huérfano, hasta ahora, de películas de esta clase, nos ha traído The Spectacular Now, una comedia dramática firmada por James Ponsoldt (Tocando fondo, Asignatura pendiente) basada en una novela de Tim Tharp y adaptada por los guionistas de (500) días juntos, Scott Neustadter y Michael H Weber.

Miles Teller es el protagonista de la película, en la que encarna a Sutter Keely, prototipo de adolescente fiestero, hedonista y vividor que, tras romper con su novia tras una noche de borrachera, conoce a la tranquila y tímida Aimee Finecky (Shailene Woodley), quizá todo lo contrario a lo que el espera de una chica y que, sin embargo, despierta interés en Sutter. Hasta aquí podría pasar por una película más de ‘chico conoce a chica’, sin embargo The Spectacular Now va un paso más allá y nos ofrece, además, un honesto retrato de la juventud.

The Spectacular Now nos habla del amor, del fin de la adolescencia, de las dudas y de la inmadurez. Y lo hace de un modo tremendamente sincero.  Y es sincero porque, gracias a una dirección muy sólida, con largos planos y unas interpretaciones, a mi juicio más que buenas (especialmente de Miles Teller) nos hacen vivir lo que ellos viven, y creérnoslo, nos hace incluso pensar “yo he vivido esto”. Es, tal vez, el gran triunfo del film, la veracidad que desprende.

TSN2

Estas impresiones se mantienen en el guion, plagado de interesantes diálogos y frases, muchas de las mejores a cargo del personaje que interpreta Miles Teller, ingenioso como pocos. Y es aquí también donde reside a mi parecer el mayor problema del film. La historia, sin ser ni mucho menos mala, carece de un conflicto más grave, o de algo que la haga distinta, algo que la eleve notablemente por encima del resto de historias de esta clase, puesto que la convencionalidad reina durante gran parte de la película (en el argumento, no en el resto de apartados) y esto nos deja con ganas de saber más sobre lo que nos han contado o incluso nos deja con la sensación de que podrían habernos contado algo distinto.

Como digo, esto no la hunde, ni muchísimo menos, pero si  la aleja de una calidad que gracias a otros apartados podría haber conseguido y es que incluso siendo cine independiente y con un bajo presupuesto (costó cerca de 2.5 millones de dólares) posee un reparto, que, aparte de ser bastante conocido, cumple estupendamente. Destacan, además de los protagonistas, Jennifer Jason Leigh (ExistenZ, Camino a la perdición), Kyle Chandler (Argo, La noche más oscura, Super 8),  y la entrañable, aunque breve, presencia de Bob Odenkirk, más conocido como el abogado Saul Goodman en Breaking Bad, y de Andre Royo, Bubbles en la serie The Wire.

A destacar también el anteriormente mencionado trabajo de dirección. Gran parte de la película está rodada con planos largos, algunos de varios minutos, que ayudan a la historia y a la interpretación de los actores por igual y nos deja una obra con personalidad y la sensación de que el director puede realizar cosas aún más interesantes en el futuro.

Es, en definitiva, un más que buen filme generacional que además gustará tanto a adolescentes como a jóvenes y gente más mayor que se sentirán, sin duda, identificados. Y también es una perfecta muestra de que con una dosis de talento y buen hacer se pueden obtener unos resultados notables y de los que no se olvidan, que permanecen en la memoria y que al recordarlos nos hacen recordar nuestros mejores momentos.

3.5_estrellas

Ficha técnica:

Título original: The Spectacular Now. Director: James Ponsoldt Guión: Scott Neustadter, Michael H Weber Música: Rob Simonsen Fotografía: Jess Hall Interpretes: Miles Teller, Shailene Woodley, Brie Larson, Jennifer Jason Leigh, Mary Elizabeth Winstead, Kyle Chandler, Masam Holden, DayoOkeniyi, NicciFaires, Bob Odenkirk, Andre Royo