Desconozco la serie Jóvenes Policías (21 Jump Street) que sirvió como pasaporte a la fama a Johnny Depp y de la que acabo renegando, pero dudo mucho que en su paso a la gran pantalla haya conservado algo más que su simplona trama, un grupo de policías infiltrados en un instituto como alumnos. Aún sin conocer la serie original si es fácil acordarse del tono de otras series policiacas de la época desde Pacific Blue a Ley y Orden y viendo un par de fragmentos por Youtube podemos darnos cuenta de que estos Jóvenes Policías iban seguían un camino bastante similar. Por suerte en su salto al cine, pasa de recuperar aquel tono que ya tiene un sabor bastante rancio y al que le cuesta funcionar como hemos visto en las adaptaciones de Los Ángeles de Charlie al cine y televisión y que a la hora de renovarse parecía dejar la única opción de convertirse en una típica y simplona cinta de acción que corría también el peligro de acabar siendo tan ridícula como S.W.A.T. la adaptación de Los Hombres de Harrelson. Pero aquí sorprendentemente la vía tomada ha sido totalmente distinta, muy radical, sorprendente pero sobre todo efectiva: Convertirse en un parodia de la propia serie a la que adapta.

En un abrazo entre el pasado y el presente, que bien podría encarnarse en las versiones televisivas y cinematográficas de la película, los protagonistas, dos torpes policías recién licenciados, tienen que volver al instituto siete años después de salir de él. Las tornas han cambiado, el popular ya no es el guapo y melenudo deportista, el héroe a admirar está en las calles, en el movimiento ocupa de Wall Street, el popular es aquel que se preocupa del medioambiente y que sueña con estudiar en una buena universidad, con una generación youtube en la que se ha erradicado la figura del deportista pasota, se encontrarán en su primera misión con el problema de un mundo que ha cambiado por completo y dónde cada uno le tocará representar un papel completamente nuevo.

Infiltrados en clase se convierte en una de las comedias más descacharrantes que nos han llegado a las salas de cine en esta primera mitad del año, hace de la parodia su razón de ser, riéndose de sí misma en todo momento, punto por el que consigue adelantar sin duda a otras comedias recientes como puede ser la saga Resacón en las Vegas o Supersalidos. Autoconsciente en todo momento de lo que no quiere ser y sabiéndose acercar a ello con el mejor chiste posible como en esa fantástica persecución por la carretera. Por supuesto que también tira por la exageración con una excelsa brillantez en ciertos momentos, como el hilarante momento en el que ambos protagonistas se deben enfrentar a los efectos de una droga, con además una fantástica estética retro que va desde los 8 pixeles hasta un surrealismo con toques Hensonianos. Y sin olvidarse de un fantástico (aunque desgraciadamente desvelado) homenaje en su clímax final que se convierte en el punto cumbre de la obra y que acaba de cerrar por completo ese abrazo entre la versión televisiva y la cinematográfica.

Podríamos tildar a Infiltrados en Clase de una grata sorpresa sin lugar a dudas, su sentido del humor avanza más allá del brutal gamberrismo impuesto en esta década por Judd Apatow y crea una mezcla electrizante con una parodia más cercana a la ZAZ o a las comedias británicas de Edward Wright, de hecho son muchas las similitudes que podemos encontrar a la cinta con Arma Fatal, que a las actuales “movies” americanas de Friedberg y Seltzer y muchísima nostalgia ochentera, con una fuente inagotable de referencias. Además ayuda mucho para disfrutarla la química derrochada por su pareja protagonista, ambos sorprendentes y radicalmente divertidos. Infiltrados en Clase es sin duda una de las comedias más divertidas y desenfrenadas del año, y desde luego será difícil verla sin acabar riendo a mandíbula batiente.

Título Original: 21 Jump Street Director: Philip Lord y Chris Miller Guión: Michael Bacall y Jonah Hill Música: Mark Mothersbaugh Fotografía: Jonah Hill, Channing Tatum, Ellie Kemper, Ice Cube, Brie Larson, Rob Riggle, DeRay Davis, Dave Franco, Jake Johnson, Johnny Depp Distribuidora: Sony Fecha de Estreno: 11/05/2012