weone_foto_galeria_2713full-z1x9weBwu89QOcK6

Este no ha sido el mejor año para el cine de animación. Es cierto que películas como The Wind Rises o Frozen: El reino de hielo han conseguido destacar por encima del resto pero en general el nivel de las apuestas animadas de 2013 ha sido bastante inferior al de otros años. Tampoco ha sido el año en el que más hayan destacado las historias originales, ya que nos hemos encontrado con más secuelas (Lluvia de albóndigas 2, Gru 2. Mi villano favorito) y precuelas (Monstruos University) que con productos ingeniosos (con excepciones como Los Croods. Una aventura prehistórica). Caminando entre dinosaurios está a medio camino entre esos dos extremos, ha conseguido innovar gracias a sus efectos visuales pero, como muchas otras, no parte de una historia original ya que está basada en la miniserie documental del mismo nombre que se emitió en BBC en 1999. Las primeras apuestas sobre qué películas animadas irían a los Oscar incluían a este largometraje pero lo cierto es que su historia y su narración están a años luz de la mayor parte de los productos que llegan a estar nominadas. La calidad visual de la producción de Barry Cook y Neil Nightingaley es incuestionable pero eso no basta para que el espectador consiga entretenerse y disfrutarla.

Barry Cook no es un novato en el mundo de la animación. En su día Cook se encargó de la dirección de proyectos como Mulan (1998) o Arthur Christmas: operación Regalo (2011) pero es evidente que en este caso el peso de la producción ha recaído sobre Neil Nightingale, director de dos miniseries sobre naturaleza emitidas por la BBC (Wild New World y Australasia salvaje). En Caminando entre dinosaurios Cook ha aportado el toque animado, a lo que se ha sacado el máximo provecho gracias al uso de la CGI, y Neightingale la perfección a la hora de recrear ese universo prehistórico. Ambos han logrado dar un equilibrio perfecto a la película ya que el punto fuerte del filme está en el apartado visual, y ahí entra en juego tanto la creación de criaturas a través de las herramientas digitales como los detalles de las facciones y del entorno. Como dato cabe mencionar que este documental animado utiliza la misma tecnología que Avatar, de ahí que James Cameron aparezca como productor.

Walking with Dinosaurs 3D nos traslada a la era Mezozoica para contarnos cómo vivían los dinosaurios. El filme se centra particularmente en la supervivencia de Patchi, un Pachyrhinosaurus que desde pequeño se encuentra en desventaja física frente al resto de las criaturas del mundo. Sin embargo, su primer amor y el enfrentamiento que mantiene con su hermano desde que salieron del cascarón, le impulsarán a enfrentarse a sus miedos y a luchar por el liderazgo del grupo.

weone_foto_galeria_2717full-9TxWsMx2P9McRsE5

Realmente poco importa de qué va Caminando entre dinosaurios. Lo verdaderamente interesante de la película es ir descubriendo de qué manera han recreado cada detalle del Cretácico. El 3D es un lujo y descubrir a través de él cómo combatían las presas y los depredadores es algo irrepetible. Los paleontólogos disfrutarán muchísimo más de esta película que el espectador medio, el que no es experto en dinosaurios, pero éste también quedará fascinado por la manera en que se cuida cada elemento y paisaje que conformaban la cinta. Las expresiones faciales, la dilatación de los ojos, los movimientos de los cuerpos, los sonidos… Gracias a las técnicas utilizadas todo eso se transmite al espectador con una verosimilitud inusitada, haciéndole llegar al espectador los propios sentimientos de los dinosaurios. En conjunto, todo el apartado visual de la película es espectacular. El problema viene de parte de la narración. Quizá este material hubiera funcionado mejor como un documental animado sin historia, quizá una simple voz en off que fuera narrando los hechos hubiera bastado. Y es que Caminando entre dinosaurios tiene tres problemas muy graves: las voces desentonan totalmente con el tipo de animación, los conflictos emocionales que plantea a través de la relación amorosa y fraternal de su protagonista no funcionan y las presentaciones de los animales fragmentan la narración hasta el punto de sacar completamente al espectador de la película. El tipo de humor que se presenta en la cinta también podría criticarse pero es más que evidente que está destinado a un público más infantil.

Caminando entre dinosaurios es un producto magnífico a nivel técnico pero su ritmo y su narración la convierten en algo realmente pesado, a veces incluso aburrido. Gustará mucho a aquellos que amen la naturaleza, porque es un pedazo de historia contado de manera muy espectacular y detallada, pero sus carencias como película son demasiado evidentes como para ensalzarla diciendo que es una de los mejores filmes animados del año. 

2.5_estrellas

 Ficha Técnica:

Título original: Walking with Dinosaurs Director: Barry Cook, Neil Nightingale Guión: John Collee, Theodore Thomas Música: Paul Leonard-Morgan Fotografía: John Brooks Distribuidora: eOne Spain Fecha de estreno: 25/12/2013