A medida que pasa el tiempo, el joven James Wan demuestra una mayor madurez en sus proyectos dentro un género donde ya pocos autores consiguen en la actualidad sorprender o asustar. Se mueve como pez en el agua en el ámbito del terror. Ya lo evidenció cuando se dio a conocer internacionalmente con la macabra Saw. Y lo ha confirmado con la reciente Expediente Warren, una historia sobre casas encantadas con mucho aroma a clásico. Wan ha pasado de mostrarnos una violencia explícita a un aspecto más psicológico, donde lo importante es comprender qué es el miedo y cómo afecta a las personas. Su nuevo proyecto es como una evolución más seria y consistente de su anterior película, Insidious, que también trataba el subgénero de las posesiones y casas encantadas. Expediente Warren absorbe el sabor del período antiguo en cuanto a la producción de cine de terror se refiere – no en vano, La mansión encantada (1963), es una de las películas favoritas del director – y la influencia se deja notar en un guión sugestivo y en una ambientación retro gracias al diseño de producción, el vestuario y la fotografía.

La película se basa en uno de los casos reales en los que participó el matrimonio Warren, una pareja de investigadores de fenómenos paranormales, que entre otros casos, investigaron también los sucesos de Amityville. Cuando la familia Perron (un matrimonio y sus cinco hijas) se mudó a un caserón antiguo y empezó a notar presencias extrañas en su hogar, los Warren se tuvieron que enfrentar a un ente demoníaco poderoso, lo cual se convirtió en uno de sus casos más complicados.

Para ponernos en situación, la película abre con un prólogo terrorífico sobre otro caso de los Warren, el de la muñeca Annabelle. Y desde este comienzo, Expediente Warren mantendrá el ritmo y la tensión. La atmósfera conseguida desde el inicio envuelve al espectador en una sensación continua de terror palpable y asfixiante pues se basa más en la concepción clásica de terror de sugestión, de suspense, de qué es el miedo a lo invisible, a lo desconocido, a aquello que se nos escapa de los límites de la razón. Resulta visualmente sugerente, con esa casa antigua llena de rincones oscuros, con un sótano aterrador, con esas historias trágicas sobre los entes que moran el lugar. Y por todo esta ambientación tan lograda, cuando por fin vemos a los fantasmas, no nos importa tanto que se recurra a los clichés propios del terror moderno. Sí, esos que incluyen una cara fea en primer plano y un consecuente aumento de la música

Para encarnar al matrimonio Warren, James Wan ha contado con una soberbia Vera Farmiga y ha repetido, tras Insidious, con Patrick Wilson. Ambos están geniales en sus roles de parapsicólogos comprometidos con su trabajo, con su faceta profesional, pero con sensibilidad ante la familia a quien deben ayudar. Pero si alguien destaca esa es Lili Taylor en su papel de madre luchadora y atormentada. Nos regala una interpretación creíble que bien podría haber caído en la estridencia si el guión no fuera tan sólido. Toda la familia se ve involucrada en los fenómenos paranormales de la casa haciendo que el espectador se meta de lleno en los agobios y malos momentos de los Perron. Como ya decíamos, el guión no ofrece prácticamente ni un sólo respiro, siempre hay algo perturbador en la pantalla y la película transmite muchos momentos de pánico al público.

Posiblemente Expediente Warren sea una de las mejores producciones de terror de los últimos años. Su respeto y admiración hacia el cine de género de antaño, ese de sensaciones terroríficas y sugestiones lóbregas, en detrimento de ese horror actual que abusa de la sangre, favorece ese salto de calidad en el género. La cuidada dirección y puesta en escena es otro punto a su favor. Así, por muchas películas de casas encantadas que haya, si sabes jugar bien tus cartas, es decir, si lo haces funcionar, es un subgénero francamente efectivo. Y James Wan ha sabido cómo hacerlo.

Título Original: The Conjuring (The Warren files) Director: James Wan Guión: Chad Hayes, Carey Hayes Fotografía: John R. Leonetti  Música: Joseph BisharaIntérpretes:  Vera Farmiga, Patrick Wilson, Lili Taylor, Joey King, Ron Livingston, Mackenzie Foy, Shanley Caswell, Hayley McFarland, Sterling Jerins, Shannon Kook Distribuidora: WarnerFecha de Estreno: 19/07/2013