¿Cómo sería la adolescencia real de Hannah Montana? Si alguna vez os habéis hecho esta pregunta, LOL podría ser una buena respuesta. Hannah… perdón, Miley Cyrus interpreta a Lola, una adolescente revolucionada por sus hormonas, extremadamente mimada, repelente y con ganas de ser más mayor de lo que realmente es. El clásico retrato de la joventud actual, más preocupada por tener un teléfono de última tecnología, el sexo o estar de fiesta con los amigos.

Lola lo acaba de dejar con su noviete, a quien corresponde con una falsa infidelidad al confesarle éste que tuvo algo con una chica durante unos campamentos. A partir de aquí, intenta tener una relación con otro chico, amigo de su ex-rollete e integrante de la misma banda de música. (Afortunadamente, en esta película a Miley no le da por cantar.) ¿Pero qué le pasa cuando parece que las cosas con este chico empiezan a funcionar? Pues que lo ve en el lavabo relacionándose con otra chica de manera muy muy amistosa. Al menos esto es lo que ella cree gracias a un cutre y facilón McGuffin en forma de bolso de imitación.

Toda esta mentira le sirve a la directora para justificar la fragilidad en las relaciones de la juventud, cada vez más líquidas que diría algún fan de Bauman. Lo que ayer parecía una relación sólida, hoy se desmorona con suma facilidad gracias al gesto más simple. Una conclusión bastante obvia y excesivamente masticada, incluso para una película como esta. En todo esto, también juega un papel importante la madre de Lola, una Demi Moore que está de paso, más preocupada en poner su nombre en el cartel que en su actuación. Tira de rentas para crear un personaje plano, artificial y convencional de una madre soltera que busca reencontrar al hombre de su vida. Otro tópico más al saco.

El problema principal de LOL es que Lisa Azuelos se ha conformado con una historia muy básica, cuyo máximo interés recae sólo en la pareja protagonista a quienes parece no haber puesto mucho interés en dirigir. Nada de lo que vemos en LOL es nuevo, son fragmentos de películas pasadas formando un pesado collage que no aporta nada nuevo. Una película adolescente más que sólo se aprovecha del boom Miley Cyrus para tratar de acercar a su público a las salas. Veremos si lo consigue.

Título Original: Warm Bodies Director: Jonathan Levine Guión: Jonathan Levine Música: Marco Beltrami, Buck Sanders Fotografía: Javier Aguirresarobe Interpretes: Nicholas Hoult, Teresa Palmer, John Malkovich, Rob Corddry, Analeigh Tipton, Dave Franco, Cory Hardrict Distribuidora: eOne Fecha de Estreno: 19/04/2013