Hay un dicho que dice que no conoces de lo que eres capaz hasta que te ves en una situación realmente extrema. Bajo este dicho popular se basa la premisa del nuevo film de David Victori, una película (que afortunadamente) tiene una factura y sobre todo un guión mucho mejor y menos ambicioso que su artificiosa ópera prima El pacto (2018).

No matarás es un interesante ejercicio de thriller frenético que funciona gracias a no querer ir más allá de su evidente premisa. Dani (Mario Casas) es el típico buen chico, un abnegado hijo que se ha pasado los últimos años cuidando de su padre enfermo. Cuando el calvario acaba, su padre fallece tras una larga enfermedad y justo antes de dar un necesario giro a su vida, conoce a una enigmática chica que en apenas una noche logrará poner patas arriba su vida para siempre.

David Victori presenta así las claves para su asfixiante y urbana nueva versión del clásico juego del gato y el ratón, en el que un inmenso Mario Casas interpreta el papel del ratón corriendo de un lado para otro en la noche barcelonesa y haciendo todo lo que está en su mano para sobrevivir. Puede resultar una frase ligeramente manida, pero sabes que estás viendo una excelente interpretación cuando por más que te esfuerces te es imposible imaginar a otro actor mejor para interpretar ese papel. Esto es lo que ocurre con Mario Casas, su impecable dedicación y entrega para interpretar a Dani, da como resultado la que es posiblemente la mejor interpretación de su carrera y sin duda alguna la mejor que se haya visto en el cine español este año. Sus cuentas pendientes con la Academia deberían saldarse este año, de no ser así estaríamos ante una de las mayores injusticias en el historial de nuestros premios Goya.

La nueva y muy entretenida película de Victori pide a gritos que vuelvas a una sala de cine y en sus trepidantes 92 m se esfuerza en demostrar porqué una sala de cine es el mejor sitio para disfrutar de una película. No matarás tiene una primera mitad realmente portentosa en la que te atrapa y capta muy bien tu atención. Su segunda mitad se vuelve algo más inverosímil, pero igualmente se las apaña para jugar bien sus cartas y arrastrarte a una vertiginosa espiral de violencia explícita en la que pese a sus evidentes intenciones, sabe jugar bien sus cartas hasta su impactante y sensacional plano final.

A un magnífico Mario Casas le acompañan también las no menos estupendas Milena Smit y Elisabeth Larena en los papeles de tentación y apoyo incondicional del protagonista respectivamente. Algo que evidencia lo mucho que ha crecido como director David Victori en estos dos últimos años. Aquí demuestra una gran soltura para filmar una pequeña y trepidante película en la que el ritmo juega un papel fundamental y en la que quizá la peor parte de su trabajo se la lleva un guión co-escrito por él mismo y Jordi Vallejo (con quien también firmó el guión de El pacto) que vuelve a pecar de ser demasiado literal en algunos momentos, pero que (sospecho) le ha venido francamente bien la nueva incorporación de Clara Viola, dado que la unión de los tres ha dado como resultado algo mucho más encomiable en comparación con El pacto.

No matarás es el intento de Victori de traer la esencia de Con la muerte en los talones (Alfred Hitchcock, 1959) al extrarradio barcelonés y la subcultura urbana y sorprendentemente salva bastante bien los muebles. Un asfixiante y excesivo thriller que te mantendrá en vilo todo el tiempo y que ya solo por disfrutar de la interpretación de Mario Casas bien vale el precio de la entrada.

Título original: No matarás  Director:  David Victori Guión:  Jordi Vallejo, David Victori, Clara Viola Música: Adrian Foulkes, Federico Jusid Fotografía: Elías M. Félix Reparto:  Mario Casas, Milena Smit, Joaquín Caserza, Victor Solé, Elisabeth Larena, Fernando Valdivieso, Albert Green, Andreu Kreutzer Distribuidora: Filmax Fecha de estreno:  16/10/2020