Según ha adelantado Variety, el director de cine Joel Schumacher ha fallecido en Nueva York a los 80 años de edad debido a una larga lucha contra el cáncer.

La carrera de Schumacher era variada y polivalente, recordada por ser el causante de las dos peores entregas de Batman como son Batman Forever y Batman y Robin. Pero sí tiene otras que son más interesantes como la película de vampiros Jóvenes ocultos, las adaptaciones de John Grisham como El cliente y Tiempo de matar, la entretenida Última llamada y Un día de furia, película donde criticaba la sociedad moderna.

También hacía sus labores como diseñador, trabajando para Woody Allen en Interiores y El dormilón.

Desde La Cabecita deseamos a Joel Schumacher que DEP.