Rod Taylor

El intérprete australiano Rod Taylor falleció el pasado miércoles en su casa de Los Ángeles a los 84 años. La familia ha sido la que ha informado hoy a la prensa de este hecho, diciendo que Taylor murió en su domicilio rodeado de su familia.

Rod Taylor de mudó pronto de Australia, donde comenzó su carrera a Estados Unidos, tratando de buscar el estrellato. Ya en los años 50 estuvo presente en películas como Gigante de George Stevens, Banquete de boda de Richard Brooks, El árbol de la vida de Edward Dmytryk o Mesas separadas de Delbert Mann.

Pero el gran papel de su vida llegó en 1960, fue entonces cuando protagonizó la película que le lanzaría definitivamente a la fama, la celebrada El tiempo en sus manos de George Pal, adaptación de la famosa novela de H.G. Wells La máquina del tiempo.

En 1963 interpretó el que sería el papel más recordado de su carrera, al protagonista de Los pájaros de Alfred Hitchcock, en la que compartía cartel con la entonces debutante Tippi Hedren.

Dos años después estaría apunto de trabajar con John Ford en El soñador rebelde, pero por motivos de salud el director no pudo completar la película. De esta época le son recordados filmes como Intriga en el gran hotel de Richard Quine, Chuka de Gordon Douglas o sobre todo Zabriskie Point de Michelangelo Antonioni.

Ladrones de trenes de Burt Kennedy fue su último papel de relevancia en el cine en 1973 y poco a poco su estrella se fue apagando hasta los años 80 donde volvió a conseguir la fama que había perdido gracias a la televisión en series como Mascarada y Falcon Crest.

Quentin Tarantino fue quién recuperó a Rod Taylor para el cine en 2009, dándole un pequeño papel en Malditos bastardos, en la que el actor interpretaba al Primer ministro británico Wiston Churchill. Éste acabaría siendo el último trabajo de Taylor en el cine.