Después de casi cinco mil millones de dólares recaudados a lo largo de ocho películas, la franquicia Fast & Furious presenta el primer capítulo independiente de la saga, con Dwayne Johnson y Jason Statham en sus papeles habituales como Luke Hobbs y Deckard Shaw en FAST & FURIOUS: HOBBS & SHAW.

La película está dirigida por David Leitch (Deadpool 2) a partir de un guion de Chris Morgan, el habitual arquitecto narrativo de la saga, y producida por Chris Morgan, Dwayne Johnson, Jason Statham e Hiram Garcia. La producción ejecutiva corre a cargo de Kelly McCormick, Dany Garcia, Steven Chasman, Ethan Smith y Ainsley Davies.