La cosecha de los Oscars de 2019 no está siendo precisamente la de mayor calidad de los últimos años, ha sido casi más comentada por sus destacadas ausencias y por el descaro de la Academia al incluir cintas claramente mainstream que otra cosa. Pero es cierto que si no fuese por los Oscars probablemente una joya como ¿Podrás perdonarme algún día? hubiese pasado desapercibida para muchos. Afortunadamente no ha sido así y la pequeña película de Marielle Heller ha cautivado tanto a académicos como a críticos gracias a ser una obra de una transparencia, humanidad y sencillez brutal.

Para su segunda incursión en la dirección, la actriz teatral y ahora reconvertida en directora Marielle Heller ha llevado a la gran pantalla la historia real de la biógrafa Lee Israel, quien tuvo que hacer lo imposible para sobrevivir a principio de los 90 cuando nadie quería publicarle ningún trabajo debido principalmente a su abandonado aspecto y a sus pésimas habilidades sociales. Algo que se personifica maravillosamente gracias al talento de una brutal Melissa McCarthy que está impresionante dando voz y alma a uno de los personajes más apasionantes en lo que va de año. El complejo personaje de Lee Israel, una mujer con un físico alejado de los cánones de belleza de la mayoría, alcohólica, homosexual y con la única compañía de un anciano gato, encuentra la forma de sobrevivir falsificando cartas emblemáticas de célebres autores para coleccionistas adinerados. Un negocio que durante un tiempo le sale redondo gracias a su habilidad para capturar la esencia y el alma del autor. Algo que además de transferir los límites de la legalidad evidenciaba su innegable talento para la narrativa.

 

Paradójicamente ¿Podrás perdonarme algún día? recibe este nombre como homenaje a las memorias de la propia Lee Israel, en la que se basa la película y que hace referencia a la carta falsificada por la autora que se le atribuyó a la escritora y poetisa Dorothy Parker. Una carta que según muchos debía ser auténtica porque nadie en el mundo era capaz de capturar la esencia de la propia Parker de esa manera. Un hecho que es donde radica la capacidad de su directora para hacernos conectar con un personaje que a priori nos caería mal de todas a todas y que inesperadamente se te agarra por dentro y conecta con tu “yo” interior.

En medio de esta espiral de ilegalidad, melancolía y narrativa, y a medida que descubrimos lo sorprendentemente carismática personalidad de Lee Israel, se afianza su amistad con otro peculiar personaje interpretado por un brillante Richard E. Grant, con quien después de todo mantiene una amistad que se podría entender como una historia de amor entre dos seres homosexuales y marginales, que encuentran apoyo el uno en el otro mientras esperan a que el mundo les de espacio para vivir sus vidas. Una circunstancia que Marie Heller aprovecha para filmar un retrato de la realidad social del Nueva York de los 90 a través de sus protagonistas guiando el relato, sin perder el foco de atención en las circunstancias del increíble personaje de Lee Israel.

 

¿Podrás perdonarme algún día? es una de esas cintas que te ganan y te llegan desde la sencillez y la honestidad. No muestra ningún artificio cinematográfico a destacar, ni tan siquiera un ejercicio de dirección notable más allá de lo habitual, pero es que tampoco lo necesita. Es una película tan sincera con su espectador que solo trata de narrar los hechos desde el punto de vista de su protagonista sin juzgarla y sin compadecerla, solo trata de capturar el alma del personaje a través de un cuidado y precioso guión muy merecidamente nominado al Oscar al mejor guión adaptado, protagonizado por la que es sin duda una de las parejas más carismáticas y particulares del cine del 2019.

Título original: Can You Ever Forgive Me? Director: Marielle Heller Guión: Nicole Holofcener, Jeff Whitty  Música: Nate Heller Fotografía: Brandon Trost Reparto:  Melissa McCarthy, Richard E. Grant, Julie Ann Emery, Jane Curtin,Anna Deavere Smith, Marc Evan Jackson, Dolly Wells, Christian Navarro Distribuidora: 20th Century Fox