Es imposible abordar esta crítica sin empezar por aludir a que estamos atravesando la Tercera y muy necesaria Ola del Feminismo. Hemos crecido asistiendo a diversas películas y géneros en los que habitualmente los protagonistas eran los hombres, algo que hasta hace apenas unos años hacía imposible pensar en la idea de ver comedias (gamberras o puramente cómicas y no románticas o con interés amoroso como motor argumental) protagonizadas por mujeres. Por este motivo pudimos asistir orgullosos y muy aliviados, al cine del maestro de la comedia contemporánea Paul Feig, en el que por fin se le daba el protagonismo merecido a las mujeres dentro de un género hasta el momento dominado por hombres.

Gracias a La boda de mi mejor amiga (2011), Cuerpos Especiales (2013), Espías (2015) y a la injustamente vilipendiada nueva versión de Cazafantamas (2016), (todas del señor Feig), pudimos acercarnos al punto de vista del tan necesario e inteligente humor femenino. Por este motivo antes de empezar mi crítica, tenía que dar la reverenda mención que merecía al cine de Paul Feig, porque sin él y sin su necesario cine de humor, no hubiese existido nunca una película tan divertida y recomendable como es Una noche fuera de control.

Por supuesto ¿cómo si no? este film está dirigido y co-escrito por una mujer, (es injusto considerar que salvo excepciones, una película así tendría que ser llevada a cabo por una mujer, pero lamentablemente así son las cosas). Una noche fuera de control es la nueva respuesta femenina a la saga de Resacón en Las Vegas y a un sin fin de comedias soeces protagonizadas por hombres heterosexuales, alcohol, drogas, strippers y un amplio etcétera que probablemente incluya un buen repertorio de masturbaciones grupales y ecos de partidos de fútbol de fondo.

Probablemente al ver el trailer (si aún no lo habéis visto, no lo veáis), todos o prácticamente todos hayáis recordado aquella atrevida comedia negra de finales de los ‘90 de Peter Berg titulada Very Bad Things, que tuvo su escandaloso estreno mundial dentro de la Sección Oficial a concurso de Festival Internacional de cine de San Sebastián. Es lógico pensar en este referente cinematográfico para hacer unas (hasta cierto punto) lógicas comparaciones, pero la cinta de Lucia Aniello evidentemente va mucho más allá.

Una noche fuera de control es una descarada y muy, muy gamberra comedia capaz de llevar a buen puerto una sucesión de inteligentes gags con unos elementos propios de la mejor comedia, pero aportando un nuevo aire fresco y percepción de la realidad femenina de la nueva era contemporánea, plagada de alocadas referencias culturales a películas como El ciempiés humano (2009) o la serie Orange is the New Black.

Una comedia femenina que puede contener elementos que recuerden a la genial comedia de Jon Lucas y Scott Moore artífices de Malas Madres, o a series expertas en materia tales como Sexo en Nueva York de Michael Patrick King o Girls de Lena Dunham, pero que dejando el postureo y la creciente moda hipster de lado, su directora es capaz de innovar a la hora de retratar las neuras, inseguridades  y problemas propios de la edad y de las amistades, con una sensibilidad y habilidad únicas.

La premisa original en la que un grupo de amigas de la universidad se reúnen un fin de semana en Miami para celebrar la despedida de soltera de una de ellas y de cómo esto dará lugar a la accidental muerte de un stripper, sirve como elemento catalizador para recrear una serie de alocadas e inverosímiles situaciones que funcionan cojonudamente. El film se suma uno de sus mejores tantos con un reparto capitaneado por una desternillante Scarlett Johansson y acompañada por dos de las divertidísimas estrellas de la inigualable serie Saturday Night Live como son Kate McKinnon y Jillian Bell, muy bien acompañadas por Zoë Kravitz y un buen par de cameos sorpresa (y que no os quiero desvelar) que son un absoluto regalo.

Una noche fuera de control se convierte en una película absolutamente delirante y divertida que dignifica la comedia femenina. Una película perfectamente recomendable para pasar un sensacional rato entre amigas y amigos, compartiendo carcajadas y palomitas que sirven de excusa para recordarnos que cuando se refiere a la mala baba y a saber hacer reír, las mujeres son las mejores.

Título original: Rough Night Director: Lucia Aniello Guión: Lucia Aniello, Paul W. Downs Música: Dominic Lewis Fotografía: Sean Porter Reparto:  Scarlett Johansson, Kate McKinnon, Zoë Kravitz, Jillian Bell, Ilana Glazer,Demi Moore, Enrique Murciano, Colton Haynes, Ty Burrell, Dean Winters,Ryan Cooper Distribuidora: Sony Pictures Fecha de estreno:  21/07/2017