5720_TP_00061R

Han pasado ya 18 años desde que (el por entonces genio) nos regaló uno de los mejores thrillers de todos los tiempos: El Sexto Sentido (1999), film que le otorgaría un enorme y muy merecido éxito, además del apelativo (también muy merecido) de nuevo maestro del suspense. Un inesperado éxito que acarreó consigo la imposibilidad para su director de volver a estar a la altura. Motivo por el que hoy estamos de enhorabuena, porque la última película escrita y dirigida por M. Night Shayamalan, supone su esperadísimo regreso al buen cine…y por supuesto a casa.

Tras excelentes thrillers como El Protegido (2000) o Señales (2002), Shayamalan intentó fallidamente rememorar su particular forma de lograr un suspense único y tenebroso que nace de lo desconocido en títulos que solo supondrían un tremendo varapalo detrás de otro de crítica y público. Hasta el año pasado que nos trajo La Visita, en la que realizó un hámago de ser capaz de volver a eso que un día lo hizo especial. Ahora todo aquello que antes dominaba como nadie, vuelve a estar presente en Múltiple, film en el que su atmósfera tenebrosa está al servicio de un humor negro y brillante que conforman una enrevesada y tremendamente entretenida película, que comienza y acaba con un ritmo y tensión apabullantes.

5720_TP_00008R

Múltiple es un macabro juego en torno a la figura de Kevin (un macabro James McAvoy, que en su puñetera vida ha estado mejor), un joven que tiene diagnosticado un trastorno múltiple que engloba a 23 personalidades muy distintas e inestables y a una nueva realmente peligrosa, que está a punto de florecer. Estos sensacionales elementos suponen, además de un auténtico caramelo para su protagonista, una excusa perfecta para tejer una telaraña de aristas emocionales que tocan cada uno de los personajes que Kevin encierra y en la que al igual que sus tres jóvenes prisioneras, caemos totalmente atrapados.

Shayamalan demuestra con este trabajo estar de nuevo en plena forma y con intención de volver a esos orígenes que desde entonces nadie ha sido capaz de emular. Y es que hacer que una película gire en torno a un trastorno múltiple de personalidad es cierto que no es nada nuevo, ni mucho menos original, ya lo vimos en la curiosa Identidad de James Mangold (2003) y la divertidísima y arrabalera (siempre en el mejor sentido de la palabra) Nunca Hables con Extraños de Peter Hall (1995), en la que Rebeca de Mornay jugaba a despistar con sus personalidades igual que McAvoy. Pero lo que hace realmente especial a Múltiple, es la capacidad de su director para conformar una trama aparentemente común, en un complejo ejercicio psicológico que por momentos logra la esencia de ese terror que llega a helarte la sangre.

Split

Una reactualización perfecta y contemporánea del mejor cine de suspense que combina la esencia del cine clásico de terror con el concepto del nuevo thriller. Un film que arriesga y acierta y que contiene unos inesperados giros “muy marca de la casa”, así como un recordatorio (en mayúscula y fluorescente) de aquello que decía el gran maestro Alfred Hitchcock: “no dejéis que os cuenten el final”.

Porque todo lo que aquí ocurre supone una clara advertencia: ¡preparaos! … que el genio vuelve a casa.

4_estrellas

Título original: Split Director: M. Night Shyamalan Guión: M. Night Shyamalan Música: West Dylan Thordson Fotografía: Michael Gioulakis Reparto:   James McAvoy, Anya Taylor Joy, Betty Buckley, Brad William Henke, Haley Lu Richardson, Sterling K. Brown Distribuidora: Universal Pictures Fecha de estreno:  27/01/2017