null

El debut en el cine del australiano Garth Davis es portentoso y precioso. Empiezo así de fuerte ya, porque pese a que año tras año en la temporada de premios se estrenan muchos filmes “por y para ser considerado en los Oscars”, pocos son los que resultan finalistas por méritos propios y no por ser como se suele decir “una película academicista”. Lion es una propuesta original y sensacional en su desarrollo fílmico, siendo por encima de todo una historia tan básica y simple como grandiosa.

El film narra la historia de Saroo Brierley,  un niño pobre que con tan sólo cinco años se perdió en las calles de Calcuta, a miles de kilómetros de casa. Tras un largo y triste viaje acabó siendo adoptado y salvado por una  entrañable pareja australiana. Veinticinco años después, con la única ayuda de Google Earth, Saroo intentará encontrar a su familia biológica para tratar de poner fin a las incesantes llamadas que noche tras noche, rondan y atormentan su existencia.

null

La película está planteada en dos acertadas y ejemplares partes. Ambas igualmente devastadoras emotivamente hablando y mágicas. La primera narra los hechos de Sarro niño y de cómo se pierde y llega hasta los brazos de su abnegada madre adoptiva, mientras que la segunda parte aborda el proceso de madurez psicológica del personaje del joven y de lo que tiene que hacer este para poder empezar a disfrutar nuevamente de la vida, haciendo uso de unos flashcback que recuperan unos pasajes de su infancia que ni Sarro adulto, ni nosotros conocíamos.

La genialidad de la película recae en la forma que su director tiene para narrar unos hechos profundamente dolorosos dotándolos de un increíble amor y positividad que convierten al film en un triunfo absoluto y en una de las películas más emotivas, preciosas y descarnadas que haya visto en mucho tiempo.

null

Una película que recrea unos hechos reales que ilustran la increíble grandeza y generosidad de algunas personas, que te hará recobrar la  fe en la humanidad.

Con una fotografía exquisita de unos salvajes y vírgenes paisajes hindúes y una fotografía tremendamente inspiradora, junto con unas interpretaciones magistrales de un Dev Patel descarnado e inmenso y una Nicole Kidman que está sin lugar a ninguna duda en una de las mejores interpretaciones de toda su formidable carrera. 

null

Lion es el legado cinematográfico de una de las mejores y más auténticas historias de amor que hayamos visto: la de una madre y un hijo. El único amor que es por sangre y por nacimiento, recíproco hasta el final.

Una opera prima con la que su director Garth Davis consigue  regalar un film inolvidable, honesto y emotivo,  sin necesidad de recurrir en ningún momento eso tan facilón y obvio de la “pornografía emocional”. Este no es el caso de Lion, esta película es así de bonita por méritos propios y no por provocar al espectador a llorar hasta perder el sentido.

4_estrellas

Título original: Lion Director: Garth Davis Guión: Luke Davies Música: Volker Bertelmann, Dustin O’Halloran Fotografía: Greig Fraser Reparto:   Dev Patel, Sunny Pawar, Nicole Kidman, Rooney Mara, David Wenham,Nawazuddin Siddiqui, Tannishtha Chatterjee, Deepti Naval, Priyanka Bose, Divian Ladwa Distribuidora: Diamond Films Fecha de estreno:  27/01/2017